160918

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 249 user reviews.

19 de mayo de 1731, Murcia
160519- 1
En otros años, se ha comentado la importancia social que tuvo la procesión del Corpus en la Ciudad de Murcia. Lejos del ritual religioso que hoy manifiesta, se trataba de una manifestación social, en la que los gigantes y cabezudos, la tarasca, y sobretodo los danzantes animaban el cortejo de calle. Para el Ayuntamiento era una obligación que en la fiesta, los participantes luciesen las mejores galas.
Quentas de la fiesta del Corpus
– renuebo y composicion de la tarasca y jigantes (inclusos los vastones para los Comisarios, el almuerzo de las danzas y otros sueltos presisos): 524 Rls
– 50 varas de razo (s): 752 Rls
– 3 piezas de olandilla: 135 Rls
– 5 varas 1/3 de tafetan senzillo encarnado paxizo: 42 Rls, 24 mrs
– 18 pares de medias: 153 Rls
– Barme Roman, maestro de sastre, por 8 vestidos nuevos para una de las danzas c/u 132: 1.084 Rls
– Francº Arnao, maestro de sombrerero: 54 Rls por 12 sombreros nuevos; 12 por el renuevo de otros 8: 66 Rls
– Pedro Ballesteros, maestro de zapatero, 20 pares de zapatos para los 16 hombres de las danzas, los 4 donzaineros y tamporineros (s): 180 Rls
– A Manuel de Anaia por las lias y sobrecargas nuevas para poner los toldos en las calles: 095 Rls
– A Joseph Olibares, portero de sala, y para los 4 porteros de sala:  32 Rls
– 4 pares de zapatos para los porteros; armuerzo (s) de los 16 porteros 16 Rls
– A nueve franceses que llevan los atavales: 72 Rls
– armuerzo de los 9 franzeses: 9 Rls
– para los 13 hombres que llevan la tarasca y los jigantes 110 Rls ½
– 2 pares de zapatos para los porteros que cuidan de la tarasca y jigantes 15 Rls: 125 17 Rls
– A Diego Alvarez, Alonso Andujar y Francisco Lomas, porteros, por componer los toldos,
– ponerlos y quitarlos en las calles: 150 Rls
– A Mathias Marfil, por corte de anea y conduzion de arena que se a de echar en las calles por donde pasa la prozesion: 241 Rls
– A Juan Contreras, de la formazion y adorno de los 4 altares: 840 Rls
– A Juan Macian, maestro de cerero, 156 libras y media de cera: 1.094 Rls
– A Juan Navarro, vezino de Orihuela, y Estevan Ramos, vezino de esta ambos donzaineros,
– por la asistencia de tocar en las danzas: 568 Rls, 24 mrs
– A Antonio Ygual, Cavo de la danza de la Villa de Abanilla, por si y 7 compañeros por su trabajo de danzar: 480 Rls
– A Lucas Mas, cavo de la danza de la Villa de Crevillente, por si y 7 compañeros por su trabajo de danzar: 480 Rls

 

Average Rating: 5 out of 5 based on 197 user reviews.

dulzaineros alicantinos
dulzaineros alicantinos
20 de abril de 1751, Colegiata de Lorca
La constatación de la presencia unánime de la dulzaina en los rituales festivos del Reino de Murcia hasta principios del siglo XX está suponiendo una revisión de la llamada música tradicional.
Las funciones religiosas de calle (procesiones, rogativas, Etc.) obligaban a los intérpretes de instrumentos de viento a saber tocar la dulzaina, por su mayor acústica que la trompeta y por supuesto que las secciones de cuerda (violines y violas).
En Lorca, los conocidos Ministriles, tanto los del Concejo como los del Cabildo de la Colegiata, debían intervenir conjuntamente en dos fechas señaladas con unos alardes muy populares: el Corpus y el día de San Patricio. Este ritual que se conserva todavía, debería ser potenciado como una de las señas de identidad de esa ciudad.
En este Cavildo se presentó memorial de Dn Alphonso Jaen, musico biolinista desta Stª Yglesia, en que dandose por entendido de la muerte de Dn Miguel de Sicilia, Ministril en los ynstrumentos de corneta y chirimia, y que en la dhª su plaza de biolinista no se podría mantener por ser muy tenue el salario que le estaba consignado: suplicó a el Cavildo se dignara agregar la dhª plaza de Ministril, obligandose a tocar los ynstrumentos que exercia el dhº Dn Miguel, a excepzion de la corneta, en la que estaba acabando de perfeczionarse, y lo estaria habil y suficiente con toda brevedad, y asi lo esperaba rezibir de la piedad de el Cavildo, &ª.
Y visto que fue dhº memorial, se admitió a el dhº Dn Alphonso Jaen en la dhª plaza de Ministril con la renta que anualmente le esta consignada de quarenta Ducados por biolinista y con la obligazion que ha de tener de habilitarse en la corneta y en la chirimia dentro de medio año.

 

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 211 user reviews.

Cobatillas.- 9 de octubre de 1764
1964.  En los caseríos de La Flota,  hoy Avenida de Juan de Borbón,  se celebraba la matanza con un baile.
1964. En los caseríos de La Flota, hoy Avenida de Juan de Borbón, se celebraba la matanza con un baile.
En las huertas y campos, el ocio y el entretenimiento se entendían de forma diferentes. La vida cotidiana estaba marcada por el horario agrícola, lo que obligaba a levantarse de madrugada y a acostarse sobre las nueve o las diez de la noche. En invierno, algunos juegos de cartas o escuchar relatos y cuentos eran toda la actividad ociosa. Las bodas y similares alteraban la monotonía.
Los ritos de transito como el matrimonio, o el fallecimiento de niños, eran celebrados con bailes. En los primeros, era habitual que grupos de mozos se presentasen a “romperlos” mediante violencia. Los instrumentos utilizados eran el violín y la dulzaina. De los bailes de difuntos hablaremos otro dia.
Fianza carcelera.- Dijeron que ante la Rl justicia y Nicolas de Jodar, se esta siguiendo causa de oficio contra Antonio Guardiola, vecino de esta dha Ciudad, morador en el Partido de Cobatillas de su Jurisdiczion, y otros consortes, por el vaile que en la noche del dia diez y seis de Septiembre pasado de proximo hubo en las barracas de Blas Perez, morador en dhº Partido de Cobatillas, en el que mediaron algunos golpes, de cuio exceso se le puso preso en la Rls Carzeles desta referida Ciudad.

 

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 217 user reviews.

Fiesta – Encuentro de Gigantes y Cabezudos
Domingo 21 de Septiembre

40918SENCILLAMENTE ÚNICA

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 276 user reviews.

Colegiata de Lorca, 19 de junio de 1770
En los últimos años del siglo XVIII, las formaciones de las Capillas musicales de las Catedrales y principales templos religiosos todavía mantenían esquemas de siglos anteriores. Los coros de los infantillos eran dirigidos por los sochantres mientras que las agrupaciones de músicos, que todavía utilizaban instrumentos del Renacimiento como el bajón o el sacabuche, corrían a cargo de los maestros directores. A pesar de estar contratados en exclusiva para las funciones religiosas, muchos de ellos dedicaban la mayor parte de su tiempo al estudio y desarrollo de sus instrumentos, lo que generaba contínuas disputas entre ellos.
El “bajón”, que podría ser un antepasado del saxofón, requería de un potente “soplo”. Junto con la dulzaina y la corneta eran los instrumentos más utilizados por su sonoridad en los “percances”, actividades que se hacían fuera de las iglesias como las procesiones del Corpus, y que los músicos cobraban aparte de sus salarios. Algunos de sus intérpretes comenzaron a interesarse por el contrabajo, instrumento que comienza a darse a conocer en la Región de Murcia en la segunda mitad del siglo XVIII.
El Sr Dn Vizente, por sí y en nombre del Sr Dn Manuel de Robles, dijo que de los testigos que avian presenciado los particulares contenidos en el memorial de Dn Jph Gomez resultaba ser ciertos en la forma expresados en el, y que Dn Alfonso Jaen se introdujo voluntariamente y con mucho ardor negandole al nominado Gomez con palabras provocativas que los testigos juzgaron le desmentía toda la narrativa que dhº Gomez le hazia al maestro, asi de la falta de salud por el mucho ejercicio en tocar el vajon como en que por espacio de 10 años lo avia tocado en Musica continua a papeles no siendo de su obligacion, llegando a tal extremo el modo que tubo dhº Jaen de proceder contra el referido Gomez que todos creyeron terminaria la altercata (s) en cosa mayor, de suerte que obligó a uno de los Sacerdotes a decirle a Jaen que tubiese moderazion. Pero finalmente se hizo la prueva de los villancicos y el Dn Jph Gomez tocó el vajon. En quanto a sí fue estudiada la falta de asistenzia de Dn Marcelo Barnes en aquella tarde, respondieron los informantes unos que lo ignoraban y otros les parezia que no, por que se avia hecho la prueva por la mañana del mismo dia. Y podián discurrir el dhº Barnes no avría (prueba) por la tarde, no siendo regular que en estos terminos convocase el Maestro a la hora peremptoria de Vísperas. Cuyo hecho (suponen) lo hizo con intenzion de hazer travajar en la prueva de la dhª tarde a Dn Jph Gomez, por suponer el Maestro en el concepto que dhº Gomez estaba admitido por primer vajonista desta Yglesia, tiene la obligazion de tocar el primer vajon en acompañamiento a papeles siempre que el Maestro se lo mande. En quanto a los motivos de donde naze la desunión de la Capilla, resultaba de los informes ser el prinzipal no querer Dn Francº Zeferino Garcia tocar el violon en cuya plaza está principalmente admitido, como asi se lo respondió a Dn Pedro Alcaraz en cierta ocasión estando en el coro tocando la musica en una Misa de accion de Gracias a Nrª Srª del Alcazar. Siendo notoria, por otra parte, la repugnancia que dhº Zeferino manifestaba en varias ocasiones en los percanzes como dentro de la Colegial en tocar dhº instrumento. Y que como el Maestro le tiene mucha inclinazion y le pareze que el dhº Zeferino le luze cantando sus obras, las que travaja (segun la expresion oyda al mismo Maestro) para sus intentos.
Y sin reparar que debiera acomodarse en la composizion de sus obras, asi al numero de Musicos de esta Capilla como a las facultades, voces y obligaciones primarias de cada uno, tiraba el Maestro a complazerlo haziendo travajar a otros en lo que no tenian principal obligacion, dejandoles  por este meido resentidos, fomentado la desunion que se advertía.
Y finalmente en un dia de la octava del Corpus, quedando el sochantre con solo dos infantillos para el Versiculo, aviendo ocupado el Maestro a uno de ellos con cierta diligencia a la Sacristia, no obstante que le encargó el Sochantre volbiese pronto, no aviendolo hecho a tiempo, por cuya falta cantó el Sochantre el Versiculo con el infantillo qur quedaba y aver sido reprehendido por el mismo Sochantre el que hizo la falta, salió el Maestro a la defensa con las voces de que el solo mandaba en los infantillos y que se valdría de ellos como y quando los avía menester.
A lo que respondió el Sochantre que era primero la obligazion del coro que la de la Capilla, con otras razones que mezclaron en defensa cada uno de su sentir.
Por cuyo motivo, sabiendo el Sochantre la comision que el Cavildo tenia dada a los ynformantes, dio la queja; la que como todo lo sobre dicho es quanto podia exponer y resultaba, para que el Cavildo tomase la providencia correspondiente y pusiese el remedio mas oportuno de que sabe usar de su notoria justificacion.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 219 user reviews.

Fiesta del Corpus de Murcia, 12 de junio de 1728
                    Para los amigos de la Villa de Fortuna que no se merecen los gobernantes que tienen.
Danzantes de Huesca. 1910
Los niños bailaban dentro de la Iglesia
Los danzantes del Corpus eran el elemento más llamativo de la procesión. Eran grupos de ocho hombres que realizaban sus rituales delante de la custodia a base de continuos golpes de las varas que llevaban. Se trataba de un alarde por un lado pero por otro, se pretendía, mediante el ruido que causaban con sus zapateos y las varas, alejar al diablo de la custodia. Algo similar ocurría con la tarasca, enorme simulacro del dragón de Tarascón vencido por Santa Marta.
Los danzantes de Fortuna eran contratados con frecuencia para los festejos de Murcia por el vigor y la alegría con que ejecutaban sus ejercicios. Hay noticias de que hubo grupos de este tipo en Murcia, Cartagena, Caravaca, Lorca y Abanilla. A partir de 1780, cuando la procesión del Corpus se ve reducida a los elementos púramente religiosos, los danzantes o se integraron en las fiestas patronales locales o desaparecieron. La Región de Murcia es la única de toda España en donde ya no quedan en absoluto.  
A una danza de 8 hombres vezinos de Fortuna que vinieron a danzar a dhª fiesta y su prozesion: 60 Rls
Al duzainero (s) que acompaño a tocar a dhª danza: 40 Rls Vn
80 Rls V de 10 pares de zapatos, a 8 Rles cada par, que se dieron a dhª danza al duzainero y tamborinero.
96 Rls Vn a diferentes carreteros por la anea que trajeron para echar en las calles por donde paso la prozesion.
50 Rls Vn que se dieron a los que compusieron la tarasca y gigantes que salieron en dhª prozesion.
52 Rls a 13 hombres que se ocuparon en llebar dhª tarasca y gigantes a 4 Rls cada vno.
36 Rls a otros 9 hombres que se ocuparon en llebar los atabales delante de dhª prozesion a razon de 4 Rls cada vno,
Ytt, 240 Rles Vn entregados al M. R. Pe Frai Juan Truyol, Prior del Combento y religiosos del Sr Stº Domingo de esta Ziudad para ayuda a los gastos que se ofrezieron en la Yglesia con el motibo de asistir la Ziudad a dhª fiesta y prozesion. 
Ytt, pagados a Salvador de el Barco, vezino de esta Ziudad y Maestro Polborista. 746 Rls Vn, los mismos en que se ajusto la polbora que se disparo en dhª fiesta y su vispera y en la prozesion que se zelebro por la tarde.                               
Ytt, pagados a Joseph Crespo, Mathias Marfil, Pedro Jumilla, Joseph Rodriguez, Joseph Navarro y Pedro Lumeras, 600 Rls Vn por su trabajo y ocupazion en la formazion de 10 altares que a su costa hizieron en las calles por donde paso dhª fiesta.
Y en la forma referida, doi quenta y relacion, la qual ba zierta y verdadera, y asi lo juro en forma de drº, y lo firme en Murcia a 12 de junio de 1728.
Pedro Fajardo Calderon.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 237 user reviews.

Murcia, 29 de mayo de 1750
En Murcia, al igual que en Sevilla, de donde es la imagen, o en Granada se entoldaban las calles y plazas.
En Murcia, las fiestas del Corpus duraban toda una semana. Dentro del calendario festivo era la más importante del año, y a ellas concurría gente de toda la Región. En algún momento se pensó en incluir corridas de toros. Junto con las actividades religiosas, eran famosos los saraos privados en los que solían intervenir los grupos de danzantes y de gitanos que salían en la primera y en la última procesión. La mayoría de los regidores tenían organizadas algunas fiestas en sus casas desde la víspera del Jueves del Corpus, por lo que dejaban de asistir a la procesión, que comenzaba muy temprano y duraba casi toda la mañana.
Apostilla: Los danzantes eran grupos de hombres que realizaban bailes de paloteo al son de una dulzaina y un tamboril delante de la Custodia, sin darle nunca la espalda. En la procesión, justo antes de estos grupos iban los gigantes y cabezudos y la tarasca. En 1780 Carlos III prohibió estas manifestaciones por considerarlas impropias de la conmemoración, por lo que desaparecieron o se asimilaron a algunas fiestas patronales.    
El Sr Corregidor hizo presente a la Ciudad el justo motivo que tuvo el dia antecedente en que se celebro la festiva solemnidad del Ssmo Sacramento o Corpus Christi, de haver usado de sus facultades con los Cavalleros Regidores y demas Capitulares que no asistieron a tan devota y religiosa funcion, y mas con la nota que se dio al pueblo y a los forasteros de haverse visto el cuerpo del Ayuntamiento representado por solo la Justicia, un regidor y otro que llevaba el pendon Rl y quatro o cinco Jurados; asumpto digno del mayor sonrrojo como lo será el que conste providencia juridica sobre esta materia que la juzga poco decorosa a la serie del Consistorio y a la piedad y religion que en todos tiempos tiene acreditado a el Culto Divino y a las muchas funciones eclesiasticas a que anualmente concurre, desautorizando su antigua Christiana devocion con la poca asistencia que se advierte. En cuya inteligencia espera que el Ayuntamiento reflexione con el zelo que acostumbra sobre esta proposicion, para que Su sriª no tenga el menor motivo de tomar las serias resoluciones que corresponden.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 189 user reviews.

Murcia, 24 de marzo de 1780
Fiesta de Gigantes y Cabezudos. Abarán, 2010
El protocolo festivo incluía antiguas costumbres. Las poblaciones carecían de alumbrado público, pero con el motivo de algún acontecimiento relevante se hacían luminarias con teas o antorchas, cambiando los ambientes urbanos nocturnos. Dentro del repertorio de los músicos de las capillas eclesiásticas era imprescindible que, tanto para estas ocasiones como para las actividades de calle, los intérpretes de instrumentos de viento supieran tocar la dulzaina o chirimía. Al parecer, en algún momento se tocaron piezas musicales compuestas para campanas y dulzainas. Debe recordarse que este instrumento era el más popular en toda la Región de Murcia hasta las primeras décadas del siglo XX.
Catedral.- El Viernes Santo por la tarde veinte y quatro de Marzo de mil setecientos y ochenta, en el coro el Sr Presidente hizo presente carta del Ayuntamiento de esta Ciudad, su fhª 22, a consecuencia de la que se le escrivio para asistencia a la Misa de Gracias por el feliz parto de la Serenisma Srª Princesa de Asturias, manifestando su prontitud a concurrir a ella, y que haviendo acordado para regozijos del Pueblo los dias martes, miercoles y jueves de la semana de Pasqua, y que a este fin en las noches de sus visperas se pongan luminarias generales, pide al Cavildo tenga a bien se pongan tambien en la torre y haga repiques. Y Acordó se responda condescendiendo a su suplica y que se ejecute como en el ultimo ejemplar que fue hacer dhªs luminarias con repiques y chimirias por las noches y medios dias.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 154 user reviews.