Luis Manzanares: Un Curtiss en el cielo. 1969.
(Orígenes de la Base aérea de Los Alcázares)
1914: Reconocimiento de los terrenos.
150502 2
Por encargo directo de Alfonso XIII, varios ingenieros y técnicos del ejercito recorrieron la costa española en busca del mejor emplazamiento para una base de hidroaviones.
Penetraron en Murcia contestana por Aguilas (la Urce de Ptolomeo), y entre ésta y Mazarrón levantaron planos del fondeadero de Cope y del grao de Bolnuevo.
El metereólogo aludió al de Azohía.
-Son terribles los acosos del tercer cuadrante.
Les cogió la anochecida en Cartagena, la opulentísima Carthaginem Novem, y aquél aludió a la fortuna de Escipión el Joven al asaltarla, gracias a un repliegue de las aguas que se originó, no en mareas o estuaciones, aquí casi inexistentes, sino en la contumacia de un duro viento terral.
Festiva la fecha inmediata y oída misa, salieron para cabo de Palos, el “Traete” de los romanos y el “Al-Cabtel” de la morisma. Cara y cruz de los kilómetros: a un lado los castilletes mineros de hierro, y a otro la plana de solitaria sementera. Sendas laterales de zagra rojiza y chispeante.
Más huellas de Vulcano -recalcó el marino-, que por estos rincones vomitó también lava. Ahí están los cráteres de Crisoleja, Santi Espíritu, Lomo de las Narices…; no lejos, en Torre-Pacheco, las “pupas” traquíticas del Cabezo Gordo, Carrascoy…, y ahora andamos por entre las vísceras de La Unión, tan rumbosas de argentería que los fenicios pudieron forjar con ellas sus áncoras.
Encaramados a los treinta y pico de metros del promontorio, fiscalizó:
-Lajas, freus, pedruchos, esculls, molejones…
Conocía Vives, de tránsito, el pequeño edén: enfrente, el mar Mayor, con la isla Grosa (la antigua Strangyle, la Saturna Sacra, de Avieno, la Gezirat Alfire de los árabes, y a espaldas, el Menor, alegrados por las mismas gaviotas, aunque distinguidos por azules diferentes.
-Los vientos del NW., que se fraguan en el golfo de León, temibles allí, disminuyen en el de San Antonio, y aquí, en Palos, se convierten en “lestada”.
Tornó la comisión a los vehículos para buscar la carretera general, y avistando Los Alcázares se detuvo. El coronel no mostró impaciencia; viró los prismáticos desde el tricornio del Cabezo Gordo hasta la modesta montera del Carmolí y escribió en un cuaderno. Se perfilaron planos y dispararon placas. Iban a ocupar los coches y todavía Vives se holgó con las ventajas del lago.
Nueva estación en Santiago de la Ribera y más fotografías. A poco, la playa de La Mata y el borde o algadefe alicantino: dunas saharianas de Guardamar, contenidas por el tesón forestal del ingeniero Codorniu, desemboque cansino del Segura y, en un viso, los restos del castillo que descuartizó el pavoroso terremoto de 21 de marzo de 1829. Torrevieja, resucitada más hermosa del seísmo, Santa Pola, isla de Tabarca, como un náufrago geológico can la sola inteligencia del faro (el metereólogo se refirió a las turbonadas que coinciden con los cambios de estación).
Continuará…

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 216 user reviews.

Los Alcázares, 22 de Octubre de 1757.
41022Las tierras de la Marina murciana estaban despobladas, y el entorno de Los Alcázares sólo servía para los ganados que se acercaban hasta allí. Las únicas actividades que había en aquellos páramos eran la pesca y la ganadería y las viejas torres servían de alojamiento para los destacamentos del resguardo. Por ello los algives y las balsas debían conservarse en buen estado. La conformación del poblado, actual municipio, sólo comenzó a mediados del siglo XIX.
(De “Historias de los Lugares”, pronto)
Viose una certificacion dada por Martin Garzia, Maestro alarife, con fecha en Sn Xavier, Campo de esta jurisdiccion de seis del corriente, en virtud de orden de los Sres Dn Francº Rocamora y Dn Pedro Corvari, rexidores, encargados de la obra y reparos que nezesiten los alxives de los Alcazares, en que expresa que haviendo pasado a reconocer dhos alxives y sus vovedas y calcular los materiales de cal y ladrillo que nezesitan para su composizion y el costo que todo ello podria tener, los ha encontrado muy decaidos y segun su conozimiento serán nezesarios 15.000 ladrillos de vn palmo y un dedo de largo, y siete dedos de ancho que es la anchura que tienen los actuales, los que porteados a dhºs alxives importan 825 Rls; 60 caizes de cal, que puesta y amasada en ellos valen 540 Rles, que juntos con los 600 en que ha regulado los jornales de maestro y peones, componen la suma de 1965 Rls vellon.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 192 user reviews.

La Encañizada, 22 de febrero de 1753
El dominio de las aguas del Mar Menor por parte de Murcia y Cartagena fue una lucha continua durante siglos. Se había establecido una linea divisoria entre la desembocadura de la rambla del Albujón y la torre del Estacio, pero diferentes interpretaciones causaban litigios y sobretodo problemas a los pescadores. Debe recordarse que Los Alcázares, Pacheco, San Javier y San Pedro del Pinatar pertenecían a Murcia.
La pantasana es una  técnica que requiere tender una red entre dos barcos que navegan de parejo. En Valencia se le llama “ Bous”.
Viose memorial de Jph Perez, arrendador del propio de la Cañizada, expresando que en la postura que hizo de dhº propio una de sus condiciones fue que pudiese pescar con barcos de pantasana, poniendo la gente que fuese de mi satisfaccion con la circunstancia de que estubiese matriculada, y con este motivo pasó a la Ciudad de Alicante donde compuso media pantasana y seis sugetos matriculados y entre ellos dos patrones uno para cada barco del todo ynteligentes por no haverlos en la Ciudad de Cartagena ni en el Campo de la satisfaccion del suplicante.
Y estando para para hazer dhª pesquera con otros de los barcos que ay en dhº propio y demas gente que era prezisa domizialados de dhº Campo, se ha despachado orden por el Comisario de dhª Ciudad de Cartagena a el Alcalde de los matriculados para que impida a dhº suplicante la referida pesquera previniendosele asegure y prenda a dhª gente si echase a pescar.
Y respecto que de esta providencia le resulta notorio perjuicio a dhº suplicante maiormente quando los del Campo de dhª Ciudad de Cartagena en este tiempo, por estar retirado el pescado a aquella parte de Albufera, lo estan sacando. Y concluie suplicando a la Ciudad se sirva providenciar se le permita hazer la pesquera en dhª conformidad mediante la facultad que para ello ay, protextando de lo contrario no sean los perjuicios de cuenta del suplicante.

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 153 user reviews.