Al oeste de la Vereda del Reino.- 3

17 de abril de 1883 LA UNIÓN (Según “El Minero de La Unión”)
160115
En las zonas mineras, el desengaño sobre las expectativas de prosperidad desembocó en la conocida leyenda negra sobre la abundancia de prostíbulos y salas de juego en el recién constituido Municipio de La Unión.
Los llamados “Cafés cantantes” eran similares a los “saloons” del oeste americano. Había una barra larga, mesas de juego, y un escenario en el que alternaban cantaores, ilusionistas y cupletistas. En la Diputación de Los Molinos Marfagones hay todavía un local similar, convertido en centro social.
Eran frecuentes las detenciones por llevar armas de fuego, pero no tanto los duelos en las calles.
José Canaleto Plaza, anduvo la noche de la ocurrencia de taberna en taberna acompañado de Francisco Solano Plaza, alias “El hijo de la Murciana”, los dos solteros y de estos vecinos. Parece que debido a las influencias del alcohol, pues después no aparece que la hubiera, al salir de la casa de…. y taberna a la vez por añadidura que habita Rosario Teruel, y a dos metros del portal, ambos sujetos se dispararon casi a un tiempo, resultando ileso el Solano y herido mortalmente el Canaleto.
Es público también que eran amigos y no hay noticias de que hubiera entre ellos ninguna clase de rivalidad, pero se añade que el muerto pidió un arma blanca a la dueña de la casa en que estuvieron últimamente y que esta se la negó.

Historias

Las pasiones ciegas. Crónica de un crimen

Para los Antonios, y en especial para dos de La Unión
1º de julio de 1915
LA UNIÓN.- Las Ciegas pasiones
Ese hombrecillo redrojo y amojamado que se sienta en el banquillo ha narrado los hechos con voz cortante y exenta de emoción que se filtraba por entre sus encas desdentadas, y haciendo breves breves pausas para que descansaran sus pulmones roídos por la tísis, nos lo ha contado todo.
Él, Antonio Medina Cortés, más viejo por sus años de bárbaro trabajo en las entrañas de las minas que por sus años de vida, tenía una hija llamada Candelaria, que aún no había visto quince primaveras. Amaba a esta criatura con ese amor mezclado de egoísmo con que suelen amar los enfermos y los viejos a los jóvenes y a los fuertes.
Un dia, Pedro Guerrero Ruíz puso sus ojos en la niña; después vertió en sus oidos esos misteriosos conjuros que embrujan a las niñas casaderas robándoles el color y la alegría; y una noche de Marzo, hace dos años, la robó de su casa, con intención, según él, de casarse con ella. El golpe fue cruel para el viejo que sintió que en su pecho se alzaba otra pasión bravía, un odio ciego contra el hombre que le había robado su felicidad. ¿Trató entonces, sin resultado, de conseguir que aquel hombre contrajese matrimonio con su hija para reparar su deshonra? ¿Se opuso por el contrario, a esta unión aborrecida queriendo así vengar su desgracia con la de la de los enamorados?
Al llegar a ese punto sus razones son contradictorias, sus palabras confusas y parece como si un gran dolor o un gran remordimiento se asomase a sus ojos que se revuelven angustiados como dos alimañas perseguidas entre unos matorrales.
Lo cierto es que dos meses después, el 18 de mayo de 1913, Pedro que seguía viviendo con Candelaria, se encontró con el padre de esta en la calle de Pompello de La Unión, de donde eran vecinos. Mediaron escasas palabras. De pronto el viejo descargó una tremenda puñalada sobre el pecho del joven que exclamó “¡Me has muerto!”, y disparó un arma corta de fuego que llevaba, con la que no hizo blanco.
Al día siguiente, aquella pobre niña víctima de tan contrarios amores, veía morir en una cama del Hospital a su amante sin poder maldecir al homicida.
Ayer se ha visto la causa ante el Jurado de la Unión. El abogado Fiacal Señor Sanz, ha solicitado en brillante informe un veredicto de culpabilidad contra Antonio Medina Cortés por considerarlo autor de un delito de homicidio con la atenuante de arrebato y obcecación. Defiende a este el Señor Llanos que con su habitual habilidad ha tratado de demostrar la inocencia de su patrocinado.
El Jurado ha dictado un veredicto de inculpabilidad y la Sala ha puesto en libertad inmediatamente al procesado.

 

La Unión – Marzo de 1915

Crisis en la Unión 23 – 24 de marzo de 1915
Vale más un minerico
con su ropa de trabajo
que todos los señoritos
calle arriba, calle abajo
Letra de una “Minera”.
150323La Unión.- Esta madrugada a la una terminó la reunión tenida por la Sociedad “Avance Obrero” preparatoria de la que en Cartagena celebrarán con el Sindicato patronal y alcaldes de aquella y esta ciudad. Las peticiones que a dicho acto llevarán los obreros son: Pedir el laboreo de las minas como única solución al conflicto que la crisis del trabajo ha proporcionado, y que si los patronos no quieren trabajar sus industrias, las dejen al jornalero, percibiendo ellos mientras los obreros las llevan el tanto por ciento prudencial que pertenezca por la propiedad. Se acordó asimismo que en lugar de ir solo la comisión, le acompañen todos los obreros, para cuyo fin no se trabajaría hoy.
La excitación de ánimos que anoche a última hora pudimos apreciar entre los elementos obreros nos hacía suponer que hoy sería día de emociones. En las primeras horas notamos una animación extraordinaria en la ciudad. Un sin número de pequeños grupos estaban establecidos en distintos grupos de las principales vías comentando la crisis del trabajo y presagiando disgustos de no darse solución momentánea a la cuestión.
A las nueve llegaron al Descargador más de cinco mil obreros en manifestación que venían al “Avance Obrero” para sumarse a los sin trabajo de esta ciudad y marchar a Cartagena para asistir a la reunión que allí tendrá lugar con los alcaldes de las dos poblaciones y el Sindicato de patronos. La guardia civil quiso disolver la manifestación no pudiéndolo conseguir. Varias piedras cayeron sobre la fuerza pública hiriendo una de ellas a un guardia civil en el labio inferior de la que fue curado en el Hospital.
Cuando llegaron los obreros del Llano y unos dos mil que vinieron de Portmán, se celebró un acto para dar cuenta de las peticiones…
Desde la Esperanza a la estación vieja están situados los 12.000 obreros que en manifestación van a Cartagena., esperando a la comisión que los representará. Los ánimos están muy excitados. Han cerrado casi todos los comercios.
Cartagena.- Con el fin de asistir a la reunión del Sindicato patronal que se celebrará en Cartagena, vinieron 5.000 obreros del Llano, formando una manifestación. La guardia civil intentó disolverla no consiguiéndolo. Resultó un guardia herido de resultas de una pedrada. Se celebró una reunión a todo trance, organizándose una inmensísima manifestación de más de 12.000 obreros con diez banderas de distintas sociedades. El Alcalde marchó a Cartagena para concurrir a la reunión de patronos. En la calle Mayor la manifestación se unió al alcalde. Los manifestantes, al dirigirse a Cartagena, colocaron piedras en la vía deteniendo la marcha del tren de las doce y asaltando el convoy.
Cartagena.- Esta tarde llegó una manifestación de obreros de La Unión, compuesta de unos 5.000 obreros acompañados del Alcalde, jefe de policía de Cartagena, capitán y teniente de la guardia civil. Una comisión de obreros se entrevistó con el alcalde accidental. Se les comunicó las gratas esperanzas telefoneadas por la comisión que se halla en Madrid recabando cerca del Gobierno la solución de la crisis del trabajo. Esta tarde se reúnen el Sindicato minero y la Junta de Patronos, asistiendo una comisión de manifestantes.
El presidente de la Federación de obreros de la Unión habló desde el balcón del Ayuntamiento recomendando a los manifestantes que se disolvieran hasta conocer el resultado de la Junta patronal. Los gritos y protestas se calmaron cuando se les dijo que no se dejarían engañar por las promesas del alcalde accidental. Una comisión de obreros se trasladó al Sindicato.
La impresión es pesimista. Reina gran excitación entre los obreros.
Más manifestantes.- Llegaron nuevos manifestantes obreros de La Unión en actitud pacífica. Las mujeres con banderas se situaron en número de 7.000 en la Plaza del Ayuntamiento esperando el resultado de la reunión de los patronos. Estos, con los alcaldes de La Unión y Cartagena, jefe de la policía y representantes obreros, celebraron una junta que duró tres horas. Acordaron:
– Reanudar algunos trabajos poniendo varias minas a la disposición de los obreros para que las trabajen por su cuenta.
– Recabar de la fábrica de electricidad el que faciliten fluído para que puedan trabajar otras.
– Pedir al Gobierno concesiones urgentes que atenuen al crisis.
Durante la junta, los obreros impacientes se situaron frente al Sindicato en actitud hostil. Desde el balcón les habló un representante obrero, calmando los ánimos. Los alcaldes y las representaciones obreras se trasladaron al Municipio, desde donde se comunicó a los manifestantes las soluciones recogidas por las diversas representaciones.
El alcalde de Cartagena dirigió la palabra a los allí reunidos, recomendándoles orden y que se disolvieran. Ofreció gestionar trenes especiales que trasladasen a todos a La Unión. La lluvia repentina contribuyó a disolver a los manifestantes los que regresaron en su gran mayoría a sus pueblos. La compañía del tranvía de La Unión ha concedido trenes especiales para trasladar a los manifestantes.
Se elogia el celo y discreción de los jefes de la guardia civil y de policía en Cartagena.
Se teme que se reproduzca el conflicto con caracteres graves si las concesiones del Gobierno no atenúan la situación.
Diario de Murcia.- Los telegramas recibidos ayer, referentes a las gestiones hechas cerca de los ministros por nuestros representantes de la Junta de Defensa son casi satisfactorias. No han perdido el tiempo nuestros comisionados. Hasta al Rey han hecho saber ya el estado de necesidad suprema en que se encuentra esta provincia. Necesidad desgraciadamente comprobada ante el Gobierno por los sucesos acaecidos ayer en Cartagena por los miles de mineros procedentes de La Unión.
Digo que los telegramas son casi satisfactorios por que para que lo sean completamente, espero a que lo ofrecido por los Ministros y por el mismo Rey sean hechos positivos y de tal trascendencia que resuelva esta crisis general de la minería, de la agricultura, del comercio y de la industria.
Ellos hacen y harán cuanto esté en lo posible para llevar su misión por su cariño a Murcia y por librarla de los excesos terribles del hambre, y espero que el gobierno los atienda y dicte disposiciones efectivas encaminadas a remediar estos males. Lo que consigan, a ellos y al gobierno se lo agradeceremos, y lo que no obtengan, si no se obtiene todo lo que han pedido, con ellos lo lamentaremos porque ellos lo deplorarán lo mismo que nosotros.
La realidad de los conflictos que cada día se presentan más graves y la incertidumbre de que vengan pronto los remedios para conjurarlos, nos tiene en un estado de intranquilidad y hasta de temor que nos hace recordar esos días aciagos que han precedido a los tumultos y a las revoluciones.
El pueblo es bueno, pero el hambre es malo; y todo se puede temer de esos hombres que piden trabajo para poder dar a sus hijos el pan que les piden. De los males que pueden pesar sobre un pueblo, este del hambre es el más grande, y ya lo ha dicho el Monarca a nuestros comisionados: “a grandes males, grandes remedios. Que la nación está sobre todo, hasta por encima de las leyes. Salus populi, suprema lex est”.
José Martínez Tornel

Tablón de anuncios 14 – 12 – 2014

41214
Un trabajo definitivo sobre la minería en Mazarrón y La Unión.
Detalle: El autor, Mariano Guillén Riquelme, reciente Doctor en Antropología, vino expresamente a Murcia para regalarme un ejemplar. Se agradece.
El trabajo es el resultado de su tesis doctoral, acompañado de una extrarordinaria colección de fotografías de Mazarrón y la Unión desconocidas hasta la fecha. Algunas provienen de Archivos franceses o alemanes.
Las condiciones de vida de los mineros están perfectamente descritas.
Un buen regalo para estas Navidades.

Tornel y los mineros de La Unión

Murcia, 20 de octubre de 1914
41020Habían pasado los primeros meses de la contienda mundial, y Murcia seguía sin reaccionar. Las zonas más dañadas por las primeras acciones bélicas fueron las más industrializadas como Mazarrón y sobre todo la Sierra de La Unión y Cartagena. Cientos de ex-mineros en paro deambulaban por la región en busca de algún trabajo. Y mientras tanto las sociedades acomodadas se refugiaban en los teatros.
NOTA: El importante investigador y difusor de la cultura del pasado del Campo de Cartagena José Sánchez Conesa mencionaba ayer en el diario La Verdad el trabajo fotográfico del Postillón sobre las casi extintas carreras de cintas a caballo. Los curiosos pueden ver una pequeña muestra en la carpeta “Etnography” de este blog.
Teatro. Romea.- El estreno que se anuncia para hoy es el de la obra en tres actos de gran fuerza cómica, “Los chicos de la calle”, original de los aplaudidos autores Enrique García Álvarez, y Antonio Plañiol.
Se ofrece además en “Los chicos de la calle” el atractivo que en el primer acto se baila el tango argentino por varios artistas de los que en la interpretación de esa obra toman parte.
La Plausible variedad que da al cartel la notable compañía Plana – Llano, ofreciéndonos los últimos estrenos de más éxito, es de esperar y desear que la siga, premiando el público murciano con sus numerosísima asistencia al Teatro Romea.
Varios señores abonados nos han rogado expresemos al Señor Llano sus deseos de verle representar “Don Juan Tenorio” ya que esta obra no ha de representarse el día clásico del Tenorio, puesto que no hay contratada compañía para esta fecha. Coincidiendo con dichos señores, expresamos también nuestro deseo de ver a esta compañía el genial drama de Zorrilla aunque sea fuera de la fecha oportuna. Confiamos en que el Señor Llano atenderá estos deseos, por lo que anticipamos nuestro agradecimiento.
Diario de Murcia.
Cuando anoche me disponía yo a escribir mi crónica del día, se presentaron en mi casa cuatro obreros forasteros, que venían a referirme sus cuitas. No tienen trabajo, lo buscan y no lo encuentran. Se habían refugiado debajo del Puente Nuevo para pasar la noche con algún amparo y los habían echado de allí; habían querido guarecerse en una casa sin puerta que hay en las inmediaciones del mercado de animales, y el dueño les había dicho que no podía, que le estaba prohibido. Últimamente habían acampado con sus mujeres y sus hijos debajo de unas moreras de la huerta para pasar al noche, si les dejaban.
En pocas palabras, es el que dejo transcrito el relato que estos obreros me hicieron, emocionándome con sus tristes detalles y no sabiendo qué contestarles.
-Aquí no hay un Asilo para transeuntes pobres, pero hay casa de dormir en el barrio de San Juan y posadas donde, en unas y otras, les darán a ustedes albergue esta noche por muy poco dinero.
-Si es que nosotros no somos mendigos, y lo que quisiéramos sería trabajo.
-Pues en tantas obras públicas como hay ¿No han podido ustedes encontrar colocación?
-No, señor. En las pocas que hay no admiten más que por influencias, y a veces colocan a uno, y a los dos días lo despiden, para que entre otro.
-Pues aquí, en Murcia, será difícil que encuentren ustedes colocación, porque hay muchos jornaleros parados y escasea el trabajo. Pero preséntense ustedes al Señor Alcalde que si él no les puede dar trabajo, les socorrerá y les podrá dar algún norte para que encuentren colocación.
Yo, después de esto, les socorrí a los cuatro con un modesto donativo; a un niño como de tres años que traía uno de ellos, le día un pedazo de pan y una onza de chocolate que había sobre mi mesa, preparada para un niño de la casa, y se marcharon rogándome que escribiera algo sobre su situación, para que no les echen de donde se guarezcan cono si fuesen perros rabiosos.
¡Qué triste es todo esto! Verse unos hombres jóvenes, fuertes, con mujeres y con hijos, sin un mal hogar, sin un pequeño rincón donde meterse con sus criaturitas. ¡Qué ideas tan negras se les ocurrirán! ¡Qué pensamientos tan siniestros los que pasen por su mente! Y con razón, sí con razón, no andemos con eufemismos y atenuaciones. Podríamos echarles en cara a ellos, a los hombres, su imprevisión, el haberse lanzado sin cálculo a esta aventura de buscar trabajo en tierra desconocida. Pero sabemos cómo estarían en La Unión, de donde proceden. ¿Qué sabemos si les habrá impulsado a esta caminata la convicción de que peor que donde estaban no podían estar en ninguna parte? Pero así todo, esto rezaría con los rezaría con los padres. Pero ¿Y los hijos? Esos inocentes niños, que han pasado esta noche a la intemperie ¡Qué culpa tienen de nada? Dios nos perdone lo que no hemos sabido hacer por ellos.
José Martínez Tornel

1914: Primeros reportajes en los cines.

3 de Octubre de 1914
La sociedad murciana seguía a la espectativa del inmediato fín del conflicto. La actividad minera e industrial de Cartagena se había paralizado pro completo, y cientos de hombres deambulaban por los caminos buscando trabajo. Sin embargo, los acomodados insistían en mantener sus costumbres y sus ratos de ocio.
El cine se había convertido de repente, en el mayor atractivo. Junto con las mejoras obligadas por Reales Decretos en la seguridad de las salas, en estas la oferta comenzó a centrarse en los primeros documentales sobre la guerra. Hasta entonces, los relatos cinematográficos de batallas se habían rodado con maquetas y efectos visuales. Ahora se podía ver la cruda realidad. Y algunos, al ver esas imágenes, comenzaron a vislumbrar que el asunto iba para largo.
41006Para poder filmar en los frentes, los beligerantes de ambos bandos habían fabricado cámaras cuyas carcasas fuesen metálicas y estancas al agua, que eran más resistentes a los posibles golpes.
CARAVACA.- Se ha solicitado permiso en este gobierno civil para celebrar una novillada en Caravaca, el dia 4 de octubre. En ella actuarán los novilleros Alvarito de Córdoba y Corchaito II.
CARTAGENA.- …No negamos la realidad de una intensa crisis de trabajo que sume en la miseria a numerosos elementos obreros, la hemos puesto de relieve repetidamente clamando por su solución, pero asimismo es notorio que la legión de mendigos profesionales ha aumentado extraordinariamente al amparo de esa crisis, en la que encuentran justificación para ejercer la mendicidad muchos hombres jóvenes y vigorosos, algunos de los cuales no han aceptado modestas ocupaciones retribuídas por resultarles sin duda mas lucrativa y descansada la mendicidad. Contra estos casos concretos va nuestra protexta interpretando el unánime sentir del vecindario que sufre las molestias y está expuesto a los peligros de una mendicidad que se ejerce de manera violenta y grosera…
MURCIA.- Teatro Circo Villar.- No cabe más actividad en la empresa de este Teatro. Hoy viernes 2 nos dará a conocer las actualidades de la guerra europea, entre otros episodios los combates en la Alsacia y la Lorena tomados en el mismo teatro de la guerra, cuya autenticidad e impresión se debe a estar en las filas de combate el director de la famosa casa Gaumont. Para impresionar estos y otros episodios más salientes de la guerra está autorizada por el Estado Mayor de los Ejércitos de los aliados la renombrada casa; y con ello el público podrá apreciar los horrores y extragos que está produciendo esta contienda por los detalles minuciosos y concretos que se representan en las fotografías tomadas en los campos de batalla cubiertos de muertos y heridos de ambos ejércitos combatientes.
Un sincero aplauso al empresario Señor Fontes, por que a pesar del importante sacrificio que le supone el obtener estas exclusivas, los precios de entradas y localidades no sufren aumento alguno. También veríamos con gusto que la Empresa repitiera mañana sábado la proyección a fín de que pudiera ser vista por las personas que hoy no puedan asistir.
Diario de Murcia.- Hemos entrado en Octubre, pero el tiempo sigue como en Agosto y Septiembre, seco y caloroso (s), con un cielo azul e invariable. Aquí, en esta larga normalidad atmosférica, no ha habido variación sensible más que la ocurrida en la tarde del dia 8, a las cuatro, cuando iba empezar la famosa corrida, con la nube casi repentina que se presentó sobre esta Ciudad y dejó el piso de la plaza casi imposible por la muchísima agua que descargó. Fué una nube de verano que no tenía precedentes ni tuvo reproducciones subsiguientes, pero que parecía formada por un espíritu malo, para dar un gran disgusto a los interesados en aquella corrida.
Después creo que no hemos tenido ni un dia de cielo nublado. Parece que este verano no va a acabar nunca. Ya han anunciado algunos astrónomos dias del lluvia, pero han resultado fallidos sus pronósticos; las llubias no han venido. Ahora se dice que según conjeturas del campo, afirman los campesinos que el cuarto menguante de esta luna, que ocurrirá en la próxima semana, dá lluvia indefectiblemente. Veremos. Todo se puede esperar y todo se puede temer, porque todo está en un “tris”.
Octubre es el mes en que las lluvias son más oportunas y beneficiosas porque preparan las tierras para labrarlas y sembrarlas. Por eso se pide al cielo con fervor, aunque el cielo sea de bronce a las súplicas de los mortales. Si Octubre no pone la base de la cosecha futura con abundantes lluvias, se pierde la esperanza o solo queda una confianza remota en algunos de los meses siguientes.
Hay una tradición por la cual se sabe que en este mes, los romanos hacían el sacrificio de un caballo a Marte, el Dios de la guerra, no sé para qué. Probablemente sería para que el furibundo dios estuviera de parte de sus ejercitos en las batallas que empeñasen con sus enemigos. De alguna actualidad es al presente esta tradición. Hoy no hay Marte que valga; pero hay un Dios verdadero, un Señor de los Ejercitos, que tiene en suspenso el triunfo sobre los campos de batalla, cubiertos de cadáveres y regados de sangre.
¡Quien sabe si todavía este renegago mes de Ocrubre, que no les dá a los campesinos el agua que necesita para sus tierras sedientas, anegarán con tremendos aguaceros las fortificaciones, trincheras, parpapetos y toda clase de defensas, y a la vez que fecunde los campos, haga imposible la continuación de la lucha empeñada! Esto parecería un milagro, que es lo que se necesita para que termine esa atroz y bárbara guerra.
José Martínez Tornel

San Ginés de La Jara

Mojones de San Ginés de La Jara
Para Don Antonio Gómez, profesor de La Unión, en su cumpleaños.
El Monasterio de San Ginés de La Jara se encuentra cerca de la finca de los Señores de Lo Poyo, negociantes y regidores cartageneros. En el siglo XVI, el Monasterio comenzó a cobrar importancia como sanatorio, por lo que la Ciudad de Cartagena le donó los terrenos colindantes. En el papel instrumento de cesión se menciona el paraje de El Garbanzal, donde nació la actual La Unión, así como “El Bedal”, donde algunos postillones solemos ir de excursión o a merendar. 
En 28 dias del mes de (roto) de 1596 años, estando en el Convento de Sr San Gines de la Xara, que es en el termino desta Ciudad, adelante del Garbançal haçia la mar, los dhºs Pedro Casanova, Alguacil del Stº Oficio, Diego Bienbengud Rosique, Julian Zunge y Nicolas Garri, Regidores y comisarios nombrados por esta Ciudad para señalar y amojonar el monte y cabeço que diçen de los Angeles.
Y en presencia por antemi, Jusepe Giner, escrivano mayor del Ayuntamiento, publico y del numero de esta dhº Ciudad de Cartagena, hiçieron el dhº amojonamiento en la forma siguiente:
Començaron desde la cruz de marmol que esta frontero de la puerta de dhº Convento, la qual queda por mojon porque todo lo yncluso desde la dhª cruz hacia el dhº caveço y monte de los Angeles queda por de dhº Conbento.
Desde la dhº cruz de marmol prosiguieron por la orilla del camino que pasa por delante de la puerta del dhº Convento hasta llegar al arca y nacimiento de la fuente del agua con que se riega la guerta (s) del dhº Convento, la qual dhº arca quedo por segundo mojon. Y el camino que pasa por la puerta del dhº Convento a de quedar siempre libre y desembarazado para que todos los que quisieren puedan pasar por el. Y el abrebadero que esta mas abajo de la dhª arca y nacimiento del agua y a la esquina del real de afuera del dhº Convento, queda libre para que en el puedan abrevar sus ganados y bestiares todos los que quisieren sin que se les pueda bedar.
Desde la dhª arca y naçimiento del agua, fueron prosiguiendo alrededor del dhº Cavezo haçia la parte de mediodia hasta las casas en la dhª parte tiene Baltasar Lopez arrimadas a otras de Pedro Macias. Y se señalo el limite de dhº cabeço por la orilla de un arrollo y ramblizo que pasa 30 pasos apartado de la esquina de las dhªs casas.
Pasando mas adelante haçia la dhª parte de mediodia, se puso por mojon una crus de palo.
Desde la dhª cruz se fue prosiguiendo por la falda del dhº monte haçia el mediodia, y se puso un mojon de piedra con dos hitas que mira  hazia el Caveço de los Mingotes.
Desde dhº mojon se fue prosiguiendo por la falda del dhº Caveço hacia la parte del mediodia hasta un pino que esta la dhª falda, el qual quedo por mojon.
Desde el dhº pino se prosiguio por la laeda (s) del dhº monte, haçia la dhª parte del mediodia y se puso otra cruz de palo por mojon.
Desde la dhª cruz se prosiguio por la laeda (s) del dhº caveço hasta otro pino que esta en ella, el qual quedo por mojon.
Desde dhº pino se prosiguio por la laeda del dhº monte hasta çerca de la senda que diçen del Puerto El Losar (s), y alli se puso por mojon otra cruz de palo que a la parte del mediodia tiene el Cabeço que diçen de la Cueba del Hermitaño.
Desde la dhª cruz se fue prosiguiendo hasta el rastro de una rambla que diçen ser vereda (s) de Los Colmenares. El qual dhº rastro de rambla, como cerca el dhº monte por la parte del mediodia, quedo por limite y mojon, como tanto que un gollisno (s) que vaxa de el dhº monte de donde diçen el Estrecho y ba a dar a la solera que diçen de Los Frailes que queda por majada para los ganados para que libremente puedan entrar en el.
Desde la dhº rambla se fue prosiguiendo alrededor de dhº monte y quedo por mojon el tajo de peñas que tiene hacia la dhª parte de mediodia.
Desde la parte donde el dhº monte mira hacia el poniente quedo asimismo por limite y mojon las peñas y altura de dhº monte. Y las majadas que caen haçia la casa y heredad de Juan Pascual quedan libres para que puedan entrar a ellas los ganados.
Prosiguieron el amojonamiento hasta una punta del dhº monte que haze Puerto con otro montecillo pequeño, que esta a la parte de poniente, y alli se puso una cruz por mojon.
Desde esa cruz se prosiguio el amojonamiento por la falda de los montesillos (s) que estan a la parte del poniente del dhº monte de los Angeles y por la falda de los dhºs dos montezillos que mira al mediodia se fue prosiguiendo hasta lo alto de otro tercero montecillo que esta a la parte del poniente de los dhºs dos, y en lo alto del dhº terzero montezillo se puso por mojon otra cruz de palo. Y el dhº monte donde se puso la dhª cruz, caen sus vertientes a la parte del Bedal que dicen de la Giana (s). Y las dhªs bertientes y majadas que caen hacia el dhº Bedal, quedaron libres para los ganados.
Desde la dhº cruz prosiguieron por lo alto de otro cabeço que vaja haçia el camino que ba desta Ciudad al dhº Convento de Sr San Gines, que esta del dhº cabeço a la parte del norte, y en el dhº cabezo se puso otra cruz por señal.
Desde la dhª cruz se prosiguio el dhº amojonamiento hasta la orilla de una rambla que vaja desde donde el dhº monte de los Angeles hace puerto con los otros dos montezillos, y en la orilla de la dhª Rambla se puso otro mojon.
Desde el dhº mojon se fue prosiguiendo por la falda del dhº Cabeço de los Angeles, y en ella por la parte que mira a el norte se puso otra cruz de palo por señal.
Desde la dhª cruz se fue siguiendo por la falda del dhº Cabezo haçia el levante, y en la dhº falda se puso otro mojon de piedra por señal.
Y desde el dhº mojon se prosiguio yendo haçia el levante hasta la cruz de marmol donde se començo el dhº amojonamiento.
Y todo lo yncluso en los dhºs limites y mojones en que entran el dhº Cavezo y Monte que diçen de los Angeles, los dhºs Comisarios, en virtud de la comision de esta Ciudad, los haitaron y senalaron (s) por de el dhº Convento.
En cuyo nombre dieron la posesion de todo ello a Fray Bartolome Muñoz, Guardian del dhº Convento, para que sea suyo y lo aya y tenga como casa propia suia, asi el Guardian e Frailes del dhº Convento que agora son como los que adelante fueren.
E lo firmaron de sus nonbres, siendose Pedro Marques de Rueda, Thomas de Guero, y Alonso de Sepuveda, Regidores desta Ciudad, Pedro Casanova, Diego Vievengud Rosique, Julian Zonge, Nicolas Garri Caçeres, antemi, Jusepe Giner.
Y de  todo lo yncluso por los dhºs limites haçemos la dhª graçia y donaçion yrevocable a el dhº Convento de Sr San Gines del dhº monte con todos los aprovechamientos que en el ay para que sea suyo y como cosa propia lo goze y posea
Y Ordenamos y Mandamos que ninguna persona sea osado de entrar a pastar en el dhº monte en lo yncluso en los dhºs limites ni mojones con sus ganados ni bestiares, ni a haçer leña, caçar ni a otros aprovechamientos so pena de 1500 maravedis por cada manada de ganado menudo cada vez que entrare; y por cada vez que alguno entrare a caçar la misma pena; y por cada carga o carretada o chirrionada de leña la misma pena, y por cada cabeça de ganado bacuno y de yeguas y asnos 2 Reales.