Conjuros

Catedral.- 28 de abril de 1757
Entre 1756 y 1760 hubo una de las más importantes plagas de langosta que sufrió toda España. Los rituales de los conjuros contra la langosta incluían en sus protocolos la invocación al maligno en todas las formas en que es mencionado en la Biblia. La ceremonia duraba entre dos y tres horas, presidiéndola habitualmente la imágen de San Agustín, santo protector contra las plagas.
alegoría de un viento?
alegoría de un viento?
En esa época todavía no se habían construído los pisos superiores de la torre de la catedral, pero al completarse en la década de 1780 se pusieron unas extrañas máscaras en los cuatro conjuratorios. Se pueden hacer muchas interpretaciones sobre ellas, pero la más lógica es que se trate de alegorías de los cuatro vientos: maestral, jaloque, lebeche y cierzo.
Por haver llovido copiosamente el domingo en la noche y haverse imposibilatado por este motivo la prozesion del lunes, dia de San Marcos, en que se determino traer la Ymagen del Sr San Agustin a esta Stª Yglesia, Determinó el Cavildo que esta tarde se zelevre el Conjuro General de la langosta en la Plaza del Arenal, yendo primero por dhª Stª Imagen en Prozesion General a su Convento saliendo por la puerta de Perdones y bolbiendo por la de Cadenas. Y, llevando juntamente la Ymagen de Nrª Srª de la Fuensanta con el Stº Lignum Cruzis en la misma Prozesion, se aga dhº conjuro bolviendose a esta Stª Yglesia dhªs Stªs Ymagenes y manteniendose en ella la de San Agustin por los nueve dias que esta acordado.

Conjuros y cruces de Mayo

29 de abril de 1735
Los fenómenos metereológicos que acontecían / y siguen haciéndolo / durante los meses cálidos, como las heladas, las nieblas, y sobre todo las tormentas imprevistas de agua o de granizo, “la piedra” entre los agricultores, estaban considerados como acciones del “Malígno”. No bastaba con las bendiciones de los campos si no que había que recurrir al protocolo “mágico” del conjuro, cuya esencia consiste en espantar al diablo que provoca esos males.
Esto ha sido una constante en todas las culturas cuya economía se basaba en la agricultura. Así, los cristianos adoptaron viejas creencias “paganas” recurriendo precisamente al culto de la Cruz como elemento protector desde primeros de mayo hasta finales de septiembre, que es la época más importante de la cosecha.
Es habitual encontrar elementos protectores, (fetiches, herraduras, etc.,) en el entorno de las cruces que son extraños al espiritu religioso.
Pronto el Postillón dará una charla sobre estas cosas.
Catedral.- El Sr Rocamora, Razionero medio, propuso al Cavildo que respecto de esperarse cosecha abundante de trigo y zevada por lo que si Magestad a socorrido con favorables llubias a la huerta y Campo desta Ciudad, le parecia combeniente que para librarla de sus plagas de piedra y nieblas se conjurase en la torre desta Stª Yglesia y se toquen las campanas como se a executado en otros años.
Y oido por el Cavildo, confirio sobre ello y Acordo que se conjure en dicha torre con el Santo Lignum Crucis todos los dias por la mañana, medio dia y tarde repicando las campanas al descubrir y enzerrar dhª Sagrada Reliquia, dando prinzipio al medio dia deste y que de esta determinacion se de noticia al Capellan conjurante, sachristanes y campanero para que lo pongan en execuzion, y quando se acuerde se suspendan dhºs conjuros se determine la aiuda de costa que se les a de dar por dhª ocupazion y trabajo.

Trigo en Cartagena

Cartagena, 23 de abril de 1723
Detalle de un almacen de Cartagena
El trigo era la base alimenticia más importante. Por ello, en las épocas de sequía junto con la frecuencia de plagas de langosta que motivaban la escasez de este género, se potenció el comercio en los puertos mediterráneos.
Con frecuencia llegaban barcos cargados de granos al puerto de Cartagena, que era el puerto más importante entre Alicante y Málaga. Y allí había comerciantes franceses e italianos que trabajaban en la venta no sólo a los cartageneros sino a los abundantes compradores de todo el Reino. Es por ello que todavía hoy se mantienen muchos apellidos italianos y franceses entre los cartageneros.
Viose en este Ayuntamiento una peticion de Diego Roman, comerciante franzes en esta Ciudad, en nombre de los Patrones Benoist Bericard, de nacion franzes, y Simon Jalier, de la misma nacion, en que expresa que con sus ganguiles (s) cargados de trigo arrivaron a este Puerto y dieron principio a su desembarco para purificar y vender en caso de hallar comprador; y respecto de que an dado principio a tratar con el Governador de las Rls Tropas y este quiere en el dia de oy permiso de esta Ciudad para su venta para poder disponer del en dhª Provision; y porque no ay otro conprador, en caso de faltar este, les sera presiso a dhºs Patronos llevarlo donde lo puedan vender, suplica a esta Ciudad le conseda este permiso.

Plaga de langosta en Mula

Mula, 28 de enero de 1757
Para un “muleño” que cumple años por estos días.
La plaga de langosta que asoló a España entera durante los años 1756 a 1758, obligó a la Corona a llevar la reliquia de San Gregorio por todos los territorios asolados. Se trata de una máscara de plata que cubre supuestamente la auténtica cabeza del santo y que recibe culto en un monasterio de Estella, en Navarra. El Santo, entre otras cosas, liberó a sus lugareños de una terrible plaga de langosta en el siglo XI.
El protocolo obligaba a introducirla en un recipiente grande con agua bendita. Después ese liquido era distribuído a las parroquias y sobretodo a los conventos fraciscanos para que sirviera en los protocolos de bendición de los campos.
Aquel largo desastre tuvo especial relevancia en Mula, cuya principal fuente de ingresos era el trigo que se recogía en los campos de Cagitán, Yechar y Fuente Librilla. Junto con el ritual de los conjuros, era preciso arar los con rejas de profundidad para remover los nidos del insecto y luego proceder a su quema.
Puede adivinarse la escena apocalítica por una parte con los rezos con tambores sordos y rezos y los sacerdotes asperjando los campos, y por la otra esos terrenos ardiendo y produciendo enormes negras humaredas.
NOTA: Hoy en día, todavía se mantiene en España un protocolo de vigilancia sobre las manchas de langosta en los campos dedicados al cultivo de cereales
Dixeron que haviendo pasado a la Ciudad de Murcia, de orden de esta Villa, Dn Diego Antonio Molina y Melgarejo, Cavallero del orden Señor Santiago, Diputado Comisario de ella, a conducir el agua bendita del Glorioso San Gregorio Ostiense, la que ha traido y se halla en su poder, para bendecir los campos y conjurar la plaga de langosta que tanto ha ovado en las tierras del termino y Jurisdiccion desta dha Villa, y para que se execute dhª bendicion y conjuros con toda solemnidad y como se previene en los formularios que a ha traido para dha bendicion y conjuros:
Acordaron Sus Mercedes que para que no se retarde esta providencia que para el Domingo, que se contara treinta del que sigue, se celebren tres misas solemnes en la Yglesia Parroquial del Sr Sn Miguel desta Villa, concurriendo a ellas todo el clero de ambas parroquias y las Comunidades de Relijiosos del Señor Pe Sn Francº de esta Villa, la primera por el Rvdo Padre Guardian de dhº Combento, la segunda por el Señor Dn Gonzalo Antonio del Castillo, Beneficiado y Cura propio de la Parroquial de Sr Santo Domingo y Vicario del estado Eclesiastico, y la tercera por el Sr Dn Manuel Sanchez Carrasco, asimismo Beneficiado y Cura propio de la citada Yglesia de Sr Sn Miguel, y a la tarde de dhº dia se salga desta dhª Parroquia a la competente en procesion de rogativa encaminandose al Santo Sepulcro que esta estramuros (s) desta Villa, donde cuio sitio se hara la vendicion de los campos y se conjurara la plaga de langosta.
Y para que se execute con toda solemnidad y en mayor culto concurrira a dha funcion todo el Pueblo a ymbocar la Divina Misericordia por medio del glorioso San Gregorio, para que por su yntercision se consiga que S. M. aniquile, destruia y consuma dha plaga de langosta,
Y para que tenga efecto dhª solemnidad mandaron Sus Mercedes se haga combite general asi de los Cavalleros Eclesiasticos, Comunidades de Relijiosos y demas Cavalleros particulares desta Villa, con los mayordomos de las hermandades della para que en el citado dia asistan a la citada Yglesia a ymplorar el alibio por medio de dhº glorioso Sn Gregorio.