Almadraba en Cabo de Palos

161018Cartagena 18 de octubre de 1735
A mediados del siglo XVIII, La ciudad de Cartagena llegó a “calar” cuatro almadrabas, las dos históricas de La Azohía y Escombreras que eran “de subida”, y las de Cabo de Palos y de La Selitrona (s), junto al Cabo Tiñoso, que eran de “retorno”. Estas últimas se instalaban durante los meses de otoño, para aprovechar la migración de los peces hacia el sur.
En Cabo de Palos no había más que unos barracones para los elementos del resguardo del contrabando, los soldados que vivían en la antigua torre, y algunos pescadores. El pequeño fondeadero era utilizado para el descanso nocturno por las flotillas de pescadores de coral que solían acudir a esas costas durante la primavera y el verano. Según su posición esos barcos se refugiaban a veces en Portmán.
Viose en este Ayuntamiento un memorial de Dn Juan Baptª Anton, en que expresando el arrendamiento que tiene hecho de la pesca de Cavo de Palos, pide se le de lisenzia para fabricar en aquel sitio un almahasen y cuerpo de casa en que guardar la almadraba, salar el atun y residir en el tiempo de pesca.
Y entendido por esta Ciudad: Acuerda le consede dhª grasia para la referida fabrica con tal que sirba para el referido efecto y no para otro.

 

Las almadrabas de Cartagena

Cartagena, 5 de octubre de 1756
161005Uno de los gremios más antiguos de la Ciudad de Cartagena es el de los pescadores, confirmado por Fernando 3º, y probablemente heredero de los marinos árabes.
Una de sus actividades más lucrativas, y que era propia de la ciudad, era el calamento de las almadrabas de Escombreras y La Azohía durante la primavera. Algunos años se instalaron ingenios similares en Cabo de Palos, El Alamillo de Mazarrón y junto a la Isla Grosa, frente a la Manga.
Con frecuencia, los responsables de las Rentas Nacionales intentaron intervenir las cuentas de esas pesqueras sin éxito.
Ynformada esta Ciudad por el Sr Dn Alonso Espexo, su capitular y Abogado del encargo que se le hizo en Cavildo de 25 de Septiembre proximo pasado de este año, sobre la ynstancia deducida por Dn Manuel de la Riva, Comisario de Matricula de esta plaza en asumpto de almadrava de Escombreras, y en yntelixenzia cierta en que está esta Ciudad de tener el Sr Dn Francº Barrero, Yntendente Grªl del Departamento de Marina de este Puerto, copia del Rl Privilexio en que a esta referida Ciudad y a sus vezinos por el Santo y Sr Rei Dn Fernando el terzero en fhª de 16 de henero, era de 1280, que corresponde el año del nazimiento de 1242, se le hizo gracia entre otras cosas de los mares, montes y pesquerias,
Acuerda, se responda por los mismos Cavºs Comisarios que lo hizieron el antezedente al Sr Alcalde Mayor por mano de quien se hiso la ynstanzia del dhº Dn Manuel de la Riba, que en fuerza de el a estado esta Ciudad en ynmemorial pozezion de todas las pesquerias de su Jurisdizion, arrendandolas como la de Cavo de Palos y salitrona quando se calavan, haviendo tenido por uno de sus propios como oy tiene, la Pesca de la Asuhia en los 3 meses de Abril, Mayo y Junio, sin que se sepa porque se yntrodujo la compañia de Pesquera que se llama Mayor, a calar la Almadrava de Escombreras en los dhºs tres meses de Abril, mayo y Junio, entregando a esta Ciudad la mitad del pescado grueso que se mata en ella, abonando esta Ciudad a la dhª compañia 2 Rls y 7 mrs de Vn por cada arrova, repartiendo a sus vezinos la dhª mitad del pescado al mismo precio…

 

La Azohía

26 de abril de 1760.- La Azohía
La Azohía.- Vieja casa de pescadores

La Azohía.- Vieja casa de pescadores

La almadraba de La Azohía se calaba durante los meses de Abril, Mayo y Junio, y junto a esa actividad, acudían a sus inmediaciones numerosos pescadores de toda la costa oriental de Mazarrón. Otras importantes almadrabas se instalaban entre Cabo Cope y Calabardina, y en San Juan de Terreros, a las que acudían los pescadores de esas costas. Esa antigua arte de pesca suponía la presencia tanto de los propios profesionales como de sus familias. Durante los tres meses mencionados, la actividad era frenética por lo que se precisaba de cocineros, carpinteros, trajineros, y por supuesto sacerdotes para los servicios religiosos, quienes, a falta de ermita, decían misa en algún almacén o al aire libre.
En La Azohía, tanto para el transporte del pescado como de las personas se recurría a pequeñas embarcaciones que tenían su base en el barrio de Santa Lucía de Cartagena, por ser este medio el más rápido.
Cartagena.- Viose en este Ayuntamiento un memorial de Ygnacio Garzia y Sebastian Minguez, armadores y apoderados del Gremio y Compañia mayor del Pesquera desta Ciudad, en que dizen hallarse dhº Gremio con la nobedad de que las varcas que se destinan a la Pesquera de la Asohia se retiran los sabados en la tarde a esta Ciudad, no pudiendo hazer la pesca del Domingo, estimulandoles a ello el prezepto de oyr misa de que carezen en dhº sitio. Por lo que, haviendose acordado dhª Compañia con el Rdº Pe Guardian del Combento de Sn Diego de la Villa de Mazarron en que embiase un relijioso para la celebrazion de misa, no tubo efecto respecto a que el fiel de dhª pesca, de su autoridad propia y sin facultad alguna, dispuso fuere un relixioso del Convento de Sn Francº desta Ciudad (Cartagena), quien lo executo por 3 o 4 dias. Y haviendose recurrido a dhº Convento de Mazarron no bino sacerdote alguno a causa del antezedente motibo.
Lo que dhª Compañia mayor haze presente a esta Ciudad para que quede zerziorada del justo motibo que les ha movido en la retirada de dhªs varcas; con lo demas que dhº memorial contiene, suplicando a esta Ciudad se digne suspender qualquiera providenzia en el asumpto hasta tanto que se enquentra Capellan.
Y entendida, Acuerda queda en Yntelixencia de lo expuesto por dhº Pesquera y satisfecha del motibo que a ocasionado dhª falta, y que se haga saver al fiel de dhº sitio de la Asohia no emvaraze al referido gremio en que llebe a él el Capellan que elixiese para celebrazion de las misas.

 

La Azohía y la almadraba

La Azohía, 8 de julio de 1721

Almadraba en Zahara de los Atunes

La almadraba de bajada de la Azohía terminaba su trabajo a finales de junio. Durante tres meses, los pescadores se alojaban en pequeñas construcciones cerca del cabo, al pie de la torre. Probablemente este fue el origen del pequeño poblado actual. Se han registrado algunas variaciones sobre el topónimo “Azohía”: “Suía”, “Suhía”, “Zudía”, etc.
Viose en este Ayuntamiento una quenta dada por Antº Ortiz, a cuio cargo se puso la administracion de la renta y pesca de la Azudia (s), propio de esta Ziudad, en los tres meses de abril, mayo y junio proximos pasados, por la que pareze aver balido liquidamente dos mil ochozientos trienta y zinco Rls y veinte y quatro mrs.
Y entendido por esta Ciudad, Acuerda aprueba dhª quenta y libra al dhº Antº Ortiz por el trabaxo que a tenido en dhª administracion seiszientos Rls de Vn y se le haga saver que los dos mil doszientos treinta y zinco Rls y veinte y quatro Rls restantes los entregue a Dn Pedro Zapata, maiordomo de propios de esta Ciudad, de quien tome rezivo para su resguardo.

Almadraba en La Isla. Mazarrón.

Mazarrón, 18 de marzo de 1799
La producción y el consumo de salazones experimentó un enorme crecimiento a finales del Siglo XVIII. El pescado era el principal alimento, nó sólo durante la cuaresma si no a lo largo del año. En épocas de conflictos militares, con levas y movilizaciones, la salazón del atún o del bonito era muy consumida así por sus cualidades energéticas como por lo sencillo de su transporte y conservación. Por ello, se crearon nuevos caladeros para almadrabas. 
M.Y. Sr
Dn Pedro Josef Rodriguez, por si y a nombre de los demas arrendadores de la almadraba, una de las fincas de propios de esta Villa,
A V. S. con el debido respeto Dice: Que los patrones de esta matricula, aunque les consta estar calada y colocada la dhª almadraba en el sitio que llaman de la Ysla, no cesan de hacer sus pesqueras en los boles del Castellar, Playa y Bolnuevo, con notorio perjuicio de la pezca (s) de la referida almadraba, no solo por el pezcado que de ordinario sacan, sino tambien (y es lo mas) por el que auyentan con cuerdas largas y redes, mediante a la corta distancia que de estos voles ai al sitio de la Ysla.
Y siendo asi que por el arrendamiento que V. S. celebró con el exponente y demas compañeros, previno que delante de la citada almadraba no se habia de colocar otro arte que perjudicase la pezca de aquella, como parece de la primera condicion de la excritura de arriendo, por tanto:
A V. S. Suplica se sirva mandar llebar a efecto la nominada condicion por los medios que adopte mas conveniente prohiviendo la pezca ynmediatamente de los artes de arrastrar en los boles que quedan referidos, para obiar los perjuicios que diariamente se nos causan.
Lo que asi espera el suplicante de Justicia de V. S., cuia vida guarde Dios mºs años.