La Arcaina

La Arcaina, 6 de junio de 1799
La familia Arcaina estaba formada por abogados y comerciantes. A finales de siglo, con la necesidad de rentabilizar las tierras circundantes a la Ciudad y convertirlas en tierras de cultivo hizo que muchos baldíos fuesen explotados. Hasta ese momento el Llano de Las Vacas se destinaba, como su nombre indica, para que apacentase el ganado que era destinado para el consumo humano. En los dias anteriores a las fiestas de toros, las reses eran conducidas a ese sitio, junto con los cabestros, para que se recuperasen después del largo viaje que habían hecho por veredas desde Jaén, donde se compraban. Ahí no podían ser molestadas y esperaban el dia del encierro que se hacía por las calles de la Ciudad.
Viose memorial del Sr Dn Francº Borja Merano y Arcaina, Regidor, exponiendo que en el Llano nombrado de las Bacas hay una suerte de tierra inculta que no sirve de beneficio comun, y podra criarse algun arbolado en ella, y deseando panificar este terreno y que sea util, suplica al Ayuntamiento que precedidos los ynformes que estime combenientes se sirva concederle dhª suerte de tierras vajo la pension correspondiente, con lo demas que expresa. Y habiendolo oido, cometio esta instancia a los Sres Dn Antonio Fontes Abat, Dn Francº Lopez de Aguilar, Regidores, y Dn Josef Manzanares, Jurado, a quienes nombra por Comisarios, para que reconociendo el terreno que se pretende por dhº Sr Dn Francº de Borja, ynformen si de concederle la gracia que solicita resultara algun perjuicio comun o particular, con lo demas que se les ofresca para instruccion de la Ziudad y resolver lo mas conforme en el asunto.