Murcia, 26 de junio de 1700
La historia ha maltratado a la Villa de Fuente Álamo de Murcia. Situado en el camino que enlaza Cartagena con Andalucía, el pequeño poblado de apenas un centenar de habitantes a finales del siglo XVII, debía contribuir contínuamente al alojamiento y al cubierto (comida) de las tropas que transitaban por allí. También debían ocuparse del buen estado del camino por el que, entre otros, se llevaba la nieve y el hielo desde Sierra Espuña hasta Cartagena. En 1700 el Lugar decidió independiciarse de la Jurisdicción que alternativamnete ejercían Lorca, Murcia y Cartagena, lo que reprimieron las tres Ciudades por la perdida de impuestos y diezmos, atribuyéndole incluso ser refugio de criminales y bandoleros. En realidad, esto sólo ocurría en La Alberca y en Espinardo.
(Para leer más: Historias de los Lugares. Pronto a la venta)
Hallandose esta Ziudad con el desbelo y cuidado correspondiente a la notizia de haverse conzedido al lugar de Fuente Alamo la exzempzion de Jurisdiczion desta Ziudad, la de Lorca y Cartajena por la sentenzia de rebista en el pleito que se a seguido ante su Magd, (que Dios gde) y Señores de su Real Consejo de Castilla, resolvio el tantearla por el derecho que le perteneze como caveza deste Reyno, por considerar los gravisimos ynconvenientes que tan a la bista tiene presentes y difiziles de remedio con las zinco jurisdicziones desta zercania que solo sirven de sagrado a omizidas (s), bandidos, gitanos y otros delinquentes que ocasionan y tienen continuamente perturbada la paz de todo este Reyno, y que se practicarian mayores daños si subsistiera a la grazia referida, siendo el dhº lugar de Fuente Alamo el unico paso de el Reyno de Valenzia a la Andaluzia y otras partes y el mas a proposito, por lo despoblado, para los fraudes y delitos que cada dia se padezen.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 252 user reviews.

Murcia, 26 de mayo de 1784
Serenos españoles. Dibujo de Gustave Doré
Fue en los últimos años del siglo XVIII cuando se comenzó a ver la evolución de la sociedad murciana. Uno de los aspectos en que más se pudo apreciar incidió en la seguridad. El alumbrado público nocturno mediante farolas de aceite comenzaba a instalarse en las grandes poblaciones. Las antiguas milicias de barrio se convirtieron en la policia municipal, pero esta sólo trabajaba de dia y con muy escaso personal. El comercio potenció la institución de un cuerpo de vigilantes nocturnos: los “serenos”. El nombre, al parecer, les venía de la llamada que solían hacer cada hora indicando, de paso, la climatología: “¡¡¡Las doce en punto y sereno!!!” o “¡¡¡Las cuatro en punto y lloviendo!!!”.
El Señor Dn Matheo de Zevallos hizo presente de que el comerzio ofreze costear los hombres con el nombre de “Serenos” que asistan a las calles de la Traperia y Plateria y demas que la Ciudad señalare para que avisen de lo que observen y adviertan por las noches, a vista de los lanzes acahezidos en dhªs calles y particularmente en la Casa de Dn Diego Mesples. En cuya pretension resolvera este Ayuntamiento lo que fuere de su agrado. Y en su intelixenzia Acordó que dhª instanzia la formalizen por escrito zitando exemplares de otras Capitales para en su vista resolver.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 276 user reviews.

Murcia, 22 de mayo de 1784
Alijo de objetos robados
La fuerte actividad comercial de Murcia en torno a la seda y los tejidos hizo que tanto en la Ciudad como en sus alrededores proliferaran ladrones y embaucadores. Los asaltos a los viajeros eran frecuentes, y en las poblaciones solían acaecer robos, incluso en las iglesias que permanecían abiertas la mayor parte del dia con muy escasa vigilancia. Aunque existían relojeros y joyeros de mucho prestigio, era frecuente la presencia de presuntos profesionales de estos gremios que, por medio de engaños, cometían sus fechorías.
El Sr Dn Salvador Vinader Corvary, Rxºr, hizo presente a la Ciudad se avezindan (s) en ella varios suxetos con sus exerzizios de reloxeros y otros diferentes, por los quales reziven alaxas de valor para componer, las que retienen en su poder a pretexto de no poderlas despachar, y con el trascurso de algunos dias, suelen mudar de domizilio y llevarse lo que han rezivido, en conozido perxuizio de sus dueños, que no les queda contra quien repetir, por lo que le parezia que este Ayuntamiento tomase providenzia en este particular, que lo contempla mui digno de atenzion para la seguridad de dhªs alaxas, y que no resulten los quebrantos que hasta aquí.
Y habiendolo oido y conferido, conformandose con lo expuesto por dhº Señor Dn Salvador Vinader Corvary y con deseos del bien comun en quanto se interesa esta Ciudad, Acuerda no se permita establezerse en ella persona alguna con dhº exerzizio de reloxero u otro qualquiera por el qual haya de rezevir cosa axena sin que primero y ante todas cosas dé la fianza correspondiente con arreglo a la ordenanza que abla en esta razon. La que se observe y guarde puntualmente, cuya probidenzia se extienda a los que se hallan ya avezindados y domiziliados con dhªs ocupaziones. Para lo que se les haga saber.
El Postillón Mayor, Premio Mundial de Investigación del Salón del Comic de Lucca, felicita a Quino.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 194 user reviews.