Murcia, 12 de marzo de 1757
En muchos hogares había armas de fuego que servían para cazar o como elemento de defensa. Escopetas, fusiles o pequeñas pistolas. Esto se mantuvo hasta 1930, cuando se dispuso la obligación de poseer una licencia para ello.
En el siglo XVIII, los jóvenes de las clases más acomodadas debían tener al menos unos pequeños conocimientos del arte de la esgrima, por lo que los maestros de este “arte” abundaron tanto en Murcia como en Cartagena. Esta afición puede ser considerada como el antedecente del primer deporte de élite junto con la hípica.  
Viose un titulo de maestro de la ciencia y destreza de las armas despachado por Dn Diego Rodirguez del Canto, maestro del Rey, nrº Sr, a favor de Dn Phelipe Cantos, vezino de esta Ciudad, su fecha en Madrid a tres del corriente por el que consta darsele facultad para impedir tener escuela en esta ciudad a todas las personas que no tubiesen titulo de examen, cumpliendo con lo mandado en la Rl Oredenanza impresa e inserta en dho nombramiento. Y la Ciudad, acordo cometer y cometio el examen de esta pretension al Sr Dn Juan de Sandoval, rexidor, para que informando de ella a este Ayuntamiento resuelva lo que tenga por conveniente.

Average Rating: 5 out of 5 based on 289 user reviews.