Almazara en Sangonera

150415Sangonera la Seca, 15 de abril de 1780
En el entorno de la sierra de Carrascoy se construyeron varias almazaras. Sin embargo, a pesar del trabajo que hacían, sobre todo a primeros de año, con el final de la cosecha de aceitunas, el aceite recibía tanta demanda que la producción local apenas alcanzaba a abastecer a algunas familias, lo que obligaba a comprar grandes cantidades de aceite a los cosecheros de Granada, Málaga y Jaén. Los trajineros hacían el camino en varios días, y en este movimiento puede estar en el orígen de la difusión de los aires populares que nacieron en Andalucia, tanto en el cante como en el baile.
Viose memorial de Dn Bartolome Espinosa y Bernabe, y Dn Blas Espinosa y Espinosa, moradores en el Lugar del Palmar de esta Jurisdiczion, en que dizen que con motivo del considerable aumento de los plantios de olivas que se ha hecho de algunos años a esta parte a las inmediaziones de dhº Lugar, y la incommodidad y dispendios que todos los cosecheros sufren para portear su oliva a las almazaras de la falda de la sierra, ha exzitado el animo de los exponentes a fabricar una en tierras propias que posehen en el heredamiento de Sangonera la Seca, y siendo esto un benefizio conozido de los labradores para livertarlos de el mayor costo de la conduczion y trasporte (s) y de la detenzion en la fabrica de azeite en los años de abundanzia, suplican rendidamente a esta Ziudad se sirba darles su permiso para construir dhª Almazara, con lo demas que exponen.
Y habiendolo oido, lo cometio a los Señores Dn Salvador Vinader Moraton, Rxºr, y Dn Joseph Blanes, Jurado, para que enterados de esta pretension y de no resultar perxuizio alguno comun ni particular de hazer la zitada almazara en Sangonera la Seca y si utilidad y combenienzia a dhºs cosecheros, les conzedan a estos ynteresados la grazia y lizenzia que solizitan.

1914: Cuestión de melones

1914: 3 de Julio
Probablemente muchos elementos de la sociedad murciana fueron conscientes de lo que se venía encima. Eran ya muchos años de crisis, con una guerra interminable en Marruecos que estaba costando la vida y la salud a muchos jóvenes, pero que resultaba muy rentable para ciertas empresas de la conserva y de curtidos o de alpargates, calzado imprescindible para los soldados. La nueva guerra dividió más a una sociedad que no había conseguido regenerarse después del desatre de 1898. Y las presiones fiscales y la escasa oferta laboral propició el aumento de la emigración hacia América y África. Pero todo esto había que disimularlo.
– Los guardias de seguridad han presentado en la Inspección a Juan Valera Giménez por producir un fuerte escándalo, pegar a su esposa y ocuparle al mismo tiempo una pistola del calibre 12.
– Esta noche habrá velada familiar en el paseo de la Glorieta que será amenizada por una banda de música que ejecutará un bonito y escogido programa.
– Diario de Murcia.- Hemos entrado en el mes de Julio, en el hermoso mes de Julio, que verán ustedes como no nos engaña y cumple el programa a que está obligado, dándonos dias calurosos y noches frescas y plácidas. Junio ha sido un mes infernal, porque no ha preparado siquiera la estación de los calores. Su 40 de Mayo ha rectificado la confianza que en él se tenía para cambiar el sayo de iinvierno por el de verano. Ha sido necesario que transcurran todos sus dias para que la gente se aligere de ropas.
Pero ha venido julio y todos nos hemos dicho: “Esto no falla. Este trae sus días propios, sus siestas, sus solaneros, sus veladas, sus fiestas nocturnas, sus novenas del Carmen y sus jazmines. Ahora ya se puede uno burlar de las corrientes de aire, de los enfriamientos y de las pulmonias. Ya puede uno dormir tranquilo, quitándose de encima el peso de las mantas y las colchas sin temor a constiparse. ¡Ay! y ya se puede beber a chorro el agua fresca del botijo”.
El nombre dé este mes es una garantía para la libertad individual, porque rompe las cadenas y las ligaduras con que el invierno nos ata y nos esclaviza.
Su perspectiva son las playas alegres, con sus hermosos balnearios, con sus mujeres vaporosas medio sirenas en el mar y seductoras en la tierra. En llegando este mes, ni los muy enfermos piensan morirse; todos piensan en vivir, en despertar, en dejar, según se pueda, el yugo del trabajo y descansar, sesteando sobre la fresca mecedora. ¡Lástima que todo esto no esté al alcance de todos,  aunque algo si que lo estál. El presupuesto del vestido se alivia en verano, tanto para las clases pobres que pueden hacer una transferencia para otro capítulo de necesidades de la vida.
Y aun la alimentación es más barata, porque en ningún mes produce más la tierra que ahora.
De este mea es clásico el cantar murciano de
En la huerta de Murcía
por un chaviquio
te llenan de tomates
el canastiquio
Pero no son solamente los tomates; aun los pimientos, son los melones, iqué ricos y qué frescos!, son las calabazas, tan alimentícias, son los judías verdes, que por mucho que se exporte de todo ello, siempre queda un margen abundantísimo para el abastecimiento de esta ciudad.
Claro que la ternera está cara y la carne en general está barata, pero la prohibición de ella, según los vegetarianos, es un beneficio incomparable para la salud. No se apenen por tanto, los que no la catan. El calor de Jilio vigoriza más que todos los tónicos; hasta el agua parece que alimenta. ¡Bien venido seas, hermoso mes!
José Mártínez Tornel

Dieta alimentícia

Murcia, 8 de abril de 1773

fotograma del video “100 y vinagre”

La dieta alimentaria era muy pobre en carne según la cuenta presentada del consumo de la Ciudad de Murcia, con cerca de 30.000 habitantes. 
El consumo de pescado, tanto fresco como salado era mayor, pero muy insuficiente. El embutido apenas era elaborado por temor a la triquinosis y del cerdo sólo se consumía el jamón y el tocino. Se comía mucha verdura, garbanzos, lentejas y similares, y el plato más apreciado era la sémola con tocino, o la aletría con carne de corral. 
Dn Francº Miras Lopez, fiel contador de las Carnezerias publicas de esta Ciudad:
Certifico que los rafalies que en las rejas de dhªs carnezerias se han vendido desde 1º de enero del año proximo pasado de 1762 hasta 31 de Diziembre de dhº año ynclusives, con su ymporte, se expresan en la forma siguiente:
Rafalies                                   Ymporte
155 Carneros y machos            155 Rls
5 bacas                                   010 Rls
3 zerdos                                  003 Rls
Y para que conste donde combenga, doy la presente que firmo en Murcia y abril 8 de 1773.