Juego de bochas

17 de junio de 1778
Para el profesor Angel Luís Molina, investigador de los juegos medievales.
150617El juego de bochas viene siendo asimilado como antecesor de la petanca o los bolos. Sin embargo, los diferentes testimonios encontrados difieren de este criterio. Al parecer, podría integrarse en el grupo de juegos de canicas o pequeñas bolas conocido en Chile y en otros países americanos como “la Ratonera”. Se trata de introducir en una serie de agujeros hechos en un pequeño tablero o en un espacio acotado en el suelo el mayor número de  bolas, que podían ser de barro pero probablemente serían balines de fusil o de pistola. Se hacían apuestas o desafíos entre los jugadores, y siempre había alguno que, mediante una especial habilidad, se hacía con el dinero. Por su afinidad con las canicas era muy practicado por los muchachos que acudían a las tabernas y casas de juegos abandonando sus labores.

Viose un expediente formado por el Sr Crrxºr sobre haber providenziado su Señoria se zierren las casas de mesas de trucos, se recojan las bolas y adherentes de esta y lo mismo los juegos de vochas; y por Auto del dia de ayer se sirve mandar se haga saber a este Ayuntamiento arregle y señale las casas que deben quedar con dhºs juegos de trucos y los de bochas en esta Capital y si es combeniente paguen algun estipendio semanal o mensualmente para invertirlo en la composizion de caminos, como se executa en otras partes, que los que hubiesen de permanezer en dhªs casas han de dar fianza para responder de las quimeras que probengan, y de que no han de tener juegos de naipes, con las demas prebenziones que considere conformes esta Ciiudad, el qual se leyó a la letra.

Baile roto en Cobatillas

Cobatillas.- 9 de octubre de 1764
1964. En los caseríos de La Flota, hoy Avenida de Juan de Borbón, se celebraba la matanza con un baile.

1964. En los caseríos de La Flota, hoy Avenida de Juan de Borbón, se celebraba la matanza con un baile.

En las huertas y campos, el ocio y el entretenimiento se entendían de forma diferentes. La vida cotidiana estaba marcada por el horario agrícola, lo que obligaba a levantarse de madrugada y a acostarse sobre las nueve o las diez de la noche. En invierno, algunos juegos de cartas o escuchar relatos y cuentos eran toda la actividad ociosa. Las bodas y similares alteraban la monotonía.
Los ritos de transito como el matrimonio, o el fallecimiento de niños, eran celebrados con bailes. En los primeros, era habitual que grupos de mozos se presentasen a “romperlos” mediante violencia. Los instrumentos utilizados eran el violín y la dulzaina. De los bailes de difuntos hablaremos otro dia.
Fianza carcelera.- Dijeron que ante la Rl justicia y Nicolas de Jodar, se esta siguiendo causa de oficio contra Antonio Guardiola, vecino de esta dha Ciudad, morador en el Partido de Cobatillas de su Jurisdiczion, y otros consortes, por el vaile que en la noche del dia diez y seis de Septiembre pasado de proximo hubo en las barracas de Blas Perez, morador en dhº Partido de Cobatillas, en el que mediaron algunos golpes, de cuio exceso se le puso preso en la Rls Carzeles desta referida Ciudad.

 

Teatro del Trinquete.- 1

Murcia, 7 de octubre de 1786
El recinto de la Ciudad de Murcia

El recinto de la Ciudad de Murcia

Durante los meses de verano, la vida ociosa en la Ciudad era amena y variada. Los paseos y las alamedas se veían muy frecuentadas, encontrándose allí algunos establecimientos llamados botillerías en donde se consumían bebidas heladas. En el Arenal, actual glorieta, los clarineros municipales solían ilustrar musicalmente las tardes. Por otro lado se ha documentado la presencia de varias canchas de bolos en el mismo recinto urbano. Algunos mozos se bañaban en los azudes del río.
Pero con la llegada del otoño y los primeros aires frescos, la vida se retraía un poco. Sólo los hombres encontraban algo de esparcimiento en las más de cincuenta tabernas, en los juegos de las casas de comidas y figones, y en las posadas donde la soldadesca solía improvisar gruesas veladas.
Para las mujeres, desde siglos atrás, el corral de comedias era la única oferta pública para el ocio, pero a finales de siglo el estado del Teatro del Toro era desastroso y con pocas garantías de seguridad. Por ello, las familias López Oliver, Cetina y Zarandona intentaron construir un pequeño salón en el solar del juego de trinquete situado en pleno centro, entre San Bartolomé y la plaza de Santa Catalina.
Viose papel del Señor Dn Juan Pablo de Salvador y Asprer, Correxidor de esta Capital, su fhª del dia de ayer, comunicando los vivos deseos que le asisten de arvitriar (s) medios para los fondos de las obras de polizia de este Pueblo, como repetidas vezes le ha encagado el Soverano. Y que ha abrigado una proposizion del Autor de la compañía Comica que representó en Valenzia y se halla con el competente despacho en esta Ciudad para zelebrar en ella unas diversiones. A cuyo fin le ha representado hallarse de ajuste con algunos asentistas para el restablezimiento interino del corral propio de este Ayuntamiento, cuyo papel acompaña, con lo demas que contiene, el que se leyó a la letra; como tambien la representazion y proposizion que ha hecho a su Señoria el Apoderado de dhª Compañia, sin expresar su nombre y apellido y poderes que tiene de ella.

Juegos de bolos

Murcia, 21 de julio de 1778
El entretenimiento y el ocio era parte necesaria de la vida cotidiana. Ciertos juegos de cartas en los que intervenía el dinero estaban controlados o prohibidos.
El único juego de rivalidad o de competición conocido en la Región de Murcia eran los bolos. Varios pintores costumbristas lo han plasmado. Al igual que en otros aspectos del ocio como el baile, con el desfile del siglo se van teniendo noticias de estas actividades. Por lo general, junto al “carril” de los bolos había un ventorrillo o taberna, donde se comentaba el juego, a veces de forma apasionada. Un pequeño reglamento de estos espacios recomienda horarios y clase de personas que participasen en ellos. Llama la atención el horario y la recomendación a los casados de evitar estos ambientes.

El Postillón empleó toda una mañana durante varias partidas de bolos para obtener esta foto.

En cumplimiento del encargo que V. S. I., se sirvio azernos en su Cavildo de 16 del proximo Junio para que le ynformemos sobre los juegos de trucos y bochas que deven quedar en esta Ciudad y con que limitaziones, segun lo desea tambien el Sr Corregidor, hemos reconocido los Autos formados de orden de su Señoria para que se zerrasen dhºs juegos y evitasen los muchos exzesos que se advierten.
Por lo que de ellos resulta y de las notizias que para nrª ynstruccion y govierno hemos tomado, devemos exponer a V. S. que unos y otros se extablecieron y los ay en barios Pueblos para una onesta recreacion y pueden ser utiles a este siempre que no se abuse de ellos. Y para precaber los incombenientes que se experimentan nos pareze se observen precisamente las siguientes reglas:
Capitulo 1º.- Que siempre que se haia de extablezer casa de esta naturaleza en lo subzesibo se ha de pedir lizencia al Ayuntamiento.
2º.- Que los tres Juegos de trucos que ay en el dia corrientes y son propios de Dª Teresa Gomez de Albazete, Dn Diego Gabriel Molina y Vaena, y Dn Antonio Barrera, han de permanezer vajo la direczion de sus dueños o personas de juicio y buena conducta que a sus nombres los mantengan en los sitios y paraxes donde oy se hallan, dando fianza hasta la cantidad que V. S. estimare suficiente para responder de qualquiera ynfraccion de la Rl Pragamatica de la que se entregara un exemplar.
3º.- Que no se ha de jugar en las oras de la siesta del dia en el verano ni pasada la de las nuebe de la noche en todo tiempo para evitar la incommodidad que produce el ruido de las volas y concurrentes a a los vecinos, maiormente si estubiesen enfermos.
4º.- Que el sujeto encargado en cada una de ellas no ha de permitir se hable palabra alguna indecente de las que frecuentemente acostumbran ni que hechen votos ni juramentos, repreendiendo (s) y separando de el juego al que lo ejecutare, y si lo resistiere dara abiso inmediatamente a la Tl Justicia para su correccion y castigo.
5º.- Que ha de cuidar si frecuenta mucho el juego algun hombre casado y que pueda hazer falta a su casa o hixos de familia que estan mui zebados en el, y les advertirá su obligazion y en el caso de no escarmentar estos ultimos, dará cuenta a sus padres, amos, o a cuio cargo esten para que tomen provindenzia.
6º.- Por lo que hace a los juegos de vochas no ay incombeniente en que subsistan los que actualmente se encuentran a el cargo de los mismos que los tienen, procurando sus dueños estar a la vista para que no se hable en ellos palabras obcenas (s) y probocatibas que causen ruina espiritual y que se evite todo escandalo, ruido y alboroto, arreglandose en lo demas a la Pragamatica de que tambien se les entregará un exemplar.
Que es quanto en desempeño de la confianza de V. S. I. le podemos ynformar.
                                   Murcia 21 de julio de 1788