15 de julio de 1721
Hay pocas referencias a fabricas de cristal o de vidrio en Murcia hasta el siglo XIX. La principal demanda de este producto era para cerrar las grandes ventanas y los miradores que estaban cambiando la fisonomía de las viviendas. Por razones de higiene, el elemento que más caracteriza la casa del siglo XVIII es la presencia de balcones y ventanales que servían para airear mejor los interiores.
Dentro del ajuar, las jarras y vasos de cristal escasean hasta la segunda mitad de siglo, siendo estos recipientes todavía de barro.
El principal problema que se planteaba a cualquier empresa que precisase de un horno era la obtención del carburante, debido a las rigurosas ordenanzas que buscaban un equilibrio ente consumo y conservación de los montes. Recuérdese que los numerosos alfareros de Espinardo y Guadalupe utilizaban de forma fraudulenta hasta los arbustos de tomillo y romero, arrancándolos de cuajo.
Al memorial de Tomas Puche, maestro fabricante de vidrio suplicando a esta Ziudad le conzeda lizª para hazer dhª fabrica en esta poblazion respecto de que el maior consumo de leña que puede tener sera quatro cargas al dia,
Y haviendolo oido, atendiendo al venefizio publico que desto puede resultar, Conzedio lizª para que por el tiempo de la voluntad de esta Ziudad ponga dhª fabrica en su poblazion con la calidad de que en el gasto de leña no a de exzeder de las quatro cargas al dia que propone y estas las a de comprar dentro de esta Ziudad sin ynviar a cortarlas de su quenta al monte, y se comete al Sr Dn Juan Vautista Ferro, Rxºr, el señalamiento de sitio para dhª fabrica y el zelar la observanzia deste acuerdo y que se denunzie y castigue su contravenzion en las penas extablezidas por ordenanzas.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 281 user reviews.

9 de julio de 1796
Los Lugares de La Ñora, Guadalupe y Espinardo cambiaron su ancestral actividad de la alfarería por la elaboración de las especies del pimentón. Para ello se transformó el diseño de los regadíos tradicionales, cambiando la morera por la planta del pimiento; los molinos combinaron la actividad molinera con la pimentonera, y en ciertas épocas del año los terrenos cercanos se pintaban de rojo por la exposición del producto para el secado. 
Viose memorial de Alonso Perez y consortes, moradores en el Lugar de La Ñora, vendedores de pimiento dulze y picante, representando los perxuizios que reziven de dar la libra del primero a onze quartos y la del segundo a nueve. Y concluyen suplicando a la Ciudad se sirva arreglarlo a catorze y a doze.
Quien, en su intelixenzia, cometió esta instanzia a los Cavºs Fieles Executores y Diputados del Comun para que la reconozcan, e ynformen en su razon quanto se les ofresca y parezca correspondiente a fin de providenziar con conozimiento en el asunto, sin perxudicar al publico ni a dhºs vendedores.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 179 user reviews.

Guadalupe de Macias Coque, 3 de marzo de 1798
Muchos templos de la huerta y del campo se habían construído siglos o al menos decenas de años atrás. Eran de tamaño reducido y de factura vulgar y simple, lo que les hacía muy frágiles ante la variedad climatológica con largas temporadas de sequía alternadas con episodios violentos de lluvias. Llama la atención que la antigua iglesia, aneja a la Parroquia de Espinardo, estuviese construída con tapial (mezcla de tierra, piedras y yeso) cuando es conocido que en Espinardo y Guadalupe existió una potentísima actividad de alfarería industrial (ladrillo, teja, etc.). En el centro del actual Campus Universitario se conserva todavía la legendaria cueva del barro donde se surtían los alfareros.
Por otro lado, el edificio acusaba otro de los males de la construcción en Murcia: la mala calidad de la madera.
Sin duda, la iglesia de Guadalupe perdió importancia entre los feligreses con la construcción del templo adosado al convento de Los Gerónimos.
detalle de edificio en ruinas con paredes de ladrillo de barro y tapial
está en las cercanías de Guadalupe
Hizose relacion de estar citados dhºs Sres para oir memorial del Theniente de la Yglesia de Maciascoque, pidiendo limosna para su obra y determinar con vista de ynforme.
Leyose el que hace la Contaduria, remitiendose en todo lo que resulta del plan y certificacion del Arquitecto Bolarin que pasó con dos Señores Contadores y es:
Que las paredes laterales de dhª Yglesia que son de tierra se han rebentado y desplomado en un palmo.
Que los arcos se han rebentado y quebrantado y perdido todas sus bueltas.
Que las maderas del tejado, muchas estan podridas y las tejas quebradas de modo que quando lluebe no pueden entrar los fieles a oir misa, y aun el mismo Arquitecto les ha encargado no entren por la ruina que amenaza.
Que iguales quebrantos se registran en la Sacristia, en los baldosados, mesas de Altar y enlucidos,
De modo que para su reparo segun especifica dhº Arquitecto en si certificacion son menester diez y ocho mil Reales, pero que siempre quedará con necesidad de muchas cosas expuestas a otros quebrantos y sin la calidad correspondiente al vecindario, por lo que en su concepto se haria una Yglesia segun el plan que presenta que en ella cogieran mil almas, cuyo coste sera el el quarenta y cinco mil Reales, a lo que deberia contribuir el Sr Territorial.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 169 user reviews.