Fortuna, 10 de julio de 1750
Auto de Reyes en Patiño
Auto de Reyes en Patiño
Los estudios teóricos sobre el teatro popular en los lugares y pedanías de Murcia aseguran que, al márgen de los festejos navideños, debieron hacerse algunas representaciones de autos sacramentales en los momentos de Semana Santa y Corpus. Sin embargo, existen muy pocos testimonios sobre ello.
En la Villa de Fortuna, que acogería apenas unos cientos de vecinos, había una importante actividad en torno a los rituales. Algunos años, desde Murcia se convocaba a sus danzantes del Corpus y los de Abanilla para que actuasen en la capital en esa fecha. Así pues, no debe extrañar que una de las escasas noticias recogidas hasta ahora sobre teatro popular, venga de ese lugar, cuyos baños comenzaban a ser muy frecuentados a mediados del siglo XVIII.
Viose memorial de Antonio Miralles y otros vezinos de la Villa de Fortuna, haciendo relacion de la expecial debocion que sus moradores tienen a la Ymajen de Nrº Padre Jesus, y para su mayor venerazion a sus expensas han echo construir una prodijiosa echura de su Divina Magestad, siendo general el jubilo que en esto manifiesta el pueblo, y pretenden acompañarlo con la representacion de la comedia de Dn Juan de Espina en Milan, cuyo auto les impide la falta de bastidores, por lo que suplican a la Ziudad se sirba prestarles los que tiene para semejantes funciones, estando como estan promptos a obligarse a bolberlos tales y tan buenos como se les entregue, a satiafaccion del Ayuntamiento. Y haviendolo oydo, Acordo se les preste con el seguro y obligacion correspondiente, con interbencion de Dn Pedrº Faxardo.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 164 user reviews.

Murcia, 31 de octubre de 1795
41031La noche de Ánimas era una de las más terribles, sobre todo para los moradores de los pequeños lugares y de los caseríos aislados. Antiguas creencias y fuertes supersticiones aludían a “La Santa Compaña”, especie de procesión macabra formada por las álmas en pena que podía salir en cualquier momento y en cualquier lugar. Los cementerios civiles no existían y los enterramientos se hacían en el entorno o en el interior de las iglesias parroquiales, lo que aumentaba en las poblaciones los temores por la proximidad de los difuntos. En los campos de Fortuna y Abanilla todavía hoy se mantienen creencias sobre aparecidos y aparecidas que surgen en los caminos.
Para protegerse de estas desagradables presencias, las viviendas se cerraban por completo al anochecer. Pero, por si venía algún ancestro, se le preparaba un pequeño almuerzo y dulces a base de calabaza, o se le dedicaban pequeñas luminarias en recipientes de aceite. Se ha documentado que en algunos sitios, incluso se preparaba una cama por si quisieran descansar. En Murcia, entre los más pequeños se recuperaba la terrible figura del Tío Saín o Saíno o el del Perule en Cartagena: ¡¡¡El Tío del saco que podía llevarselos!!!. Según Sánchez Conesa, desde tiempos inmemoriales, se utilizaban calabazas con luces dentro como amuleto protector. Esto, aunque se atribuye a la actual cultura norteamericana, procede como tantas otras cosas de allí, de las tradiciones de los emigrantes europeos.
Tratose de arreglar las posturas a los generos comestibles en cumplimiento de lo encargado por la superioridad, practica y costumbre de este Ayuntamiento, quien ynformado de las ocurrencias presentes por los Cavalleros Fieles Ejecutores actuales, resolvio lo siguiente:
Que la libra de uva de Jijona se venda a quatro quartos
La de garvanzos remojados a zinco,
La de arrope claro a nuebe cuartos
Y la de calabazate a ocho
Y Acordó la Ciudad sigan estos precios con los demas señalados en la tabla general hasta nueva providencia.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 289 user reviews.

Fiesta del Corpus de Murcia, 12 de junio de 1728
                    Para los amigos de la Villa de Fortuna que no se merecen los gobernantes que tienen.
Danzantes de Huesca. 1910
Los niños bailaban dentro de la Iglesia
Los danzantes del Corpus eran el elemento más llamativo de la procesión. Eran grupos de ocho hombres que realizaban sus rituales delante de la custodia a base de continuos golpes de las varas que llevaban. Se trataba de un alarde por un lado pero por otro, se pretendía, mediante el ruido que causaban con sus zapateos y las varas, alejar al diablo de la custodia. Algo similar ocurría con la tarasca, enorme simulacro del dragón de Tarascón vencido por Santa Marta.
Los danzantes de Fortuna eran contratados con frecuencia para los festejos de Murcia por el vigor y la alegría con que ejecutaban sus ejercicios. Hay noticias de que hubo grupos de este tipo en Murcia, Cartagena, Caravaca, Lorca y Abanilla. A partir de 1780, cuando la procesión del Corpus se ve reducida a los elementos púramente religiosos, los danzantes o se integraron en las fiestas patronales locales o desaparecieron. La Región de Murcia es la única de toda España en donde ya no quedan en absoluto.  
A una danza de 8 hombres vezinos de Fortuna que vinieron a danzar a dhª fiesta y su prozesion: 60 Rls
Al duzainero (s) que acompaño a tocar a dhª danza: 40 Rls Vn
80 Rls V de 10 pares de zapatos, a 8 Rles cada par, que se dieron a dhª danza al duzainero y tamborinero.
96 Rls Vn a diferentes carreteros por la anea que trajeron para echar en las calles por donde paso la prozesion.
50 Rls Vn que se dieron a los que compusieron la tarasca y gigantes que salieron en dhª prozesion.
52 Rls a 13 hombres que se ocuparon en llebar dhª tarasca y gigantes a 4 Rls cada vno.
36 Rls a otros 9 hombres que se ocuparon en llebar los atabales delante de dhª prozesion a razon de 4 Rls cada vno,
Ytt, 240 Rles Vn entregados al M. R. Pe Frai Juan Truyol, Prior del Combento y religiosos del Sr Stº Domingo de esta Ziudad para ayuda a los gastos que se ofrezieron en la Yglesia con el motibo de asistir la Ziudad a dhª fiesta y prozesion. 
Ytt, pagados a Salvador de el Barco, vezino de esta Ziudad y Maestro Polborista. 746 Rls Vn, los mismos en que se ajusto la polbora que se disparo en dhª fiesta y su vispera y en la prozesion que se zelebro por la tarde.                               
Ytt, pagados a Joseph Crespo, Mathias Marfil, Pedro Jumilla, Joseph Rodriguez, Joseph Navarro y Pedro Lumeras, 600 Rls Vn por su trabajo y ocupazion en la formazion de 10 altares que a su costa hizieron en las calles por donde paso dhª fiesta.
Y en la forma referida, doi quenta y relacion, la qual ba zierta y verdadera, y asi lo juro en forma de drº, y lo firme en Murcia a 12 de junio de 1728.
Pedro Fajardo Calderon.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 282 user reviews.