Leyenda del Rey Lobo

Detalle de una noria bajo medieval conservada en Albarracín

Detalle de una noria bajo medieval conservada en Albarracín

Con el nombre del Rey Lobo era conocido Muhammad Ben Mardanis, uno de los personajes más influyentes del siglo XII, sobre todo en tierras aragonesas, valencianas y murcianas.
Cuentan que en cierta ocasión se encontraba descansando en la Ciudad de Albarracín mientras sus capitanes preparaban la expedición contra Valencia y Murcia. Cuando estuvo todo preparado le avisaron que podía partir hacia levante. No obstante, la noticia perturbo al monarca hasta el punto de adueñarse de su persona una amarga tristeza, cosa que a todas luces, parece increíble en un soldado tan rudo, como Lobo, curtido en mil batallas. La causa era tener que abandonar la ciudad de Albarracín, donde se encontraba su esposa Doña Alba, distinguida y hermosa mujer, a la que amaba con pasión…..
(Del libro: Mitos, leyendas y narraciones de Teruel. 2014.)
A partir de septiembre el Postillón va a recorrer pueblos y pedanías de Murcia contando historias ambientadas en la época de Alfonso X, más o menos.

Antonete Gálvez en Lorca

 27 de julio de 1873
A continuación insertamos la proclama que el Sr. Gálvez Arce ha dirigido al pueblo de Lorca.
Dice así:
LORQUINOS: Ha llegado a mí noticia que con fines que fácilmente comprenderéis, me presento en vuestra ciudad para cometer toda clase de sacrilegios con vuestras imágenes y otros actos vandálicos.
Mi conducta es bien conocida de todos los españoles y nadie me excederá seguramente en el amor y cariño a mis concuidadanos y el respeto a todos los intereses fundamentales de la sociedad.
Mi misión es de paz, de amistad, de unión y de concordia. Todos los pueblos del Cantón Murciano y otros que no pertenecen a la provincia, se apresuran a unirse con sus antiguos hermanos. Sólo vosotros, inducidos por fatales preocupaciones, rechazáis esta salvadora unión.
Lorquinos: Todos somos hermanos, amantes hijos de esta noble provincia, vosotros como nosotros estamos dispuestos a sacrificarnos por su prosperidad y grandeza. Todos pensamos que su completa autonomía, económica y administrativa ha de hacer este prodigioso cambio abriendo las casi agotadas fuentes de su riqueza. ¿En qué, pues, podemos disentir? En nada. La Asamblea Constituyente ha decretado la República Federal como forma de gobierno y al establecer nosotros nuestro Cantón, dentro estamos de este acuerdo.
No somos separatistas como con dañada intención se propaga; somos entusiastas hijos de la Noble España y dispuestos estamos a dar la última gota de nuestra sangre por mantener cubierta la gloriosa enseña de nuestra Nacionalidad.
Lorquinos: Antonio Gálvez va a vosotros con los brazos abiertos ¿le recibiréis vosotros con la punta de vuestras ballonetas? No lo espero. El que ha sido respetado por los Prusianos no puede ser mal recibido por sus hermanos de Lorca.
Lorquinos: Mi lealtad me dice que me recibiréis al grito de ¡Viva la República Democrática Federal! ¡Viva el Cantón Murciano!
Y yo digo con toda la efusión de mi alma: ¡Vivan nuestros hermanos de Lorca!
Murcia 24 de julio de 1873, Antonio Gálvez Arce.

 anuncio-a-lorca

Ritos festivos: los toros

 

Cartel de Alfonso del Moral

Cartel de Alfonso del Moral

Todos los grupos festivos que se mueven en torno a la organización de cualquier evento marcado por el calendario son similares, en lo general, y muy especiales en lo particular. Uno tiene la suerte de conocer a muchas personas que se integran en esos grupos cuando llegan las fechas señaladas, y poder asistir a las primeras manifestaciones del ritual sin que le hagan sentir extraño o ajeno.
Digo lo general, porque los protocolos de preparación del festejo o del rito, aunque propios de cada uno, están animados y calentados con el mismo entusiasmo, casi rigor ritual, porque todo salga lo mejor que se pueda.
Y lo particular, porque cada acontecimiento tiene sus reglas, sus normas y sus actores.
En torno a los toros, ya lo he dicho alguna vez, me siento incómodo cuando asisto a esos preparativos por mi casi total desconocimiento de muchos elementos.
Sin embargo, siempre que voy a esas cosas recibo un muy cordial recibimiento de los participantes, especialmente por parte de algunos toreros con los que, lejos de ese mundo y fuera de calendario, paso buenos ratos charlando de casi todo o de casi nada.
Y “llevando el toro a mi terreno”, ¿Qué puedo decir? Los ritos festivos forman parte de la forma de ser de los pueblos, y de paso, de la historia del ocio.
En realidad nadie ha podido reseñar cuando y por qué se organizaron los primeros festejos en torno al toro. Hay muchas interpretaciones a propósito de la fuerza y de la casta de los animales, de los ritos de paso de adolescencia a la madurez, de la necesidad de destacar de unos, o de disfrutar de un espectáculo de otros.
Dicen los que saben de esto, que los mejores tiempos del arte del toreo fueron los últimos del siglo XIX y primeros del XX. Puede ser. Por aquellos tiempos el ocio apenas ofrecía espectáculos colectivos de carácter lúdico. Estaban las procesiones y las rogativas, pero esto era otra cosa. El teatro quedaba reducido a unos escasos lugares, y a un público menor todavía. Los bailes se limitaban a los organizados con motivo de las fiestas patronales, o a los de carnaval que se hacían en locales privados.
La llegada de nuevos elementos del ritual festivo (gramófono, cinematógrafo, radiofonía, etc.) junto con la progresiva integración de la mujer en el mundo laboral motivó la aparición de otros elementos. En algunos territorios se conservaron y mantuvieron las viejas “costumbres” (ritos, rituales, tradiciones). En otros la novedad se impuso y “lo viejo” desapareció casi del todo. Contar cómo algunos políticos se sirvieron de personajes de la cultura para “reinventar” ese pasado sería muy largo….
Los antiguos ritos festivos en torno a los toros como arte, han venido quedando reducidos a unas escasas manifestaciones a lo largo del año. Los otros, organizados por seculares agrupaciones o cofradías, se agarran a “la tradición”, al “ritual”, o incluso a las “señas de identidad” para justificarlas o para prohibirlas.
En algún trabajo hemos publicado un pequeño inventario de rituales que en nuestra tierra tenían lugar (auténticas salvajadas como “toros borrachos”, “vacas enmaromadas”, “toros ciegos”, “peleas de astados contra perros”, Etc.), quizá justificados por algunos como ritos de tránsito o de paso de pubertad a adulto.
No creo que aquello fuese del agrado del todo el mundo, salvo el atractivo de un espectáculo violento en una época en que los ánimos estaban muy “calientes”, y que mucha gente iba con pistolas o con cuchillos “para autodefensa”.
Las fiestas de toros que se organizaban en plazas destinadas para ello o en otras improvisadas, suponían la garantía de los únicos momentos de diversión, de evasión y del escaso placer colectivo que había.
Y los toreros eran héroes, y los ganados bravos, y el público apasionado.
Al terminar, ya se producía la misma parte del ritual que ahora: los comentarios. ¡Que si los maestros!, ¡que si los toros!, ¡que si el presidente!

 

Parada de posta.- 1

Parada de Posta
El trabajo de los postillones era muy duro. Debían ser excelentes jinetes y disponer de los caballos más rápidos y más fuertes. El itinerario desde Murcia hasta la Corte obligaba a atravesar territorios a veces inhóspitos, a enfrentarse a bandoleros y todo tipo de adversidades. Había que llevar la posta bajo todas las condiciones climáticas, y tratar de llegar más o menos a una hora determinada. Apenas descansaban. En las paradas de posta, el relevo se hacía sin pérdida de tiempo. Había un caballo de refresco esperando y, atado a la silla un pequeño refrigerio en el que casi nunca faltaba un pequeño frasco de aguardiente. Por ello debían descansar unos días.
En las paradas de posta había siempre alguien que preguntaba por noticias y eventos, simplemente por curiosidad. Luego contaban, a su manera, lo que habían escuchado. Por ejemplo:
Asunto de estado.
Los principales responsables políticos deberían reunirse para solucionar el serio problema por el que está pasando el reino. Entre algunos importantes miembros de las sociedades se comenta esta idea, pero no llega a cuajar. El partido más votado no alcanza más de un tercio del espectro, y hay un gran recelo hacia él entre el resto por desconfiar de sus intenciones. Ha venido ocurriendo que la estructura propagandística de esa agrupación la ha colocado en la duda ante el resto. El viejo paradigma en comunicación política que propone “No decir la verdad no significa mentir” les ha funcionado, y en los pequeños lugares, una cierta apariencia de honestidad o de sinceridad suele encubrir otras intenciones. Así, los dos tercios de votantes que deberían colaborar en sacar adelante al reino, desconfían.
Para que la cosa funcionase, los partidos deberían proceder a una operación de limpieza y de madurez, comprometiéndose a cumplir lo que prometen, sin posturas de imagen, y a eliminar todo aquello que entraña sus contradicciones.

 

 

 

 

1º de julio. Año nuevo

1º de julio. Año nuevo (para El Postillón mayor)
Un amigo me ha invitado a recorrer los pueblos recogiendo canciones antiguas y tomando fotos
Otro amigo me requiere para documentar viejos molinos
Varios centros culturales han concertado charlas sobre el trabajo “Historias de Los Lugares” y sobre la vida antigua
Los archivos van a seguir abriéndome sus secretos
Probable exposición ZARWELL (fuera de Murcia, claro)
Estoy tocando la guitarra como nunca
Rosa y yo pasamos momentos extra
Buen año nuevo, creo.

ZARWELL ME REGALA UNA FOTO

160701

 

Aceñas en la huerta

30 de junio de 1739
160630 1Según los sondeos que hemos realizado, en las acequias de la huerta de Murcia llegaron a funcionar más de doscientos artefactos elevadores de agua para riego, sin contar molinos y ruedas para tornos de máquinas de torcer seda. Muchos de estos artefactos se construyeron sin permiso de la autoridad competente, ya que el enorme espacio físico de la huerta, (cuarenta kilómetros de largo por doce de ancho) sólo era vigilado por dos personas, los sobre acequieros, que debían controlar el reparto del agua (las tandas), la limpia en marzo y abril (la monda), y las construcciones o aberturas de nuevos canales de riego. Además, buena parte de los heredados (propietarios de las tierras) pertenecían a la iglesia o a comunidades religiosas, cuando no eran algunos señoríos como el Marquesado de Beniel.
aceña en Egipto

aceña en Egipto

La Aceña era el artefacto más frecuente, y se instaló abundantemente en los campos. Su origen se remonta a tiempos remotos, probablemente en territorios árabes, aunque se han documentado en países asiáticos.
El Sr Marques de Beniel, Rxºr y Comisario de la zequia Mayor de las Barreras, dixo que en virtud de la que se le confirio en Cavildo de diez de Marzo de este año sobre la pretension de Matheo Thomas, vecino de la Alcantarilla, pidiendo se le conzediese lizencia para construir una zeña para thomar agua de dhª zequia mayor a fin de dar riego a nuebe thaullas que posee en la Jurisdicczion de dhª Villa, por estar imposibilitado la de su dotacion en la Zequia de la Dava mediante haberse lebantado dhªs tierras y por las havenidas del Rio de Sangonera, pasó al examen y reconocimiento desta pretensión.
Y ha encontrado ser cierto estar de secano dhªs tierras y no poderseles dar su riego con zeña de dhª zequia de la Dava y si de la referida de las Barreras por los motibos expresados en el memorial de esta parte, y que dejando a beneficio de dhª zequia mayor el agua que tenia de su dotazion en la de la Dava, la que se introduze en la antezedente, no encuentra perjuicio en que se le conzeda dhª gracia por ser conforme a la que en el año pasado de proximo se le hizo a Dn Salvador Perez, Presvitero, por padezer sus tierras el mismo impedimento que las de esta parte, a las que estan contiguas.
Que no obstante que con el transcurso del tiempo se suelen borrar dhªs zircunstancias y en su contrabenzion resultan algunos perjuicios dignos del mayor reparo, para obiarlos combendra el que esta Ziudad acuerde que los juezes sobreazequieros traigan individual razon de todas las zeñas que se hallen en ambos lados de la huerta con separacion de las de cada heredamiento, las thaullas que riegan, los dias y oras de su consignación; y fhº, que se forme un libro en donde se anoten los titulos de la pertenencia de cada una, el qual se protocole en el Archibo donde se tenga presente, y que tambien se anoten las que nuebamente se conzediesen y que dhºs juezes de aguas zelen el gobierno de dhªs zeñas y en su contrabenzion puedan hazer las denunciaciones correspondientes. De todo lo qual da quenta para que en su intelijenzia resuelva la Ziudad lo que le pareziere combeniente.

 

Riegos de Mula

Mula. 29 de junio de 1797
160629La huerta de Mula funciona, desde hace siglos, gracias a la construcción y conservación de la acequia mayor. Esa gestión, a diferencia de otras huertas levantinas que conservan la tradición árabe, se hacía mediante el reparto de agua, adjudicándola a quienes la necesitasen abonando un canon. Esto se debe a que por diversas causas, fue preciso reconstruir la vieja acequia por parte de un grupo de propietarios, ajenos a la gestión concejil.
En el siglo XVIII este reparto se hacía en las puertas del Ayuntamiento, originándose algunas cuestiones, por la disconformidad de las partes. Así, era habitual que los regidores apelasen a la moderación y tranquilidad durante ese ritual.
Teniendo por conveniente que el concierto de las aguas de esta Villa que diariamente se haze en la entrada de estas Casas Consistoriales se execute con el devido arreglo, presidido este Acto de la autoridad correspondiente, conforme a las ordenanzas que lo gobiernan: Dixeron que devian de acordar y acordaron asista y presida diariamente al explicado Acto el referido Señor Rexidor Decano, por quien se execute con toda quietud, tranquilidad, moderacion y arreglo, y que en los casos de gravedad que ocurriesen se de cuenta a su Merzed, dhº Sr Rexente, para que se adapten (s) las devidas providencias mediante a que las ocupaciones del Juzgado no permiten la diaria asistencia al explicado concierto; y en ausencia o impedimento del dhº Señor Rexidor Decano, lo sostituia el dhº Sr Diputado Dn Felipe Sanchez, a quienes para el efecto sus Merzedes confieren su comision en forma.