41101

Las Cofradías y Hermandades del Rosario o de las Ánimas celebraban, y todavía lo siguen haciendo, oficios y responsos por sus miembros fallecidos. Como hasta tiempos muy recientes, el acceso a los cementerios era restringido, lo habitual era hacerlos en las Capillas pertenecientes a estas agrupaciones. En la actualidad los Auroros y los Animeros suelen interpretar sus salves en los cementerios a lo largo del día, y algunos hacen luego un pequeño “alboroque” o almuerzo homenaje a los difuntos.   

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 227 user reviews.

Deja un comentario