El ciclo del trigo

Aviso: Por San Juan debía estar acabada la recolección del trigo. En esta época el mayor riesgo, tanto para el campo como para los animales que viven en él ha sido, desde siglos, la quema de rastrojos. Para hacerlo, los campesinos tenían que pedir permiso, presentando un informe detallado. Además debían aportar una fuerte fianza, a modo de seguro, para cubrir los posibles daños.

Bonifacio Gíl: Cancionero del campo. Madrid, 1966.

Pajar en el Campo de    Murcia
Pajar en el Campo de Murcia

ORACION DEL TRIGO.

A mí me parió mi madre para pasar mil quebrantos;
soy jondeado en la tierra, de todo el mundo pisado.
Voy naciendo con el tiempo; me voy haciendo muchacho,
ya llegué a hacerme hombre y también a ser anciano.
Ya no puedo con mis pies; mi vista se va turbando;
espero un poco de acero, que al cual le ayuda una mano.
Me cortan por la mitá, y en el suelo soy plantado;
y con mis propios miembros en haces soy amarrado.
Me pinchan con una horquilla, bien sea de hierro o de palo;
me llevan a una era donde soy muy pateado;
me entran, me entran, sean bestias mulares o sean caballos,
hasta que me hacen polvo y me tiran por lo alto.
Me entran en los costales y en las bestias soy montado;
me llevan al molino, antes soy acribillado.
Me entran entre dos piedras y me hacen mil pedazos;
me traen a la artesa, me pasan por un ceazo
y empiezan a revolverme y me dan de puñetazos.
Me ponen en un peso pa satisfacción de mi amo;
me llevan a la cama entre sábanas arrojado.
Vamos a encender el horno, porque ya nos van llamando,
me dan de guantazos en el segundo costado.
Adoremos usté, Señor, a un todo Dios consagrado,
que para levantarme a mí, se arrodillan los cristianos.

Terremotos y déficit

1º de abril de 1732
obras de consolidación trás los terremotos de Lorca
Los episódios de movimientos sísmicos que asolaron la región entre 1728 y 1732 causaron importantes destrozos en lugares como Corvera y Fuente Álamo. En la Ciudad de Murcia, el Ayuntamiento se desplomó por su mitad, numerosos edificios sufrieron desperfectos y fue preciso apuntalar las obras del imafronte de la Catedral. Se llegaron a hacer conjuros para alejar al maligno que asolaba estas tierras.
Hoy en muchos paises es el día de las inocentadas. Por identificación europeísta, algunos gobernantes nos quieren sorprender alegando que el deficit murciano se debe incluso a los daños causados por la riada de Santa Teresa… de 1879.
Viose zertificacion de Juan Pastor y Francisco Coronado, maestros beedores del oficio de albañileria, hecha de horden del Sr Correjidor, que contiene los reparos que necesitan las casas de la Corte por el quebranto que an padecido con los continuados temblores de tierra que an sobrevenido en estos dias, 
            Y la Ciudad, haviendola oido y al Sr Correjidor que manifestó la precision y brevedad para la ejecucion de estos reparos por el eminente riesgo que amenazan dhªs casas, Acordo que los Cavalleros Procurador General y Obrero Maior hagan se practique nuevo reconocimiento de ellas por dhºs maestros, quienes zertifiquen con yndividualidad de los que se necesitan hacer y su coste, y se traiga para resolver, haciendo al mismo tiempo reconocer las demas casas propias de esta Ciudad dando quenta del estado en que se hallan y los reparos de que necesitan y las personas que tienen obligacion a ejecutarlos, y de todo traigan razon.