Corsarios de España

Puerto de Cartagena, 14 de noviembre de 1711

41114Corría el otoño de 1711. En los mares de levante, entre Málaga y Cartagena, dos fragatas francesas, El Fenix y La Yrondella, gozaban de patente de corso española para capturar barcos enemigos. La diferencia entre piratas y corsarios mediterráneos estaba en que los primeros buscaban un beneficio mediante el secuestro con el consiguiente rescate. Los segundos, de acuerdo con sus contratantes, debían entorpecer las actividades del enemigo, capturandole navíos que pudieran transportar provisiones. Un antíguo código obligaba a conducir las presas al puerto más cercano que dispusiera de delegaciones consulares de los países en conflicto. Las tripulaciones quedaban bajo vigilancia, y las mercancias se vendían repartiéndose las ganancias entre los comerciantes y los corsarios. Junto a esto, era obligado proceder a una inspección sanitaria, tanto de los barcos como de las tripulaciones, por las contínuas epidemias de peste y cólera.

Haviendose visto las zertificaziones dadas por Dn Joseph Domas Garri, Consul de la nazion franzes en esta Ciudad, en que zertifica que Monsiur (s) Bonoit de la Bungalli, Comandante del navio nombrado El Fenis, armado en corso contra los enemigos de ambas Coronas y los ynstrumentos presentados que traia el navio nombrado La Galera de Levante, de nazion olandes; por cuias zertificaziones consta haverse ejecutado en la Ciudad de Almeria, dilixenzias en precauzion de la salud publica, y que en su virtud se les admitio a comersio. Y las ejecutadas con los setenta y quatro hombres que trae el navio nombrado La Reyna Ana, de la Yngalaterra (s), por donde consta asimismo hallarse sanos de todo acsidente, respecto del dilatado tiempo que ha que salio de Esmirre con el cargo de trigo que trae, Aquerda se admitan a comersio, asi el navio de guerra como las dos presas, y se les haga saver por el presente scnº y a las guardias para que se retiren.

Corsarios en las costas de Almería

Marina de Cabo de Gata.- 15 de octubre de 1734
Costa de Terreros

Costa de Terreros

Los tópicos de las imágenes turísticas de las poblaciones y urbanizaciones de las costas mediterráneas ofrecen una visión de casas encaladas de blanco. Según los informes, los textos de los viajeros y algunas reproducciones de mapas indican que las viviendas inmediatas a la marina se camuflaban con el entorno, bien pintandolas con cal marrón o pardo, bien rodeandolas de matorrales y palas de chumberas y similares. Todo ello con la finalidad de no ser identificadas por las galeotas de corsarios, que como podemos ver hoy, no venían de forma aislada sino que conformaban una flotilla de varias decenas de embarcaciones con cientos de hombres armados hasta los dientes.
En la Ziudad de Lorca, en 15 dias del mes de octubre de 1734 años, el Sr Dn Miguel Antonio de Herran, Corrxor y Capitan de Guerra desta dha Ziudad, dixo que por quanto con la notizia que su Merced a tenido de hallarse a la vista de la torre de las Aguilas desta jurisdiczion hasta Cavo de Gata 23 navios grandes y pequeños de moros, teniendo en gran confusion y cuidado la gente de las Marinas por qualesquier desembarco que puedan hazer; para cuio remedio esta Ziudad en el Aiuntamiento que a zelebrado oi presente dia, a determinado el que luego incontinenti se apronten todos los vezinos desta Ziudad, huerta y campo, capazes para el manexo de las armas con las que tubiesen y alistarse para la primera horden que sea nezesaria para dhº socorro. Y que los que para ello no fuesen capazes por su anzianidad u otros yncombenientes y tubiesen armas las manifiesten dentro de veinte y quatro horas en la escrivania de Aiuntamiento. Y por lo que todo lo referido combiene a su promta ejecuzion: Mando se publique en las partes acostumbradas para que todos los vezinos desta dha Ziudad, su huerta y campo cumplan con lo que va expresado vaxo la pena de quatro años de presidio en la Plaza de Oran, y por perdidas las armas que se encontrasen fuera de dhº registro pasado dhº termino y de prozeder a lo demas que hubiere lugar.
Y lo firmo su Merced, doi fee.