Mañana domingo, en Abarán (Valle de Ricote) se podrá repetir esta foto.

Encuentro de Gigantes y Cabezudos ¡¡¡Sencillamente único!!!

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 194 user reviews.

HUELGA GENERAL EN MURCIA

Durante la semana del 17 al 24 de Septiembre de 1911, hace cien años, en la Ciudad de Murcia tuvieron lugar acontecimientos que dejaron marcada la sociedad de la época. El Postillón, saltándose su línea acostumbrada, va a recordar en las próximas entregas aquellos sucesos.

ANTECEDENTES

LAS HILANDERAS.- ¡Pobres niñas! Son algunas de la ciudad, otras de la huerta, muchas de los pueblos inmediatos. Trabajan once horas y media por dos reales, ¡dos reales que es el pan de la madre paralítica, del padre inútil para el trabajo, de los hermanos huérfanos!

            Niñas aún, madrugan día tras día, todo el año, para estar en la fábrica á las seis de la mañana. Antes de comenzar la tarea que quema sus manos y consume sus organismos, han tenido que recorrer una legua, dos, media por lo menos, con los pies por el suelo pues sus sueldos no alcanzan á cubrir sus plantas con las alpargatas que van dejando en las sendas á pedazos. Y aquel producto, que quema sus manos y que aniquila sus organismos, fué el qué sus padres cuidaron con afán sin comer de día, sin dormir de noche; y que luego vendieron á lo que quisieron, porque el precio era bajo, y el pagar el rento, urgía. Y esas pobres niñas que trabajan el propio sudor de sus padres por dos reales al día once horas mortales; salen de sus talleres ya oscurecido, cruzando sendas y salvando atajos para llegar á comer un pedazo de pan negro y un tomate podrido á las diez de la noche, para volver á despertar de madrugada en busca del sudor de sus padres que tienen que hilar en las ruecas de la fábrica.

            ¡Pobres niñas huertanas! Ayer y hoy, acaso no han comido sus madrecitas paralíticas, sus padres inútiles, sus hermanos huérfanos. Alguna tiene un hermano soldado, que se fué á Melilla y no sabe de él; y otras han abrazado hoy al que ha llegado con la tropa de Cartagena.

            P. Jara Carrillo.

ESPECTÁCULOS: Teatro Circo.- Hoy sábado 16, abrirá sus puertas con un cuadro completísimo de género de varietés en el cual figuran artistas de reconocidos méritos. Harán su debut la bailarina española “La Morenita” y “Las Granadinas”, artistas españolas ovacionadísimas en todas partes. “La Hurí”, única artista que triunfó 6 meses consecutivos en un teatro de Madrid.

Salón de Actualidades.- Compañía cómico dramática dirigida por el primer actor Dn Rafael Babí y en la que figura la primera actriz Srta Herminia Chiva.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 190 user reviews.

16 – 09 – 1783 MURCIA

            Desde mediados del Siglo XVIII la Ciudad de Murcia se había convertido en el centro comercial más importante entre Valencia, Granada y Málaga. Por ello se abrieron tiendas especializadas en todo tipo de productos. Abundaron las sastrerías y zapaterías, y, como vemos tambíen los sombrereros. Muchos de estos eran franceses.

Viose memorial de Pedro Bernet, residente en esta Ciudad de nazion franzes y maestro de sombreros finos y sus tinturas, en que dize ha venido a establezerse en ella y poner fabrica de su facultad  de la que es tal Maestro aprobado, como se acredita de la Carta de examen que exive, dada en la Ciudad de Tortosa a treinta del proximo Agosto, y concluye suplicando a este Ayuntamiento se sirva conzederle lizenzia para poner tienda abierta y manifestar al publico su habilidad.

 

 

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 182 user reviews.

Las hortalizas eran la dieta básica durante el siglo XVIII. Y yá entonces estaban los intermediarios (regatones). Para los que no son murcianos debe explicarse que las bajocas son las judías verdes.

Los Fieles Executores eran una suerte de inspectores de consumo. Su misión, entre otras, consistía en controlar los precios de todo lo que estuviese a la venta, así como la calidad de esos productos.

Las fotos pertenecen al video “100 y vinagre”

 13 – 09 – 1701 MURCIA

            A memorial de los ortelanos en que representan el perjuicio que se les sigue de no tener sitio en la plaza en que ponerse para la venta de sus ortalizas respecto de que los regatones ocupan los que estan señalados por esta Ciudad, suplicando que para remedio de ello se de la providencia combeniente

 13 – 09 – 1777 MURCIA

Tratose de arreglar las posturas a los generos comestibles en cumplimiento de lo encargado por la superioridad, practica y costumbre de este Ayuntamiento, quien ynformado por el Sr Dn Nicolas de Mira Peralta, uno de los Diputados del comun y a nombre de los Cavºs Fieles Excutores, Acordó se ponga la Libra de vajocas a tres quartos mediante la escasez y que las demas como se hallan en la tabla hasta nueva providenzia.

 

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 166 user reviews.

El Tío Cuco

            La féria de Murcia, como todas las ferias, tiene su fisonomía especial adquirida desde los más remotos tiempos y conservada sin variación notable, constituyendo una tradición que en vano tratarán de hacer caer en desuso los modernos reformistas.

            La entrada triunfal de la excelsa Patrona, la iluminación de la Torre, las corridas de toros, las vetustas casetas por las que pasan generaciones y más generaciones como ante las célebres Pirámides, los clásicos puestos de sandías y melones donde por una módica cantidad comen, beben y se lavan la cara nuestros huertanos, y otros cien detalles que podría enumerar pero que no lo hago por ser de todos conocidos, constituyen el tipo especial de nuestra féria. Todos estos componentes del todo que hoy me ocupa han sido descritos en prosa y en verso por los escritores entusiastas de las murcianas costumbres y sin embargo, hay un detalle no tratado todavía, escapado incomprensiblemente á la atención de los revisteros; detalle importantísimo, indispensable en la féria y cuya falta sería tan notada como una de las más importantes piezas del tablero.

            Esta pieza es El tio Cuco.

           Eliminar al tio Cuco de las reseñas do nuestra féria en las columnas de los periódicos es una ingratitud, un olvido inconcebible, un delito de lesa cuquería.

            Pero ¿Quién es el tio Cuco?

            Todos lo saben y nadie le atiende dándole su verdadera importancia, pasando desapercibidos sus verdade ros méritos.

            Si esa coleccion de niñas que juegan y corren por el Arenal en los días de la féria pudieran alabar en la prensa al tio Cuco, no tendría yo necesidad de escribir estas cuartillas; ellas le alabarían mucho mejor que yo y traducirían en frases angelicales, que jamás podrá trazar la pluma del poeta, el sentimiento de cariño que profesan á ese honrado hombre del pueblo que, apasionado de esos preciosos pimpollos que como mariposas revolotean entre las apiñadas gentes del paseo, hace espontáneamente regalos á manos llenas, más apreciables que los costosos juguetes reglamentarios y obligados del padre y del amigo.

            El tío Cuco es un industrial que no paga contribución porque don Venancio no se ha apercibido de él. Verdad es que el tío Cuco es un imitador del sastre del Campillo y sería un abuso hacerle tributario del Estado.

            Yo que soy muy aficionado á las chiquillas y que me intereso por todo lo que á ellas les gusta (debilidades de viejo), no he podido contenerme en mis deseos de ser amigo del tío Cuco y ya lo soy y ya estoy satisfecho. El tío Cuco y yo nos entendemos y, sin hablar de política hemos tenido una conferencia ó sea una interview como dicen ahora los corresponsales cursis que no saben escribir en castellano.

            Acerquéme á mi protagonista que, como de costumbre, estaba rodeado de un numeroso grupo de niñas. Difícil me fué conseguir la atención del buen viejo, que viejo es ya el tío Cuco.

– ¡Tío Cuco!, ¡deme usted un pito! – decía Hortensia gritando hasta ponerse ronca.

– ¡Tío Cuco!, ¡este pito no pita, deme usted otro!.

– ¡Tío Cuco!, ¡enséñeme usted á pitar, porque por más que soplo no suena.

– ¡Tío Cuco!, aquella señorita quiere un pito.

– ¡Tio Cuco!, una chicharra porque el pito hace poco ruido.

– ¡Tío Cuco!….

– ¡Tío Cuco!.

            Aquello era una revolución de seres femeninos casi homeopáticos que volvían loco al tío Cuco mientras éste repartía á manos llenas pitos de caña que brotaban de sus insondables bolsillos en abundancia inconcebible.

            Por fin, calmada aquella tempestad logré aproximarme á mi personage.

– ¡Tío Cuco!, le dije, y ya me entregaba un pito.

            – Venga usted conmigo, tenemos que hablar, repetí excusándome de aceptar el regalo.

            Y separándonos del barullo nos sentamos en sendas sillas de á perro gordo. Poco duró nuestro diálogo, pero hubo tiempo suficiente para que yo les diga a todas las niñas lo que ellas mismas habrían preguntado al buen viejo si no hiberan temido perder algunos minutos de bulla y alegría.

            El tío Cuco es natural de Orihuela; gana su sustento trabajando en un huerto de aquella ciudad, y es un ferviente devoto de la Virgen de la Fuensanta.

            – Mientras estas piernas me lleven, me decía acompanaré todos los años a la Virgen desde el monte a Santa María y desde aquí al monte.

            – ¿Cómo no se hace usted pagar esos pitos que regala

            – Mire usted, señorito, estos pitos no valen nada; yo me entrengo haciéndolos durante el día y luego á la noche se los doy á las niñas. ¿Crée usted que yo gozo poco viéndolas á todas hacer uso constante de mi regalo? Pues demasiado me pagan no teniendo asco de estas manos toscas.

            Algunas niñas quieren darme alguna moneda que yo rechazo, prosiguió, pero si algún niño me dá algo lo tomo.

– ¿Cuántos años hace que goza usted de esta inocente distracción?

            – Más de diez años, señorito. ¿Vé usted aquella señorita tan guapa que está allí sentada y que parece una bendicion de Dios? Pues á esa le he dado pitos muchas veces; ahora no me atrevo á ofrecérselos porque ya no es pequeñica como estas otras; y mire usted me acuerdo de que se llama Mercedes y vive (aquí las señas). Aquella otra se llama María y algunas noches rompía más de veinte pitos, porque era un demonio (sic).

            – Segun esto, usted no viene á Murcia más que en tiempo de féria.

            – Si señor, e1 día de la víspera de la venida de la Vírgen me echo la manta al hombro y ¡Á Murcia! ¡á la Fuensanta! Aquí tengo parientes, conozco á muchas familias de la huerta. Hago pitos en los cañaverales, los deposito en un puesto de la féria, me voy á la novena y desde allí al Arenal.

            El tio Cuco no sabe cómo han sabido en Murcia el mote que desde chiquillo le dieron en su pueblo, pero no está quejoso porque allí le llaman El Cuquico y aquí ha ascendido á Tio y 1e han aumentado á Cuco.

            Acabaré estos ligeros apuntas pidiendo para e1 tío Cuco un puesto honroso en nueatros anales de la féria.

            El tío Cuco merece el aprecio de todos los padres obsequiados en las personas de sus niñas. No hay regalos hechos cen mayor desinterés que los que hace el tío Cuco.

¡¡Viva el Tío Cuco!!

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 150 user reviews.

07-09-1745 MULA (Dedicado al postillón R. Jimérnrz Madrid)

            La reforma eductiva, como se puede apreciar, no viene de estos ni de los otros partidos. Siglos atrás yá suponía una preocupación. Y si nó, dos tazas de caldo. (Había concejales que no sabían leer ni escribir)

            En la Villa de Mula, en siete dias del mes de Septiembre mil setztos quarenta y cinco años, los Sres Dn Diego Antº Molina y Melgarexo y Miguel Albarez, Alcaldes ordinarios, Dn Martin de Blaya Valcarzel, Dn Rodrigo Botia Peñalber, Dn Francº de Coy Dato, Roque Zapata, Lucas Ximenez Sanchez y Miguel Murciano, Rexidores, Don Fernando Rosique Luna y Miguel de Moya Carreño, Jurados, y Antonio Sanchez Calbete, Aguazil Mayor, Capitulares, Conzejo pleno, Justizia y Reximiento de esta dhª Villa, juntos en su Cabildo como lo acostumbran, dijeron: Que queriendo esta Villa probeer remedio a los grabes daños y perjuicios de que se dañan y adulteran las republicas por la mala educacion y crianza de los niños, pues con deprabados abitos y abominables costumbres que en su tierna edad adquieren por la ociosidad, y que llegando a la jubenil se hazen reos y complices de mayores delitos perturbando la paz de los pueblos, ynquietando las Justicias en perjuizio de sus almas, acabando con las haziendas y onor de sus padres, orijinado todo ello de la falta de crianza en sus principios y educacion en el Santo Temor de Dios y su Divina Ley, como tambien al poco cuidado que los padres de familia tienen en el recojimiento debido a sus hijos, por tanto para serbicio de Dios y para cumplir con la administracion de Justicia en la mejor via y forma que corresponda en dro, ordenaron y mandaron se obserben, guarden y cumplan los Capitulos siguientes:

Primeramente, que todos los padres de familia tengan obligacion dentro de ocho dias de imbiar a la escuela los hijos que tengan hasta la hedad de doze años; y porque muchos padres se excusan de la execucion de este tan ymportante remedio con el pretexto de no tener con que pagar el maestro, para ebitar este yncombeniente acudiran a dhº Sr Dn Diego Antonio, quien en vista de las zircunstancias que le parezcan combenientes, dará las probidencias nezesarias que se requieren para que se eduquen y bayan a las escuelas los expresados niños sin costa alguna; y si cumplido el expresado termino no se cumpliese y ejecutase lo contenido en este capitulo, se prozedera contra los padres a lo que aya lugar en derecho, y a los hijos se pondran en la Rl Carzel por la primera vez, y por la segunda se les dara destino, aplicandolos a los Navios de su Magd, o a donde combenga segun su calidad.

Yten, que pasando de doze años los expresados niños, los padres que no tengan oficio o labor en que ocuparlos, o que no los destinen al seguimiento de las letras, los pongan a serbir a donde puedan aprobechar o a aprehender oficio y a trabajar, y si asi no lo ejecutasen, los que se encuentren de dhª hedad se les pondran presos por la primera vez por quinze dias, y por la segunda se les castigara aplicandolos al serbicio de su Magd

            Sobre todo lo qual y para que tenga el debido efecto lo prebenido en estos capitulos encargan Sus Mercedes el cuidado de su obserbancia al Sr Rejidor decano y Procurador Sindico General de esta Villa, para que zertificado de su contrabencion, de quenta para su remedio, sobre todo lo qual se les encarga las conciencias asi a los Sres Juezes com a dhº Sr Procurador Sindico.

            Y por este asi lo acordaron, y firman de sus Mercedes quien sabe, de que doy fee.

 

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 258 user reviews.

05 – 09 – 1739 SALINAS DEL PINATAR

                “La torre derribada” es una de las playas mejor conservadas del litoral murciano, en lo que se refiere a espacios naturales. Ello se debe a estar emplazada en el linde de las salinas del Pinatar.       

               El nombre le viene de una antigua torre de defensa que se construyó en la misma línea de mar, allá por los siglos XV o XVI. Sucesivas tormentas fueron minando sus cimientos, y pocos años después de la cita de hoy la torre estaba totalmente arruinada.

                El Señor Correxidor dijo que el motivo de haver mandado zitar a este Cavildo ha sido haver recivido con posta la noche de aier Carta del Excmº Señor Marques de Bay, Comandante General deste Reino desde la Ziudad de Orihuela, con fecha de quatro del corriente, en que le manifiesta estar ynformado de que la Torre del Pinatar, unica desta Jurisdiccion entre la de La Oradada, ultima de dhª Ziudad de Orihuela, y la de El Estacio, primera de la de Cartagena, se halla enteramente avandonada y sin uso, y que siendo tan del Rl Servicio que se supla su asistencia con alguna equibalente providencia, encarga a su Señoria se sirva dar la misma disposizion que se tomo en aquel parage al tiempo de la expedicion de Oran, y que de qualquiera ocurrencia se le dé aviso a dhº Excmº Sr a la plaza de Cartagena, para donde estava de marcha, de que dá cuenta esperando del zelo y lealtad desta Ziudad a el Rl Servicio concurra por su parte a esta ymportancia, Y se hizo relacion de dhª Carta.

                 Y la Ziudad, haviendola oydo, considerando que al tiempo de la expedicion de dhª plaza de Oran no entendio Murcia en providencia alguna al resguardo de dhª torre por haver corrido vajo las ordenes que facilitó el Excmº Sr Principe de Campo Florido, y que posteriormente el Excmº Señor Duque de Montemar, con el deseo de resguardar la costa reparando y guarneciendo las torres de ella por medio de distintos arbitrios, tiene pedidos varios ynformes al Señor Crrxor y a esta Ziudad, los que haviendose executado, no ha resultado hasta aora resolucion alguna; pero teniendo presente esta Ziudad la urgenzia que expone dhº Señor Marques, está pronta como tan amante al Rl Servicio, a practicar las dilixenzias ynterinas que tubiese por combeniente, y asi se le escriba a su Excª manifestandole el deseo de obsequiarle en quanto sea de su maior satisfaczion, y para los efectos que haia lugar, se tenga presente dhª carta con las demas de este asumpto.

Average Rating: 5 out of 5 based on 171 user reviews.

30 – 08 – 1743 MAZARRÓN

La Villa de Mazarrón había perdido su explendor a finales del siglo XVII, a causa del abandono a que la había sometido el Marqués de los Vélez.

            Casi despoblada, los pocos habitantes que quedaban en ella y sus campos se dedicaban fundamentalmente al cultivo de cereales. En 1743 se hizo un intento de repoblación mediante un trasvase desde el Río Castril, proyecto que nunca se finalizó.

            Merece la pena dar un paseo por las calles del actual pueblo, y tapear por alguno de sus numerosos bares. La Iglesia mudejar de San Andrés es una visita obligada. Para los amantes de la fotografía, la sierra minera, repleta de coloridos restos, es un aliciente, y casi una provocación. A unos 500 metros de la salida norte del pueblo se encuerntra casi abandonado el antiguo pilón o fuente pública centenaria.

1.- A la primera pregunta, siendo tan limitado este termino no tiene rios, fuentes ni otras aguas que tengan yntidad (s) para poder utilizarse dellas.

2, 3, 4, 5, 6.- A la segunda pregunta sinclusas (s) hasta la sexta, solo se encuentra en este termino algunos vecinos que tiene algun agua y con ella se sirben para si, sus aberios y algun  alcazel (s = alcacil = alcachofa) y corta hortaliza por ser el agua mui limitada. Los que la poseen de ynmemorial tiempo de unos en otros sin aberse experimentado regarse en mas abundancia que la al presente que no es para arrendarse ni otros benefizios que la cortedad de los mismos dueños, siendo de poca estimacion su prinzipal ni esperar de este benefizio de aumento de riegos, molinos ni otras fabricas dignas de tener presentes para benefizios.

8.- A la octaba pregunta sobre que produze lo secano, siendo esto al cultibo de el labrador en sus barbecheras experimenta segun las ocasiones y felizidad de las llubias hasta coxer la cosecha de trigo y sebada, en que solo pende este pais, y se experimenta rendir sesenta fanegas la zevada, una de tierra y mas de veinte y sinco (s) en el trigo.

11.- A la Onzena (s) pregunta, que positibamente no se puede conjeturar que tierras se podra facilitar su riego que se hallan panificables en distintos sitios y dibersos particulares vezinos de esta Villa, que las tienen en esta Jurisdicion y la de la Ciudad de Lorca propias suias y no baldias sin aber ninguna ynculta, en que se comprehende usando de ellas mucha parte de este bezindado (s), en lo que no es dudable gozaran maior benefizio llegado a perfeccion la utilidad de ber corrientes para el goze de las zitadas aguas.

16.- A la diez y seis pregunta, teniendo esta Villa el conosimiento e ynforme de otros labradores vecinos della, sienpre que se consiga echar el agua en las que manifiestan a proposito para ella, criaran las tierras de todos frutos por la bondad y buena calidad de el terreno en que se aplique, y esperienzia en los años abundantes de llubias.

 

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 170 user reviews.

          29/08/1704

    Las inundaciones causadas por el Río, para los murcianos, son cosa conocida, al menos de referencia. A pesar de las contínuas obras y prevenciones, cada cierto tiempo el río se desbordaba de forma incontrolada e incontrolable. La primera riada del siglo XVIII se había llevado el antiguo puente de piedra, y la Ciudad sólo pudo resolver la comunicación con el sur (Andalucia y Cartagena) mediante la construcción de unos puentes, provisionales, de madera. Pero estos, con la mala calidad de su elaboración, el desgaste producido por el calor y las crecidas del agua, habían quedado muy frágiles. Así fué como tres años después de aquella gran riada de 1701, sobrevino otra que destrozó la huerta y parte de la Ciudad.

MURCIA.- Pleno Extraordinario en las Salas de la Corte.

          Hizose relazion de la zitacion a este Cavildo para tratar y conferir sobre los fomentos que se an de activar para el reparo de los muchos daños que a ocasionado la venida (s) del Rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis de  este mes. Y entendida por la Ziudad con lo que dijo el Sr Theniente de Correxidor de allarse con notizia de ser dhºs daños mas de los que asta aora se an podido descubrir, pues haviendo roto y llevadose la Contraparada que sirve para tomar agua las azequias prinzipales que dan riego a toda la guerta, quedandose sin poder moler los molinos que ay en ellas, como tanvien los dos puentes de madera que servian para el comercio desta Ziudad con la de Cartaxena y Andaluzia, quebrantando la estacada que en la ocasion de la crezida antezedente del año de setencientos y uno, se hizo en la confrontazion de la Ynquisicion para defensa del dhº rio, cuio accidente puso a esta Ziudad en el mayor riesgo y desconsuelo por haver empezado a berterse agua por el portillo y rotura desta estacada, siendo estos y los demas perjuizios que a ocasionado dicho rio motivo de ser ynnumerables las cosas a que ai que acudir, y que recaiendo este cuidado con el de las disposiziones economicas, politicas y de Justizia solo en dhº Señor respecto de la ausenzia del Señor Correxidor, lo pone en consideracion de la Ziudad para que sea su persona con otros algunos Cavºs Capitulares que le asistan a las defensas del rio. Y la Ciudad hauiendolo entendido, dio las grazias a dhº Señor de su zelo, deseo y aplicazion al alivio y consuelo de esta republica, y para el fin que a propuesto le suplico se sirba de nombrar los Cavalleros que tubiere por convenyentes (s), que todos estan promptos a asistirle y los que asi nombrare. Acordo se formase junta donde se trate, confiera y resuelva lo que estubiere por mas combeniente para las providenzias, reparos y defensas y obras del Rio.

– La Ziudad Acuerda se haga consulta y representazion a su Magestad sobre los considerables daños que a ocasionado la crecida del rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, riesgo que aumenta a esta poblacion y los ningunos medios con que se alla para acudir al reparo destas nezesidades suplicandole se sirva probeer del remedio que convenga.

– Teniendose notizia que en las azequias maiores de las Barreras y Aljufia ay muchos daños ocasionados de la crecida del Rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, la Ziudad acuerda que los Cavºs Comisarios de dichas azequias las hagan reconozer y traigan razon para tratar de su remedio. Y respecto de la ausenzia del Señor Dn Diego Rexon de Silva, Rxºr y uno de los Comisarios de la dicha Zequia de Aljufia, nombro en su lugar al Sr. Dn Antonio Sandoval.

                – Considerando la Ziudad que de haverse llevado y destruido el Rio la Contraparada que sirve de tomar agua las azequias mayores para todo el riego de la guerta es imponderable el daño que ocasiona y que por esta razon se debe preferir su reparo y remedio a las demas urjenzias, Acordo se ejecute asi por los Cavºs que se nombraron por el Sr Theniente de Correxidor de que se a de formar Junta para todo lo tocante a las providenzias y defensas del rio, a quien los difiere la Ziudad. Y suplico a dhº Señor que los gastos que se ofrezieren en dhª obra los mande sacar del arca y caudal destinado para las del rio.

               – Habiendose entendido que en diferentes parajes de la guerta y zercania del rio ai madera de la de la contraparada y puentes que se llevo, la Ziudad acuerda que los Cavºs Comisarios de las azequias maiores hagan recoger y poner cobro a toda la madera que se pudiere, asi para que el daño sea menor como para que sirva a las obras y reparos que ay que hazer en las defensas de dicho rio.

– Teniendo notizia la Ziudad que Joseph Crespo, maestro de carpintero tablachero de la voca del puente de los Carruajes, y otros han faltado a su obligazion, pues teniendola de acudir cada uno a su puesto en las ocasiones de crecidas del rio no lo ejecutaron en la que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, motivo porque tubo gran conozenzia (s) de ynundarse esta poblazion, cometio al Sr Dn Joseph Antonio Rocamora, Rxºr, haga recoger todos los tablachos del Almudi, para que sin continjenzia, esten dispuestos y promptos para servir en las urjenzias que ocurrieren y que en Justizia pida contra dhº Joseph Crespo y demas tablacheros lo que convenga a fin de que queden correxidos, castigados y enmendados para en lo de adelante.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 179 user reviews.

17700812 MURCIA

En la Ciudad de Murcia a doze de Agosto de mil setezientos setenta, El Sr. Dn Juan Antonio de Guemes y Zevallos el Cavallero y Contador Corregidor de esta Ciudad de Murcia, por S. M. : Dijo, que luego que entro a exerzer este empleo, procuro informar de las casas de Juego de Mesas de Trucos Publicas que ay en esta dha Ciudad y de lo que se practica en ellas concursando varias personas, no solo a jugar a este sino es a otros prohibidos de Naipes por Rls Pragmaticas; lo que executan en piezas o quartos separados y ocultos, de que se sigue la perdida de bastantes caudales, escandalo en la republica, ofensas a Dios y destruccion de algunas casas y familias, motibo por que esta Rl Justizia lo ha celado en este año y fulminado su causa a las personas que encontro en dhas Casas de Juego, y aun tiene entendido su Señoria que por la Rl Chanzilleria de Granada se les aperzibio y multo en las costas.

Y siendo combeniente para la quietud publica, observanzia de las Leyes, y cumplimiento del enpleo de su Sriª tomar serias providencias para contener estos exzesos tan perjudiziales al publico:

Mando comparezcan ante su Sriª los sujetos que tienen en sus casas Mesas de Juegos de Trucos y se les haga saber las tengan abiertas en el verano hasta las diez de la noche y en el Ymbierno hasta las nuebe, y en los dias festibos y de prezepto de oir misa no se abran hasta dadas las nuebe de la mañana en todo tiempo del año sin que en las piezas donde estan colocadas dhªs mesas ni en otras haya juego de Naypes, pues se les prohibe enteramente; y contrabiniendo a esta disposicion se les condena desde luego a veinte Ducados de multa, aplicados a penas de Camara y gastos de Justizia y sin perjuizio de prozeder a lo demas que haya lugar por derecho, conforme a las citadas Rls Pragmaticas y prevenciones que se les haya echo por dha Chanzilleria. Y puestas las respectibas notificaciones, se pondra este Auto con los de Buen Gobierno para que obre a su tiempo los efectos que conduzcan.

Y lo firmó.

Juan Antº de Guemes.

Average Rating: 5 out of 5 based on 292 user reviews.