3 de abril de 1734
150403En la Encañizada de la Manga eran frecuentes los problemas: Unos se planteaban con la calidad de las redes, otros por la presencia de ganado en las islas, cosa prohibida, y finalmente por los frecuentes contrabandos. Para la Ciudad este emplazamiento era de gran importancia, puesto que de allí se traía la mayor parte del pescado. Con motivo de las fuertes tormentas de invierno las instalaciones quedaban casi inútiles, por lo que era preciso renovarlas.
El Señor Dn Joseph Fontes, Rexidor y unode losCavalleros Comisarios de la pesquera de la Cañizada, dijo que haviendo rezivido cartas de Agustin Frz Trujillo, fiel sobrestante de dicho propio, quien con la notizia de que havia en los vezinos de dicha cañizada unas redes de pescar con las quelos dueños de ellas hazian gran perjuicio al propio, les aviso para que las quitasen.Y no haviendo hecho caso, pasouna noche y encontradolos pescando, con la asistencia del Diputado de aquel Partido se las quito.Y continuando con este mismo zelo paso a la Ysla Perdiguera donde encontro un poco ganado que supo havia pasado Diego Morales, Arraez que fue de dicha albufera, y que era de parientes suios; y que esto no obstante, se nezesita continuar en hazer otras muchas diligencias para quitar algunos abusos que ocasionan parte de la perdida de este propio;
Tambien ha tenido notizia de haver pasado a la torre de dicha Cañizada la tropa de millones a solizitar prender a Antonio Minguez, Arraez actual, por decir que en tiempo pasado introdujo este con el varco de dha pesquera una porzion de azucar, lo que a ocasionado alguna perturbazion en la jente quealli asiste, de que se sigue mucho daño y perjuicio para su manutencion.  Tambien haze presente que por haver estado este propio algun tiempo perdido faltan muchas cosas nezesarias para su conrreo com son velas para la varca, cañas de repuesto y otros peltrechos, y para suvenir (s) a ellos le a parezido ponerlo en noticia de esta Ciudad a fin de quedisponga librar aquel caudal que le parezca combeniente.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 290 user reviews.

12 de noviembre de 1720
41112Las costas murcianas estaban casi desiertas. Apenas había algunos barracones para guardar los aperos de los pescadores. Estos, por temor a ser vistos por los piratas, estaban pintados con cal morena mezclada con almagra. Sólo con motivo de alguna amenaza global como una epidemia de peste bubónica, obligó a poner guardias en cada rincón susceptible de servir de desembarco fraudulento. Aquel año, se puso en marcha el protocolo y durante los meses siguientes guardas civiles y militares permanecieron en las calas y playas más aisladas de la costa.
El Sr Dn Pedro Rosique dijo que en birtud del acuerdo de esta Ciudad y comision que se le encargo, a pasado a reconozer la costa y marina de la parte de Lebante de esta Jurisdiczion, y a allado poner presente que desde el Puerto de Excombera (s) a la Cala del Gorguel ay 1 legua, y en ella no se puede desembarcar sino es en el paraxe que llaman Trapajicar, y en el con mucho travaxo. Le pareze que para ponerse guardias que se puedan comunicar (aunque no las considera muy presisas) abra bastantes con 4 hombres, no yncluyendose las que debe aber (y ay) en el dhº Puerto y cala.
Desde el Gorguel a Porman ay 3 quartos de legua, en cuia distansia ay una cala que nombran del Cavallo y Puerto del Porman, donde le parese que con 3 hombres se podran con los antezedentes, sin yncluirse las guardias de los puestos de dhºs desembarcaderos.
De Porman a Juncos ay 5 quartos de legua y dos calas que llaman la Tamaria (s: Atamaría) y la de El barco. Le pareze se nezesitan de 5 hombres para la comunicasion con las otras, sin yncluirse las de dhºs puestos.
Desde Juncos a Moscas ay media legua larga y es plaia, en lo que se yncluie la que llaman Calblanque, y le pareze se nezesita de 3 hombres, ademas de los que debe aber y estan en la playa;
Desde Moscas a la Torre del Cabo ay 3 quartos de legua y 3 calas que llaman Cala Redona, El Cargador y Cala Abellana, y le pareze nezesita de 4 hombres para la referida comunicasion, ademas de los de los puestos y calas;
Desde la Torre del Cabo a la de El Estazio, que es donde feneze la Marina de esta Jurisdiczion, ay 2 leguas largas y en ella la Cala de Calnegre; y para la comunicasion le pareze son nezesarios 6 hombres por ser todo plaia, ademas de las guardias que ay puestas por esta Ciudad en las dhªs calas
Todo lo qual pone en notizia de esta Ciudad, como tambien el que las distansias que dexa espresadas son por bia recta sin considerar las zircunfleziones (s) que haze la tierra y cabos que salen a la mar.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 231 user reviews.

23 de octubre de 1774
41023El trasiego de la Encañizada precisaba de un barco de mayores dimensiones que los habituales que había en el Mar Menor para la pesca. Al parecer, no había “calafates” o constructores de barcos en todo el entorno, por lo que se buscaban en otras riberas. La construcción duró varias semanas, y según las crónicas, la botadura se celebró son una gran comida a base de pescado, y al calafate se le regalaron precisos objetos, pero esto es otra historia…
Cuenta formal que yo Pedro Vicente Lanusa, maestro de calafate, presento de los materiales que he gastado en la construccion del barco que ha mandado construir el Sr Juan Plaza en su propia casa, y es como se sigue A saber
Primeramente por 5 filas que se compraron del Sr Dn Gaspar de Piña, a 50 Rls 250 Rls
Yt, del mismo un quarton y tablas     55 Rls
Yt, por 4 colañas y 8 tablas y media que se compraron de Miguel Albaladexo, carpintero 480 Rls
Yt, por 3 tablones que se trajeron de Alicante 54 Rls
Yt, por carenas 180 Rls
Yt, por 100 domediles y estembreras a 4rs 400 Rls
Yt, por 7 corbatones a 4 28 Rls
Yt, por 9 piezas para ligasson a 4 36 Rls
Yt, por las sintas 60 Rls
Yt, por una pieza para trancanilar 25 Rls
Yt, por 6 arrobas de clavos a 2 la libra 300 Rls
Yt, por 45 pernos a 15 qtos 79 Rls
Yt, por 3 arrobas de estopa a 17 Rls 51 Rls
Yt, por 6 arrobas de alquitran a 7 Rls 42 Rls
Yt, por 13 dias y medio que se gastaron en amexar las bigas al carpintero Miguel Alvaladejo a 10 rls 135 Rls
Yt, por el travajo de 44 dias a mi como maestro a 11 Rls cada dia 484 Rls
Yt, por 38 dias a Gines Margarita, ayundante 342 Rls
Yt, por 18 dias a Manuel Mingot 180 Rls
Yt, por 11 dias de trabajo a Gregorio Navarro a 7 Rls   77 Rls
Yt, por 6 dias a Antonio Bayona a 6 rls   36 Rls
SUMA   2.862 Rls
Cuya cantidad de 2862 Rls de Vn es la que legitimamente importa lo que se ha gastado en la construccion del expresado varco. Y para que conste donde combenga doy esta relazion.
Y no firmo por no saber y lo haze por my uno de los que han asistido a dhª obra
Por Vicente Lanusa, Domingo Caubotte

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 214 user reviews.

Vigilantes de la costa, 4 de septiembre de 1724
40904Casi todas las torres de vigilancia de la costa murciana han desaparecido. Unas desmoronadas por abandono, las más por sustituídas por faros como las de Cabo de Palos, Portmán y Mazarrón, y otras convertidas en vivienda por encontrarse en lugares de expansión urbanística como una de las tres que hubo en la Manga.
En estos baluartes, la misión de sus moradores era avisar mediante ahumadas de día o luminarías de noche, de la presencia de barcos hostiles. Para que el mensaje llegase con rapidez a Cartagena, Lorca o Murcia, se construyeron pequeñas torres de enlace en el Albujón, en Púrias y en el Saladillo, a medio camino entre Alhama y Mazarrón.
Los responsables vivían en condiciones muy duras sin poder abandonar el puesto al menos durante seis meses. Tenían unos excasos sueldos, y sólo uno de los seis hombres que componían el destacamento se desplazaba a final de cada mes a la población más cercana para adquirir probisiones. El tédio y la monotonía hizo que muchos de ellos cultivasen pequeños huertos en las cercanías, lo que oficialmente estaba prohibido.  
Haviendo llegado a mi notizia que V. S., con su acostumbrada justificacion dispuso que el Sr Crrxºr y dos Cavalleros Comsarios fuesen con agrimensores a medir las tierras del Rincon de San Gines y otros sitios de estos terminos por haver excedido algunos de lo señalado por V. s. en los arrendamientos que les hizo y con este motivo echo medir algunas tierras que tenian los Alcaides y soldados de las torres y los de las atalaias que sirven a la defensa de esta Ciudad y sus Campos si tambien al resguardo deste Reyno de Murzia, procuré ynformarme de personas de credito y desinteresadas que origen asistia a estos soldados para disfrutar algunas tierras realengas..Halle que con toleranzia de V. S. y de sus Cavalleros Rejidores y lizenzia de mis antezesores en el Govierno militar de esta Cuidad avian desmontado los Alcaides y soldados de las torres y guardas de muchos años a esta parte cortedad de tierras ynmediatas a las torres y sitios que ocupan con los motibos no solo de limpiarlos de los riesgos de moros y enemigos, frequentes de esta Corona, que de ordinario los ocupavan por lo montuoso de ellos y traidoramente los capturavan y pasavan a estos Campos a ejecutar lo mismo. Aviendo desmontado aquellas malezas, los soldados podian dilatar la vista y excusar los ynsultos que se experimentaban de estar motusosas aquellas cercanias a las torres y atalaias y tambien algun alivio (a) aquellos pobres soldados con la labor de las tierras que a su costa desmontaron con las tolerancias o licencias de V. S. y de mis predezesores, que sin duda redumdava (s) en el servizio del Rey, y allanar los padrastros que tenian las atalayas y torres sirviendo de alvergue a moros y corsarios y de gran daño a los vezinos, ganaderos y labradores que ocupaban aquellas cercanias como la experiencia lo avia acreditado muchas vezes. Con cuyas noticias rogué al Sr Corregidor que embista (s) del reconocimiento y medidas de tierra que con los Cavalleros Comisarios de V. S. se avian executado, se atendiese el principio justificado de la ocupacion de tierras baldias o realengas por los soldados; y que si por lo pasado ubo motivos para lexitimar sus licencias o permision tacita, aora los avia de maior consideracion para mantenerlos sin agravio, por que como a V. S. es notorio, la Real Hacienda padeze tal estrechez que los tiene sin pagar los miserables sueldos que gozan, que se reduzen a Real de Vellon y Real y quartillo y Real y medio por dia los soldados, y los Alcaides a dos Reales, conforme a la situacion de las torres y atalaias. Y se les deve a la gente de las torres 40 meses y 20 a las guardias y sobre guardias sin bastar para su satisfaccion los Reales Decretos ni tan repetidos Despachos como se han expedido y actualmente se expiden a este asumpto.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 263 user reviews.

28 de Marzo de 1797
A principios del siglo XVIII, en el límite marítimo del Reino con Valencia había cuatro caserios pequeños: San Pedro (ermita), Pinatar, Tarquinales y la Grajuela. Por diferentes razones, entre las que no se descarta la afluencia de veraneantes yá en la época, se fue consolidando un núcleo de población. Sus habitantes trabajaban en las salinas, en la pesca y en la agricultura. La ubicación de este poblado lo hizo idóneo para ser parada y fonda entre Alicante y Cartagena, por lo que se abrieron algunas posadas y fondas. El ganado de tiro, sobretodo el caballo y las mulas, era esencial para esas actividades, por lo que, adelantándose a otros poblados como el cercano Pilar de la Horadada, se consiguió la adjudicación de una feria de ganado durante las fiestas patronales.
Puede llamar la atención la toma de baños allí. Tanto en esas playas, como en otras muchas, la estancia de numerosas personas, tanto de forma improvisada en chamizos como alojados en casas de alquiler o en las posadas, fue en aumento ya que la prevención de epidemias y enfermedades estaba a la orden del dia.
En conformidad de lo resuelto en Cavildo de 21 de Febrero de este año sobre el Rl Despacho del Consejo que se presento concediendo facultad a los moradores del Partido del Pinatar, Campo de esta Jurisdiccion, para celebrar feria anualmente en el dia veinte y nueve de junio y los tres siguientes, y comision conferida en el asunto, Ynforman en el los Sres Dn Mateo de Zevallos, Dn Diego Pareja y Zarandona, Rexidores, y Dn Ventura Fuertes, Jurado, no hallan incombeniente ni reparo alguno por aora en que se llebe a efecto la Rl gracia vajo los terminos que S. M. ha tenido a bien. Pero siendo aquellos moradores vecinos de esta dicha Ciudad comprehendidos vajo su Jurisdiccion, sera conducente que para el arreglo economico de puestos se nombren Comisarios como se acostumbra para la Feria de esta Poblacion, con asistencia de la Rl Justicia a fin de contener desordenes y alborotos, con lo demas que manifiesta, de cuyo informe se enteró la Ciudad.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 217 user reviews.

La Encañizada, 22 de febrero de 1753
El dominio de las aguas del Mar Menor por parte de Murcia y Cartagena fue una lucha continua durante siglos. Se había establecido una linea divisoria entre la desembocadura de la rambla del Albujón y la torre del Estacio, pero diferentes interpretaciones causaban litigios y sobretodo problemas a los pescadores. Debe recordarse que Los Alcázares, Pacheco, San Javier y San Pedro del Pinatar pertenecían a Murcia.
La pantasana es una  técnica que requiere tender una red entre dos barcos que navegan de parejo. En Valencia se le llama “ Bous”.
Viose memorial de Jph Perez, arrendador del propio de la Cañizada, expresando que en la postura que hizo de dhº propio una de sus condiciones fue que pudiese pescar con barcos de pantasana, poniendo la gente que fuese de mi satisfaccion con la circunstancia de que estubiese matriculada, y con este motivo pasó a la Ciudad de Alicante donde compuso media pantasana y seis sugetos matriculados y entre ellos dos patrones uno para cada barco del todo ynteligentes por no haverlos en la Ciudad de Cartagena ni en el Campo de la satisfaccion del suplicante.
Y estando para para hazer dhª pesquera con otros de los barcos que ay en dhº propio y demas gente que era prezisa domizialados de dhº Campo, se ha despachado orden por el Comisario de dhª Ciudad de Cartagena a el Alcalde de los matriculados para que impida a dhº suplicante la referida pesquera previniendosele asegure y prenda a dhª gente si echase a pescar.
Y respecto que de esta providencia le resulta notorio perjuicio a dhº suplicante maiormente quando los del Campo de dhª Ciudad de Cartagena en este tiempo, por estar retirado el pescado a aquella parte de Albufera, lo estan sacando. Y concluie suplicando a la Ciudad se sirva providenciar se le permita hazer la pesquera en dhª conformidad mediante la facultad que para ello ay, protextando de lo contrario no sean los perjuicios de cuenta del suplicante.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 172 user reviews.

La Manga, 24 de enero de 1778
Casi todos los inviernos había episodios de barcos naufragados o encallados en La Manga. Los llamados Diputados, los actuales Pedáneos, debían dar noticia de ello puesto que todo navio podía ser fuente de contagios. Como hemos contado alguna vez, estos casos eran frecuentes, siendo el más extraño el ocurrido en 1858 cuando una especie de sunami arrasó las costas de Murcia y Alicante causando numerosos destrozos y llevándose por delante más de ochenta embarcaciones. Lo contaremos en breve.
Esta frecuencia hace que sea bastante razonable la tesis de García del Toro sobre la presencia de restos náuticos en la bahía de Portmán (Portus Magnus).
Nota: La Torre Vieja mencionada es la que existía en la playa de La Llana, junto a las salinas y cerca de El Mojón.
– Viose una relazion jurada que da Diego Romero, Alcalde de Sanidad del Partido de San Pedro, con Fernando Sanchez y Antonio Sanchez, Diputados, de los gastos que se han causado en custodiar el Vastimento catalan que naufragó en el sitio del Mar Mayor que llaman el Galan, expresando que los gastos que se han ofrezido en pagar las guardas que estubieron a la vista por quatro dias y demas que han ocurrido en este asumpto, importan 238 Rls Vn, de la que se entero a este Ayuntamineto.
– Viose una relazion que da el referido Diego Romero, Alcalde de Sanidad, y los Diputados del Partido de San Xavier, de los gastos causados en custodiar el vastimento Yngles que varo en el Mar Mayor sitio de la Torre Vieja, en la que expresa estubieron tres dias zinco guardias con dhº Alcalde y Diputaados custodiando la referida embarcazion y se han gastado 156 Rls en los jornales y demas que ha ocurrido.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 196 user reviews.