24 de noviembre de 1747.- Catedral de Murcia
161124En los tediosos días del otoño la vida social de las Ciudades y Villas podía resultar monótona sin algunas actividades que se organizaban en algunos hogares. Entre estos y quizás por la influencia de los numerosos italianos que vivían en Murcia y Cartagena, fueron proliferando los llamados “bailes de máscaras” que eran casi un preludio del carnaval.
Para ello era indispensable contar con las agrupaciones musicales que, salvo algunas excepciones, eran las pertenecientes a las grandes Capillas eclesiásticas. Esos músicos que trabajaban con suculentos contratos, debían observar la cláusula de exclusividad.
Al ser reclamados para alguna fiesta o “sarao” eran multados por sus contratantes, pero era habitual que el organizador incluyese en la paga la suma de la multa impuesta.   

El Sr Munive, Canonigo, manifestó al Cavildo le parezia conveniente que en consecuencia a lo que tenia determinado en otras ocasiones, se les prohibiese a todos los musicos de esta Stª Yglesia, la asistencia los festines y saraos.

Y el Cavildo mando se tubiesen presentes para el siguiente ordinario los acuerdos que asi sobre este particular como en otros hay hechos acerca de los musicos y se cite para providenciar en dhº Cavildo, como tambien para si en algunos das se ha de dividir la Musica para la asistencia alguna fiesta de Yglesia quando no haze falta toda la Capilla en ella.

 

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 212 user reviews.

Cobatillas (Murcia), 28 de septiembre de 1764
160928Numerosos testimonios cuentan que se hacían bailes en domicilios privados, sobre todo en los últimos meses del año. Unos por celebrar una buena cosecha y otros por asuntos familiares. Se han documentado “bailes de máscaras” que no de carnaval, desde mediados del siglo XVIII, para amenizar las largas veladas del invierno. Debe recordarse que la cena se hacía sobre las seis y media a siete y media.
Una costumbre muy extendida por las huertas era el que un grupo de mozos de los caseríos o lugares inmediatos se presentasen en el baile con el ánimo de “reventarlo”. Para prevenir desgracias, los Bandos de Buen Gobierno de la época obligaban a informar de su realización al Diputado Pedáneo o al alguacil, quienes en muchos casos asistían al evento, procediendo a establecer el orden en caso de conflictos deteniendo a los revoltosos.
En la Ciudad de Murcia, en 28 dias del mes de Sepbre de 1764 años, antemi el escnº y testigos parecio Francº Bidal, vecino de esta Ciudad, morador en su huerta, pago de la Hurdienca, y dijo:
Que ante la Rl Justicia desta Ziudad y de mi, el escnº, se esta siguiendo causa de oficio contra Antonio Vidal, su hermano, morador en dhº pago, y otras diferentes personas, por el vaile que en la noche del dia 16 del presente mes hubo en las barracas de Blas Perez, morador en el partido de Cobatillas, en el que hubo disgusto y quimera mediando diferentes golpes, por cuia causa fue conducido a prision a las Rls Carzeles  de esta Ciudad donde se alla preso.
Y habiendo dado pedimento ante dha Rl Justicia, para que se le soltara de dhª prision, Mandó que, recibiendole su declarazion y dando fianza carzelera por el susodhº se le soltase de la prision en que se alla, la que a pedido a este otorgante lo aga.
Y teniendolo a bien y sabidor de lo que en este caso debe hazer, se obliga a que luego y quando por dhª Rl Justicia se le mande bolber y restituzion a la prision en que se alla el referido Antonio Vidal, su hermano, lo hara y pondra en dhª prision donde se alla a sus expensas.
Y en el interin, se constituie por carzelero combentariense y renuncia la ley sanziomus de liber homo y demas de este caso. Y en su defecto este otorgante pagara todo quanto fuere juzgado y sentenciado contra dhº su hermano, haciendo como haze, de deuda y negocio ageno suio propio, y sin que sea nezesario hazer execusion con dhº prinzipal ni sus vienes.
cuio beneficio renuncia y a toda ezepzion de prueba, dolo y engaño non numerata pecunia y demas de este caso, a cuio seguro obligo su persona y vienes, muebles y raizes, habidos y por haber en toda parte y lugar, y para su ejecucion y cumplimiento dio poder a las Justicias y Juezes de Su Magd, de qualesquier partes y lugares que sean para que a ello le compelan y apremien como por sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada. Y renuncio las leies, fueros y drºs de su favor y la general en forma.
En cuio testimonio así lo otorgó, siendo testigos Antonio Zaragoza, Dn Francº Alonso Adán y Dn Francº Garzia Otazo, vecinos de esta Ziudad, y por el otorgante que dijo no saber escribir, y a su ruego lo hizo uno de dhºs testigos, y a todos yo el escno doy fee conozco.
Francº Garzia Otazo, Antemi Nicolas de Jodar.

 

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 154 user reviews.

Si hay algo que puede definir el carácter murciano, es, y ha sido siempre, su forma de adecuarse a las adversidades. La historia de este territorio está marcada por acontecimientos de todo tipo que, de alguna manera han modificado la vida cotidiana. Guerras, avatares económicos y políticos, desastres naturales, etc., han acontecido que han conllevado serias modificaciones en la vida cotidiana. A la espera de respuestas oficiales, o al margen de ellas, y pasado el trauma de los momentos inmediatos del impacto, siempre se ha adoptado esa capacidad propia de los habitantes de estas comarcas de aceptar y adecuarse al nuevo status, sin apenas manifestaciones de indignación o de protesta.
Esto es lo que hay y con esto hay que salir p’alante
Cualquier tipo de denuncia o rebelión ante ese nuevo modus vivendi es calificado cuando menos de incómodo.
Por ello, aprovechando de esa forma de ser, se cometen atropellos y abusos.
El domingo pasado tuvo lugar la romería del “Milagro” de Mazarrón, festejo de origen popular, conmemorando el levantamiento de los mazarroneros frente a un inminente desembarco de una afamada galeota de piratas capitaneada por el terrible Morato Arraez.
Corría el año 1585. La población de Mazarrón, distante una legua de la costa, apenas contaba unas 600 almas. Aquella marina carecía de defensas, lo que la hacía atractiva a incursiones de corsarios, que a diferencias de las acciones militares de la guerra, buscaban el pillaje y sobretodo los secuestros de hombres, mujeres y niños, por los que pedían altas sumas. Si no se pagaban, los cautivos pasaban a la categoría de esclavos.
Aquellos días de noviembre, había serias amenazas de incursión por la comarca. Pero los habitantes del pueblo no sospechaban su inmediatez. Parece ser que, durante la noche del 19, se produjo un importante desembarco de los hombres de Morato, sin que la población sospechase nada. Sólo que al avanzar la noche, por todo el pueblo se escuchó el rebato de un caballo montado por una misteriosa mujer. El estruendo fue tan grande, que todos se despertaron, acudieron a la rambla y playas de Bolnuevo, repeliendo la agresión. Algunos piratas murieron, otros fueron capturados, y la mayoría salió en debandada a sus barcos.
Cuando fueron a la iglesia a celebrar un Te Deum a la patrona, encontraron que su manto presentaba claros signos de sudor y con manchas de tierra. Se atribuyó la alarma a la intervención de la Virgen.
El proceso de reconocimiento de los hechos como milagro duró varios meses, cumplimentando el Obispado de Murcia todo el protocolo propio de estos hechos. En aquellos tiempos, la Curia era muy recelosa ante este tipo de asuntos, que por efectos de la reconquista cristiana, tenían lugar en toda España. Sin embargo, lo de Mazarrón fue a buen término, y se reconoció oficialmente como “milagro”.
A lo largo de los siglos posteriores, la celebración de este hecho se reducía a unas misas y una procesión por las calles del pueblo. Con la restauración de la pequeña ermita existente junto a la torre de los Caballeros, un movimiento popular, que no religioso, comenzó a llevar a cabo algunas actividades en torno al “milagro”. Lo más destacado, por su inmediata repercusión en todos los habitantes de la comarca, fue hacer un festejo en las playas de Bolnuevo. Se llevaba a la imagen hasta la playa, y junto, o al margen, del ritual religioso, las gentes acudían con la intención de conmemorar el hecho de forma alegre y festiva.
151124-1Los sucesivos gobiernos municipales organizaron conciertos para la gente joven, ofrecían comidas populares, y, en un momento dado, se recreó el desembarco con un simulacro de “moros y cristianos”. Todo esto hizo que la fiesta del “milagro” llegase a congregar algunos años más de 40.000 personas, que se dispersaban por la larga playa, trayendo sus propias viandas. Había quien llegaba la noche anterior, o incluso algunos días antes. Esta actividad festiva suponía un importante ingreso para los comercios y los negocios de restauración del lugar.
151124-2Hemos acudido muchos años a Bolnuevo, unas veces provistos de companaje y otras no, pero no hacía falta. La acogida era tal, que salías de allí bien comido y bien bebido.
De unos años a esta parte, la fiesta viene decayendo. Las razones pueden atribuirse a los conflictos internos del gobierno municipal, a la crisis, que ha reducido la capacidad de organizar los eventos paralelos, o a otros. Sin embargo, aprovechando esta situación, los elementos más católicos, vienen “reconduciendo” este festejo, dando un mayor protagonismo al ritual religioso, y censurando las otras actividades. La cosa ha llegado al punto de que este año, durante el traslado o “romería” se ha prohibido todo tipo de canciones que no fuesen de carácter religioso.
Las romerías surgieron como manifestación “festiva” celebrando la protección del santo. En todas las que conozco, predomina la alegría, la música, popular o moderna, y otras demostraciones espontáneas.
Ciertas actitudes de algunos párrocos que en los últimos tiempos se vienen dando en la Región de Murcia. se asemejan a aquellas que estamos criticando de otras personas en nombre de otras religiones.
Pero como aquí no cambian las cosas, y hay que tirar “p’alante”, todo eso no importa.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 280 user reviews.

Mula, 30 de enero de 1783
Archivo Casaú.  1924.  CEHIFORM
Archivo Casaú. 1924.
CEHIFORM
A finales del siglo XVIII, la sociedad española era oficialmente católica, y por lo tanto debían seguirse los protocolos de los ritos de paso según las normas de la Iglesia: Responso, entierro, funeral, etc. con el mayor decoro posible. Sin embargo, se mantenían ciertas ceremonias desde mucho tiempo atrás, que escapaban a esa forma de entender los tránsitos, y que aún hoy en día podrían escandalizar a las mentes más conservadoras.
Dentro de las categorías de bailes o danzas rituales, se han documentado muy abudantemente las llamadas “Danzas de velatorio” que se hacían sobretodo ante los cuerpos de los niños fallecidos, pero tambíen ante cadáveres de personas adultas. Todo ello seguía la interpretación del destino de las almas, que según unos iban directamente a los cielos, en cualquiera de sus acepciones, y según otros iban al Purgatorio. En 1783, apenas se conocían las costumbres de los pueblos africanos, pero se empezaban a vislumbrar las de los indios norteamericanos. Entre estas estaba la “danza de la muerte” para desear un buen “viaje” al finado.
No es la primera entrada que el Postillón dedica a este tema. Debe buscarse la protagonizada por Walter Starkie que hizo la crónica de un de estos velatorios en 1930.
Que en atencion a que se experimentan graves perjuicios a la quietud publica de salir los hombres y mugeres que asisten a las velas de los parbulos a desora de la noche con panderos, guitarras y otros ynstrumentos y sin ellos, cantando y mobiendo alborotos por las calles de esta poblacion, para obiar semejantes escandalos y cortar la raiz a males tan grandes, mandaron sus Mercedes que ninguna persona de qualesquier estado, condicion o sexo que sea, salgan ni acompañadas con pretexto alguno ni puedan salir a las referidas velas ni de otras partes, de las diez de la noche en adelante, con musicas ni sin ellas, pena de tres rls por cada persona que contraviniere y de prozeder a lo demas que haya por drº.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 213 user reviews.

7 de enero de 1911
LOS REYES EN LA HUERTA.
Este año se ha representado en muchos pueblos y parajes de la huerta, el coloquio dramático titulado “La Adoración de los Santos Reyes”.
Hace algunos años, no se representaba más que en el Palmar, donde no se ha interrumpido la tradición por más de medio siglo. Este año hay un verdadero resurgimiento de “Los Reyes” en la huerta murciana. El coloquio representado siquiera sea formalmente, resulta religioso é interesante. Cuando lo representan pa devertirse es una profanación. Hay de todo.
El coloquio original está dividido en tres actos y es para representarlo en el teatro. Pero para representarlo al aire libre, como se representó ayer, se hace un arreglo y se reparten las escenas más interesantes entre las plazas y calles, ó los caminos y sendas, y las iglesias ó ermitas. La primera parte comprende la llegada á Jerusalem de los tres Reyes, cada uno por su lado y guiados los tres por la misma estrella (un niño muy mono con alas); el encuentro y reconocimiento de los tres Magos; la visita á Herodes, la cortesía fingida de este para con los egregios huéspedes mientras están delante y su furor é iracundía cuando se van (momento y monólogo de prueba para el que hace el papel de Herodes, que es él más fuerte). La segunda parte se representa en la Iglesia, ó en la ermita, con más ó menos extensión; según la confianza que al párroco ó capellán tienen en la formalidad y religiosidad de los que representan los Reyes.
Si se teme que lo habrían de tomar á broma y chacota, los reyes no hacen otra cosa que oír la misa en el presbiterio, sentados en los sillones presbiteriales; pero si con certeza se cabe que lo han de hacer en serio, se continua todo el coloquio; hace de Virgen la joven más hermosa del pueblo, ofrendan oro, mirra é incienso los Reyes; les contesta la Virgen toda ruborosa y conmovida; toca el órgano, si lo hay, y si no las guitarras, las bandurrias y las panderetas la Marcha real, y enseguida se dice una misa que la oyen todos con fervor religioso. Parece algo primitiva, que recuerda los autos y las fiestas especiales que se hacían en las Catedrales los días de Pascua de Navidad.
La nota de la muchacha que representa el papel de Virgen, es siempre tierna y muy poética. Su belleza, su candor y su turbación, cuando dice las primeras palabras, contestando á los Reyes, que la han preguntado cuando nació Jesús…
“Ha tres noches, en esta misma cueva, le día a luz”,
son palabras temblorosas, que electrizan el auditorio.
La historia de estos Reyes es muy accidentada. Como llevan consigo un baile de pujas porque baile fulana, porque no baile, etc., y rifas de dulces á beneficio de la Iglesia o de la ermita, también con pujas á la línea; como los Inocentes (payasos) asnean mucho y corre la bebida, no han sido unos Reyes solos los que han degenerado en trigedía, dando su respectivo contingente á la cárcel y al hospital.
Este año, con haberse representado el coloquio en siete ú ocho partidas de nuestra huerta, no tengo noticia de que haya ocurrido en ninguna parte, nada desagradable. Así debe ser.
José Martínez Tornel
Baile de pujas en Aledo
Baile de pujas en Aledo

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 216 user reviews.

11 de noviembre de 1738
41111Un buen hombre compró una carreta de bueyes. Para la historia general esto carece de importancia, pero en algún lugar hubo una esperanza de una prosperidad laboral, y quizás un pequeño festejo en su casa.
Los primeros estudios españoles sobre tradiciones, en las últimas décadas del siglo XIX, dieron especial importancia a los aperos de labranza. La reconocida sociedad cultural vasca Aranzadi dedicó muchos estudios al tema.
En Murcia, sin embargo, la contínua presión fiscal sobre los campesinos y las duras condiciones de vida, desembocó en una tremenda emigración a África, América del Sur y a Cataluña. Se habla mucho de los daños causados por la riada de Santa Teresa en Murcia y en Almería, en 1879. Pero según la prensa de la época, el dinero recaudado fue a parar a manos de los hacendados. Los campos y huertas se vaciaron, y la oligarquía murciana reinventó unas formas de vida agrícolas muy adulteradas por la visión costumbrista del momento, centrándose casi exclusivamente en los cantos y bailes “tradicionales”, y en una forma muy “vulgarizada” del castellano hablado.
Juan Yuste Alarcon, vezino desta Ziudad, se obliga a dar y pagar llanamente y sin pleito alguno a Juan Matheo, vezino de la ciudad de Lorca, un mil ziento y zinquenta Reales Vellon que confiesa dever prozedidos del balor de tres bueies y una carreta que por hazerle merzed y buena obra le ha bendido al fiado, los quales pagara en esta forma: quinienos setenta y zinco Reales Bellon para el dia de San Juan de Junio del año que biene de 1739, la restante cantidad a la Navidad del mismo año
No firmo el otorgante que dijo no saber y a su ruego lo hizo un testigo.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 174 user reviews.

MULA, 16 de octubre de 1789
41016Las demostraciones consideradas como inapropiadas durante las ceremonias religiosas como las danzas, los gigantes y cabezudos y similares, habían quedado prohibidas en 1780. Esto provocó que muchos de esos ritos se integrasen en los festejos de homenje a los patronos de los Lugares.
Resulta llamativo que la Villa de Mula, en donde el patrono San Felipe apenas había recibido grandes demostraciones de culto, el año de 1789 ofreciera una serie de actos muy costosos durante las fiestas patronales que todavía eran a principios de julio.
Dn Antonio Caballero Lopez, Presvitero y Cura Teniente de la Yglesia Parroquial de Stº Domingo de esta Villa y Maiordomo de el Glorioso Patron San Felipe Martir, Certifico en la mexor forma que puedo y por derecho me es permitido, como en la funcion que en el presente año se a echo al dho Glorio (s) Patron, se an imbertido y gastado 4.014 Rls y 16 mrs Vn. Y su distribuzion por menor son en el modo y forma siguientes:
Primeramente 1.150 Rles que pague a los musicos de la Ciudad de Murcia que asistieron a las visperas, Misa, prozesion y demas nezesario a da funcion
Yt, 1.234 Rls gastados en el refresco y agasaxo que se hizo a las personas que asistieron a la funcion de dho Glorio Patron
Yt, 20 Rles que pague por los derechos Parroquiales
Yt, 150 Rles que e dado al Padre Predicador que predico Las glorias de dho Patron
Yt, 210 Reales que e pagado por el valor de diez arrobas y media de niebe que se compro de las sierras de la Villa de Caravaca
Yt, 28 Reales que pague a Andres Escamez por su travaxo de traer dhª nieve de las sierras de dhª Villa de Caravaca
Yt, 160 Rles que costaron los achones que compre para la Yluminacion que hubo en la plaza las noches de la vispera y dia de dhº Patron
Yt, 3 @s y media de aceite que se gastaron en los faroles que igualmente yluminaron dhª Plaza las dhªs noches, a razon de 40 Rles arroba, 140 Reales
Yt, 22 Rles que gaste en papel para los faroles que hubo en la dhª Plaza
Yt, 32 Rles que pague a dos ombres que hizieron los dhºs faroles y enzendieron sus luzes las referidas 2 noches
Yt, 340 Rles que di de gratificazion a los vailadores que an asistido a las fiestas echas a dhº Glorioso Patron en los dias siguientes a su festividad
Yt, 112 Rles que pague a los arrieros que traxeron de la Ciudad de Murcia y llebaron a ella a los expresados bailadores
Yt, 80 Rls que pague por el alquiler de los ocho bestidos que llevaron en las fiestas los dhos bailadores
Yt, 144 Reales que importaron 12 libras de zera que se gastaron en la funcion de dhº Glorioso Patron
Yt, 78 Rles que pague de la merma y alquiler de 24 Blandones que se pusieron para dha funcion en la Yglesia
Yt, 14 Rles y 16 mars que pague y di a los Alguaziles ordinarios por su travaxo de poner y quitar el tablado que anualmente se pone en el Balcon de la Casa de la Villa
Pareze que las partidas anteriores, reduzidas a una suma son los mismos 4.014 Rles y 16 mrs Vn, salbo error.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 238 user reviews.

Cobatillas.- 9 de octubre de 1764
1964.  En los caseríos de La Flota,  hoy Avenida de Juan de Borbón,  se celebraba la matanza con un baile.
1964. En los caseríos de La Flota, hoy Avenida de Juan de Borbón, se celebraba la matanza con un baile.
En las huertas y campos, el ocio y el entretenimiento se entendían de forma diferentes. La vida cotidiana estaba marcada por el horario agrícola, lo que obligaba a levantarse de madrugada y a acostarse sobre las nueve o las diez de la noche. En invierno, algunos juegos de cartas o escuchar relatos y cuentos eran toda la actividad ociosa. Las bodas y similares alteraban la monotonía.
Los ritos de transito como el matrimonio, o el fallecimiento de niños, eran celebrados con bailes. En los primeros, era habitual que grupos de mozos se presentasen a “romperlos” mediante violencia. Los instrumentos utilizados eran el violín y la dulzaina. De los bailes de difuntos hablaremos otro dia.
Fianza carcelera.- Dijeron que ante la Rl justicia y Nicolas de Jodar, se esta siguiendo causa de oficio contra Antonio Guardiola, vecino de esta dha Ciudad, morador en el Partido de Cobatillas de su Jurisdiczion, y otros consortes, por el vaile que en la noche del dia diez y seis de Septiembre pasado de proximo hubo en las barracas de Blas Perez, morador en dhº Partido de Cobatillas, en el que mediaron algunos golpes, de cuio exceso se le puso preso en la Rls Carzeles desta referida Ciudad.

 

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 274 user reviews.

12 de septiembre de 1778
40912Las cofradías del Rosario comenzaban sus actividades a partir del dia del Dulce Nombre de María y duraban hasta el primero de noviembre. El rosario de la Aurora era un acto habitual, que comenzaba al alba por las calles o siguiendo los Vía Crucis, puesto que el trabajo comenzaba a eso de las siete de la mañana. En Murcia hubo uno de estos itinerarios a lo largo del malecón. En teoría los participantes asistían para rezar, pero con frecuencia terminaban de aquella forma… “como el mismo rosario”.
La presidencia del Consejo de Castilla era ocupada alternativamente por civiles o por Obispos, y cuando estaban estos últimos se acentuaban las censuras hacia ciertas manifestaciones como los bailes de carnaval o incluso las representaciones de teatro o de ópera en momentos de rogativas. Todavía a finales del siglo se mantenían ciertos ritos como los bailes ante las tumbas de los seres queridos.
Viose un expediente sobre lo que ynforman los Cavºs Procuradores Sindico General y Personero, en quanto a que no se permitan musicos nocturnos para la zelebrazion de fiestas de Stºs y lo decretado por el Sr Crrxºr de que se corte este abuso. Y de orden de este Ayuntamiento se inserta original en este Cavildo para reximen y govierno en lo subzesibo:
No solo tiene inconveniente en tiempo de feria, sino siempre y por siempre el permiso de funciones noturnas en los terminos que la solicita este interesado; y asi entendemos que debe proivirse el abuso introducido de poco tiempo a esta parte, pues sobre que probatibamente son unos desordenes y sentina de pecados en que la gente joben y toda la demas viciada se vale de la concurrencia y tineblas para fines reprovados, distan mucho del veradero espiritu de debocion tales asambleas.
Asi se explica casi con las mismas voces la Rl Cedula de veinte de Febrero mil setecientos setenta y siete, quando con motibo de una representazion del Sr Obispo de Placencia sobre varios puntos se proivieron las procesiones de noche, vailes en las Yglesias, Atrios y cementerios, ni delante de las Ymagenes de los Stºs con pretexto de zelebrar sus festividades, para que se guardase la reverencia y venerazion que es devida conforme a los prinzipios de religion y sana disciplina.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 231 user reviews.

La Raya, 10 de julio de 1792
disparate improvisado por Zarwell sobre el baile del cuchichí
Es conocida la referencia del baile del cuchichí celebrado en el Lugar de La Raya, emplazado en la Huerta de Murcia, cerca de Alcantarilla. Desde mediados de siglo, los diferentes Corregidores habían promulgado Bandos de Buen Gobierno mediante los cuales los bailes, tanto públicos como particulares, debían ser autorizados por la autoridad y vigilados por los Diputados, que eran los precedentes de los Pedáneos. La finalidad era que, teniendo en cuenta las rivalidades y disputas entre vecinos de varios lugares, era frecuente que se produjesen “rebentones” de esas fiestas, que a veces terminaban violentamente.
Esto resultaba dificil de llevarse a cabo, puesto que con lo largo de los atardeceres, una vez concluída la cena sobre las ocho de la tarde, era habitual que saliesen las dulzainas y las guitarras y se improvisase algún “sarao”.
Por otro lado, conviene recordar que la moralidad y “las buenas costumbres” en la huerta, tan cantadas por algunos escritores constumbristas, no era tal. Buena prueba son las numerosas denuncias presentadas ante la autoridad judicial, por muchachas o por sus familias, ante el incumplimiento del compromiso matrimonial una vez mantenidas las relaciones sexuales.
Don Ygnacio Joaquin Moltalvo Corregidor, Justicia Mayor y Capitan de Guerra de esta Ciudad de Murcia por su Magestad.
Por quanto a llegado a mi noticia el grande desorden que se observa en el lugar de La Raya con los bailes que se practican de noche en medio de las calles y en las inmediaciones especialmente con el llamado “el cuchichi” con cuya diabolica idea, segun el modo con que parece se usa, causa, sin duda, notable escandalo y ruina espiritual y temporal; siendo muy notable que los diputados no hayan evitado todo genero de baile, como son obligados, sobre que aora, usando de equidad, no les hacen caso. Por tanto desde aqui adelante los mando a dichos diputados de La Raya no permitan de ningun modo, ni vajo algun pretexto bailen de noche en medio de la calle ni en descampado, si no que se arreglen a mi Auto general de Buen Gobierno y menos el dicho de “el cuchichi”; pues de lo contrario, ellos me quedan responsables sin escusa ni refugio alguno. Vajo cuyo apercebimiento celaran los novios no frecuenten ni tengan entrada en casa de las novias para evitar por este medio las ocasiones de que se siguen lastimosas consequencias.
Y de quedar enterados de esta orden firmaran y me la devuelvan.
Dada en Murcia a diez de julio de mill setezientos nobenta y dos.
Montalvo.

Average Rating: 5 out of 5 based on 174 user reviews.