23 de junio de 1759, MURCIA
La presencia de italianos y franceses en la Región se debía, sin duda, a la fuerte actividad comercial en torno al cultivo y elaboración de la seda. Los italianos debían sentirse aquí casi en su tierra ya que desde siglos atrás era habitual el consumo de todo tipo de pastas (fideos, sémola, Etc.)
En la entrada de hoy se menciona a los Cuatro Santos que tuvieron unas pequeñas estatuas en las llamadas Cuatro Esquinas, lugar céntrico de Murcia. También se hace referencia a los “fieles ejecutores” que eran una suerte de inspectores de consumo a cuyo cargo corría la regularización de los precios conforme al coste real de los productos.
tarjeta recogida por Joaquín Salmerón,  director del Museo Siyasa,  de Cieza
tarjeta recogida por Joaquín Salmerón, director del Museo Siyasa, de Cieza
Viose memorial de Felis Corella, de nacion milanes, suplicando a la Ciudad se sirva concederle su lizencia para poner en esta poblacion una osteria con el nombre de los Quatro Santos de Cartaxena, o el que sea de el agrado de este Ayuntamiento, ofreziendo vender en ella varios generos de aguas compuestas, resolis, vinos moscatel y otros generosos vajo los precios que espresa o los que tenga por conveniente esta Ciudad.
Y haviendolo oydo y conferido, concedió lizencia y facultad al dho Felis Corella para poner dhª osteria, vendiendo tambien en ella todos los demas generos exquisitos que expresa, y Acordó que en aquellos que deva arreglarse su precio y postura, la executen los Cavºs fieles executores.

 

Average Rating: 5 out of 5 based on 153 user reviews.

Cieza, 3 de diciembre de 1778
151203La superficie de las viviendas urbanas oscilaba entre las 20 y 60 varas en cuadro. En muchas poblaciones todavía se puede apreciar este tamaño observando las antiguas fachadas. Los solares pequeños solían ser adquiridos como ampliación o para los llamados “descubiertos” que servían para guardar los carros, o los aperos de labranza. (Del libro “Historias de los Lugares”).
Parecio Miguel Martinez Ortega, vezino esta Villa
Dijo da en venta a Elbira Lucas, viuda de Jines Mejias, y a los herederos de este de la misma vezindad,   un solar para obrar casa con cimentos de manposteria a primeras maderas que tiene seis varas de largo y quatro de ancho, en la Poblazion de esta Villa y su calle del Albaizin y cabezo que dizen de Puches, linde el vendedor  y exidos, por precio y quantia de 379 Rls de Vn, apreciado y valuado por los maestros alarifes de esta dhª Villa
Asi lo otorgo siendo testigos …/… no firmó que dixo no saber y a su ruego lo hizo uno de dhºs testigos

 

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 218 user reviews.

Cieza, 12 de diciembre de 1748
41210El Rio Segura era el gran amigo y el peor enemigo de los pueblos. Por un lado fertilizaba las huertas mediante las acequias y las norias. Por otro lado, cuando llegaban las lluvias y las avenidas, arrasaba con todo, incluidos los puentes. A falta de recursos para emplear otros materiales, estos se construían de madera, a pesar de la conocida mala calidad de este material. Los hubo incluso a la salida de Cartagena por las Puertas de Murcia. A veces se recurría a las barcas y los puentes llamados “de alambre”, pero esto es otra historia…
En este Ayuntamiento se vio y reconocio el padron executado para que todos los vezinos contribuyan a la costruczion (s) del puente de madera que se alla totalmente aruinado, practicado de orden de esta Villa por ser comun a todos y gozar de el sin exzepcion,
Y visto y reconocido por esta Villa con toda reflexion, respecto de estar egecutado con toda ygualdad y proporcion, lo aprobo quanto a lugar en drº, y Mando que para su cobranza se entregue a Joseph de Aroca, ministro hordinario de esta Villa.
Y no ofreciendose otra cosa, se acavo este Ayuntamiento que firmaron dhºs Sres.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 244 user reviews.

14 de octubre de 1784
41014Los gobernantes “progresistas” de Carlos III comenzaron a reconocer la actividad laboral de la mujer en los numerosos ámbitos en los que participaba. Si era frecuente que las oficinas de panadería, las pescaderías y las tiendas del gremio del vestido, las numerosas trabajadoras de las fábricas e industrias textiles apenas eran reconocidas, con sueldos ridículos y con un horario laboral extremadamente duro. Esto continuó hasta bien adentrado el siglo XX.
Auto: En la Ciudad de Murcia a 14 de octubre de 1784, El Sr Crrxºr, Dn Joaquin de Parexa y Obregon, Corrxºr, desta Capital, dixo que por la posta de este dia ha recivido su Sriª en carta de Dn Pedro Escolano de Arrieta, Escnº de Camara en el Real y Supremo Consejo un exemplar de la Rl Zedula de S. M. su fhª 2 de septiembre proximo; por la qual se declara a favor de todas las mugeres del Reyno la facultad de travaxar en la manufactura de ylos como en todas las demas artes en que quieran ocuparse y sean cumpatibles con el decoro y fuerzas de su sexo, con lo demas que expresa.
Y vista por su Sriª la obedeció con el respeto y veneracion debido, y para que tenga su puntual observancia y cumplimiento Mandó se haga saber al Ayuntamiento de esta Ciudad en el primero que celebre, se ympriman exemplares y comunique a los Pueblos de la compreension de este Correximiento
Y lo firmo.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 279 user reviews.

Murcia – Alhama, 20 de marzo de 1784
recogida de esparto. Col. particular, Cieza.
El llamado monte bajo, es decir, la vegetación que crece en las colinas y montes de secano servía para muchas cosas. Ante la escasez de madera, se utilizaba como combustible en las cocinas y hornos. El cultivo del esparto fue una actividad muy importante en numerosos lugares de la Región. A partir de esta planta se elaboraban no sólo los capazos, esparteñas y otras piezas artesanales muy conocidas, sino tambien y sobretodo parte de la cordelería que precisaban los navíos. Alhama, Cieza y Jumilla vivieron de la elaboración de productos de esparto durante siglos.
El Señor Dn Matheo de Zevallos, Rexidor, dio cuenta que con motivo de la Real Zedula de S. M. expedida en Aranjuez a 17 de Junio de 1783, prohibiendo la extraczion de esparto en rama fuera de el Reyno, y tambien el que se arranquen las atochas que le produzen, se quexan los labradores del Campo desta Jurisdiczion de que en la de Alhama no se les fazilita como siempre ha sido costumbre, y de donde se han surtido para custodiar sus granos en los paxares, cozer el pan y formar las muchas atochadas que se les ofreze. En esta intelixenzia y en la de que dhº genero es tan preziso y nezesario para la labraduria que de faltarle experimentarán conozidos quebrantos, espera que esta Ciudad se sirva tomar la providencia que corresponde a benefizio de el comun asi de hazendados de dhº Campo como de esta Huerta para la cría de seda.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 227 user reviews.

Cieza, 3 de febrero de 1776
Campo de Cieza, 2 de febrero de 2014
Debía garantizarse el suministro de jabones a las poblaciones, tanto para la higiene personal como para el lavado de las ropas. Para ello se sacaba a pública subasta la contratación del surtido de este género. Los boticarios, médicos y cirujanos de los lugares inspeccionaban y garantizaban la calidad de los ofertados. Los documentos atestiguan que los jabones elaborados en el Valle de Ricote eran de una calidad superior.
En la Villa de Cieza, en 3 dias del mes de Febrero de 1776, antemi el escnº publico, del numero y Ayuntamiento de ella y testigos, parezieron Pedro Rus y Francº Alcaraz, vecinos de esta Villa, y los dos, aquel como principal y este como su fiador,
Dixeron que por quanto se zelevro remate del abasto de javon para surtir a este comun desta Villa en todo el presente año a favor y en caveza de dhº Pedro Rus con la obligacion de darlo siempre de la mexor calidad y peso en peso de gradillas (s) y no de cazuela a los precios de 8 quartos la livra 4 meses, 6 a 9 qtos, y los dos restantes a 7 qtos; …/… con la condizion de que a de poder ser denunciado por falta que tenga en beinte y quatro horas siendo el motibo la torcida de alguna calderada, que le saliese el javon descompuesto y sin la dureza que se requiere para su peso y despacho, o por estarse zelando alguna porzion para benderlo (no experimentadose dhas faltas frecuentemente y con malizia que se adbierta de dho Pedro Tus), en cuyos terminos, debiendo franquear con fianzas el referido abasto, otorgan que se obligan a cumplirlo asi en toda forma, sus pagos, precios y condiciones conforme al citado remate vajo la pena de execuzion y costas de la cobranza, para la que sea lexitimo documento esta escritura y juramento de la parte sin otra primera ni justificacion pues de ella la releban…

Average Rating: 5 out of 5 based on 292 user reviews.