170119Las ramblas siguen desembocando aguas con residuos extraños, aparte de los barros y demás propios de los tiempos de lluvias. Algunos pueblos y muchos caminos no se habían recuperado antes de las nevadas de estos días.
Las playas, que no son naturales, ni lo han sido nunca a tenor de las viejas fotografías, han quedado arrasadas, quedando a la vista los espigones que “sujetaban” esas arenas. Estas han ido a los fondos de la laguna alterando más su estado original.
No sabemos nada del estado de las aguas, que, me temo, después de este temporal, no ofrecerán resultados muy halagadores.
Y sin embargo, se pretende “vender” este objetivo turístico como si no hubiese ocurrido nada. Las prisas nunca son buenas para estos asuntos, y pretender recuperar todos los espacios afectados en unas pocas semanas sólo garantiza mucha improvisación, y por supuesto, será preciso silenciar lo que recomienden los expertos.
Puestos a hacer locuras, y aprovechando los episodios de nieve de estos días, se podría pensar en promover “unos juegos de invierno”. No estaría mal.

 

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 187 user reviews.

13 de octubre de 1711
161013La Rambla del Albujón quedó marcada como límite de los términos municipales entre Murcia y Cartagena con la distribución territorial realizada en tiempos de Jaime I y Alfonso X. Sin embargo, por la distancia con ambas ciudades y la escasa población de esos campos, quedó durante siglos en un estado de descontrol, que sólo en momentos de apremios fiscales era atendido.
Ese cauce cruza todo el territorio desde El Paretón, pasando por Fuente Álamo, y bordeando Lobosillo, La Aljorra, El Lugar del Albujón, Pacheco, La Palma y el Algar, hasta desembocar en el Mar Menor.
Su gestión resultó problemática para las dos administraciones, complicándose más el asunto cuando en 1718 Belluga, siendo todavía obispo, compró unos terrenos en las inmediaciones del Lugar del Estrecho, en donde, bajo la sombra de una pía fundación, se procedió a roturar y desviar las pocas aguas que corrían por la rambla para mejorar esa finca.   
Fuente Álamo, por otro lado, estuvo a punto de desaparecer por unas epidemias muy graves de tercianas (paludismo) generadas por el estancamiento prolongado de aguas en el cauce inmediato a su poblado.
El Sr Dn Geronimo Zarandona, Rxºr, dixo que en virtud de la proposizion que hizo en el Cavildo de 22 del pasado, en vista del qual Acordo la Ziudad se zitase para resolver sobre ella como se executo por quatro bezes de su horden. Cuia dilazion a motivado que no haviendose hecho por esta Ziudad las dilixenzias, aian los vezinos que an tenido aroxo (s) de yntrometerse en tierras que son de su Jurisdiczion Rl y podido tener tiempo para estraviar los frutos de barrilla con que pudieran satisfazer la culpa que cometieron en su aroxo (s), no teniendo presente la justificazion con que la Rl Justizia save castigar estos exzesos y la Ziudad contener a los que de su autoridad pretenden agregarse asi tierras de Realengo, segregandolas de los fines a que fueron destinadas por su Magd y esta Ziudad. motivando con esto no solo el daño referido, sino el que por partes aia llegado la rambla del Albujon a zegarse de tal suerte que debiendo ser su hanchura de 206 pasos, a quedado en algunos lugares carril mui estrecho y en otros bereda solo, como constara de los Autos hechos por la Ziudad de Cartaxena. Siguiendose, de estar asi ziega dhª Rambla, que las aguas que pudieran correr por su regular caja se bierten por las tierras de la lavor de los vezinos de ella, perxudicando los diezmos de la Yglesia, las terzias de su Magd, y a los dueños de dhªs tierras en el producto de ellas.
Cuios motivos hizieron al que dize hazer patente a la Ziudad el estado de la dhª Rambla, y que de haverlo tolerado han vivido los intrusos en dhªs tierras con la livertad referida mas de 14 años, pues por la Ziudad de Cartaxena se hizo otra visita abra 8 o 10 años para contener este exzeso en su Jurisdiczion, haviendo subido el interes de sus multas cobrables efectivamente a 28.000 Rls.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 266 user reviews.

5 de septiembre de 1739
Torre de Cabo Roig
Torre de Cabo Roig
Una de las playas más favorecidas este verano por el desastre ambiental del Mar Menor ha sido la llamada “Playa de la Torre Derribada”, situada al norte de la laguna en las inmediaciones del Lugar del Mojón. El topónimo le viene por la existencia de una torre de vigilancia similar a las cercanas de La Horadada y Cabo Roig.
Según testimonios de la época, esa construcción se levantó en terrenos poco estables en la misma orilla del mar. Las tormentas que sobrevienen durante los inviernos en esa costa fueron deteriorando los cimientos hasta que en 1736, quedó totalmente destruida. La ausencia de vigilancia en esta zona propició una fuerte actividad contrabandista. A pesar de numerosas Reales Órdenes, la torre nunca se reconstruyó.
El Sr Correxidor dijo que el motivo de haver mandado zitar a este Cavildo ha sido haver recivido con posta la noche de aier Carta del Excmº Sr Marques de Bay, Comandante General deste Reino desde la Ziudad de Orihuela, con fecha de 4 del corriente, en que le manifiesta estar ynformado de que la Torre del Pinatar, unica desta Jurisdiccion entre la de La Oradada, ultima de dhª Ziudad de Orihuela, y la de El Estacio, primera de la de Cartagena, se halla enteramente avandonada y sin uso, y que siendo tan del Rl Servicio que se supla su asistencia con alguna equibalente providencia, encarga a su Señoria se sirva dar la misma disposizion que se tomó en aquel parage al tiempo de la expedicion de Oran, y que de qualquiera ocurrencia se le dé aviso a dhº Excmº Sr a la plaza de Cartagena, para donde estava de marcha.

Average Rating: 5 out of 5 based on 157 user reviews.

20160901
El Mar Menor pasó de ser un espacio dedicado a la pesca, y sus riberas a la ganadería y al cultivo del lentisco, del granado y del algodón, a convertirse en destino para muchos habitantes de las comarcas cercanas para, una vez allí, aliviarse durante unas semanas, de los calores estivales.
Primero fueron algunas familias acomodadas, y después con los modernos criterios inmobiliarios y banqueros, toda la sociedad. Aquellas temporadas de relajación y disfrute pasaron de ser patrimonio de unos a pertenecer a casi todos.
También había quien acudía, desde las huertas, por acogerse a rituales festivos vinculados con la fertilidad o la higiene, pero estos eran unos pocos.
Por otro lado, el paso de los tiempos ha cambiado la mentalidad de los campesinos que trabajaban las tierras aledañas. Antes, cualquier labrador conocía los usos y costumbres que eran precisas para que la tierra fecundara, no solo en una cosecha, si no en las que estaban por venir. Sabían cómo había que estercolar, regar y sazonar los bancales para que produjeran la mejor cosecha del año, pero con la sabiduría de preservar las tierras mediante barbechos y temporalidades que las regeneraban y preparaban para el futuro.
Ahora todo es empresa, objetivo turístico, cultivo intensivo, explotación desmesurada, sin valorar tradiciones ni experiencias agrícolas seculares. Todo el entorno del Mar Menor es vendible para construir, para disfrutar de unos pocos días del año, para comer platos inventados, incluso… (el producto más genuino del Mar Menor es la anguila que se exporta a otras regiones por el desprecio o el rechazo de los “ab-orígenes”).
Nuestro carácter levantino es muy peculiar, y con respecto a lo común hay una especie de creencia de que allí donde estamos para disfrutar de algunos momentos es un lugar que nos está ofrecido por la naturaleza o por la administración y que podemos destrozarlo y ensuciarlo, y que “esos” se encarguen de la limpieza de toda la porquería que hemos dejado a nuestro paso. ¡¡¡Para eso están…!!!
Dicen los profesionales de la siquiatría que el primer síntoma de los familiares de un enfermo grave, incluso del mismo paciente, es el rechazo y la negación del mal, disimulándolo con argumentos peregrinos.
A los políticos poco experimentados pero aleccionados con consignas propagandísticas, les suele ocurrir lo mismo.  El mal no existe, es producto de la rivalidad de los contrarios. Incluso llegan a utilizar argumentos tan infantiles como los de que “esos bulos” los ha generado la competencia comercial o regional para dañar su imagen.
Sería conveniente que algunos de estos “responsables” leyeran o re-leyeran “La Peste” de Albert Camus, en los capítulos en los que el Doctor Rieux, experto en la materia, presencia los plenos concejiles donde los políticos piensan en la manera de disimular el problema en vez de enfrentarse a él, buscando sinónimos o paráfrasis. Al final se ven obligados a enfrentarse a una de las peores tragedias de la historia de la ciudad, pero ya es tarde y los daños se han multiplicado en exceso.
De esto me suenan tantos argumentos acerca del Mar Menor. Para pensárselo….

 

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 249 user reviews.

San Javier y La Encañizada, 18 de mayo de 1763
160518Durante los meses de Mayo y Junio tenía lugar la mayor actividad pesquera en las encañizadas de la Manga. Para ello era preciso hacer acopio de cañas. Con frecuencia se recurría a los proveedores locales, aunque se ha documentado la compra de material en la huerta de Orihuela.
Lista de los haces de caña que se han comprado de Pedro Patiño, morador en el Partido de Arneda, y de Antonio Marin, vecino del Partido de Urchillo, para la obra de la Encañizada, y da principio el dia 2 de maio de 1763.
Dia dos de maio me entregue de 125 haces de caña                       125
Dia seis de dhº mes me entregue de 100 haces de caña                 100
Dia diez de dhº mes me entregue de 85 haces de caña                    085
Dia diez y siete de maio me entregue de 100 haces de liceras (s)    100
Suma esta lista 410 haces de caña que confieso he recivido para la obra de la Encañizada. Y para que conste hize esta en Sn Xavier en 18 de maio de 1763 años.
Joseph Fernandez
Gines Galindo, Alcaide de matricula, Xavier Minguez, Arraez de la Encañizada, y Joseph Perez, mozo de ella, certificamos que se han conducido con el varco del propio de dhª Encañizada el numero de 410 haces de caña que a comprado Jph Fernandez, director de la obra. Los que se pusieron en el sitio de dhº Encañizada.

y para que conste lo firmamos. Perez, Minguez, Galindo

 

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 252 user reviews.

Partido de Camachos, 17 de febrero de 1752
160217En las zonas del Campo cercanas a la marina, la ubicación de las viviendas y propiedades se hacía en función de los vientos (lebeche, jaloque, maestral, siroco, etc.), mientras que en los territorios de regadío los hitos se marcaban con respecto al sol (levante, mediodía, poniente, norte). Del libro: Historias de los Lugares.
Marcar un hito: Dejar algo demostrado de forma definitiva.
Juan Franzes y Nicolasa Mejia, muger lexitima del susodhº, vezinos que somos desta Ciudad de Cartaxena y moradores en el Partido de Camachos: Damos en venta Real a Diego Rosique Pedriñan, vezino de esta dhª Ciudad y morador en el Partido de Sn Juan, una casa que se reduse a dos cuerpos y una cavallerisa, un gallinero y un horno, parte de pozo, era y exido, dies selemines y tres quartillas de tierra y en ella dos ygueras grandes y una pequeña, ocho granados y dos almendros, situados en dhº Partido de Camachos,
que dhª casa linda por maestral con Agustin Seresuela, por leveche con Dª Maria Calderon, y por levante con el exido;
sinco celemines de tierra lindan por mediodia con Dn Pedro Tacon, por maestral con dhº Exido, por levante el mismo exido y por poniente tierras de Dª Maria Calderon,
Tres selemines y tres quartillas de dhª tierra lindan por levante con exido de la casa, por leveche con Camino Real de San Gines, por mediodia Dª Maria Calderon y por maestral con boqueras del guerto (s)
Y los dos selemines de los arvoles lindan por levante y mediodia con voquera de Agustin Serezuela, y nos los otorgantes, por maestral con dhº guerto de Dª Maria Calderon y por poniente con el exido
En presio y quantia de un mil Rls de Vn
Firmó el que supo y por el que no un testigo a su ruego

 

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 235 user reviews.

Murcia, 26 de enero de 1740
160126
“En llegando” el tiempo de cuaresma, se agilizaban los trámites para que la venta del pescado no sufriese abusos ni fraudes. Junto con el bacalao, seco o remojado, los productos de salazones eran los más demandados por su alto poder energético. La “mojama” y la “hueva” de mújol eran muy apreciados, y por ello, era habitual que se produjesen supuestas disminuciones en la pesca o en la elaboración de esos productos para alterar sus precios. (del Libro. “HISTORIAS DE LOS LUGARES”)
4º.- La quarta condiczion en fuerza de lo resuelto en dhº Cavildo de 22 de Agosto y en el de 10 de octubre del año pasado queda reducida a que la libra de mujol se ha de bender en quaresma, vigilias, viernes y sabados a precio de 8 quartos la libra, y en los demas dias al de 6 quartos; y la libra de huebo de dhº pescado a 8 Rls, entendiendose que siempre que haya huevo de venta en la albufera lo ha de tener tambien en esta Ziudad el postor, para que los vezinos no carezcan de esta especie, y que en llegando el pescado que se cojiere a 4 arrobas ha de ser visto traerse a la reja, y no llegando a las 4 arrobas lo ha de poder bender en la rivera en los dias y a los precios que previene dhº acuerdo, sin quedar al postor la facultad en el tiempo de verano de poder bender en otra forma en dhª rivera, pues en los casos y urgencias que propone devera estar a lo que esta Ziudad resolviere y a las ordenes de los Cavºs Comisarios, por cuio medio se escusan los fraudes que la experiencia ha acreditado, y logra el publico estar surtido de este genero.
MAÑANA LARGO MONOGRÁFICO:
EL CONSEJO DE HOMBRES BUENOS

 

 

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 241 user reviews.

MM002-Pues mire usted, anoche la reunión estuvo bien. Estabamos unas trescientas personas interesadas en el asunto escuchando a biólogos, químicos, ecologistas, técnicos en educación ambiental, abogados y jueces, promotores turísticos, agricultores y representantes sindicales.
-¿Y qué se contó?
-De todo. El asunto es que el Mar Menor abarca toda una comarca en la que había tradicionalmente tres o cuatro actividades económicas: la pesca, la agricultura, sobre todo de cereales cuyo grano era llevado a los cercanos molinos, y la obtención de la sal.
-Pero todo eso es cosa del pasado. Ahora…
-Ahora sucede que desde hace unos cuarenta años, como en buena parte de la costa española, se construyeron cientos de miles de edificios que acogían a los que querían pasar una temporada lejos de los calores de las ciudades.
-Los turistas.
-No exactamente. Los turistas buscan experiencias nuevas, se alojan en hoteles o establecimientos similares, y suelen disponer de un presupuesto medio-alto. La mayoría de los que tienen las llamadas segundas residencias, lo que hacen es trasladar su cotidiano urbanita a la costa, demandando los mismos servicios que tienen en sus lugares de origen: tiendas, bares y restaurantes, farmacias y servicios sanitarios.
-Ya. Y cuando están allí piden los mismos servicios que en las ciudades, pero sólo permanecen en las playas unas pocas semanas durante el verano.
-Exacto. Durante la temporada alta, esos servicios funcionan a tope, pero al terminar la temporada, esos lugares quedan casi desiertos. Sin embargo, hay gente que vive allí todo el año, y que se ven ignorados por las administraciones que han volcado su actividad en esa temporada. Hay pedanías cercanas al mar que al finalizar septiembre se quedan sin servicios.
-Pero no se hablaría sólo de eso.
-¡Que va! Ni mucho menos. El Mar Menor es una laguna cerrada por La Manga. Su esencia y su atractivo residen en la calidad de sus aguas. Por lo tanto, varios expertos nos aclararon la importancia de que esa laguna pudiese “respirar”. Esas aguas vienen del mar mayor por las golas o pasajes naturales que están en varios lugares de La Manga. Algunas han sido cerradas por la presión urbanística y otras han quedado tan reducidas que apenas sirven como canal de paso para las numerosas embarcaciones de recreo. Se comentó que de estas, hay tantas de motor que sumadas todas ellas, suponían la fuerza de dos o tres grandes petroleros. Lo que supone por un lado una contaminación de las aguas, y por otro una agitación de los fondos que dañan al cada vez más escasa fauna autóctona.
-Y ¿De eso qué se dijo?
-Casi nada. Bien visto, las actividades náuticas que se hacen en el Mar Menor y en La Manga son las únicas no estacionales, son practicadas por un cliente de poder adquisitivo medio-alto, y la calidad de su oferta es casi impecable.
-Entonces ¿Donde está el problema?
-No es un solo problema. La rambla del Albujón y otras de menor entidad han venido vertiendo aguas contaminadas, tanto por residuos mineros como por las filtraciones de los productos utilizados en las actividades agrícolas cercanas. Se contó que muchas de esas explotaciones corren a cargo de empresas alemanas o francesas que esquilman la calidad de la tierra y que una vez, agotada su fertilidad, se marchan a otra parte. A muchos nos llamó la atención que las medusas, que tanto molestan a los veraneantes, son esenciales para el agua del Mar Menor, puesto que son como filtros depuradores. Vamos, que se  tragan mucha porquería, devolviendo un agua de mejor calidad.
-Pero ¿Se habló algo de las muchas construcciones residenciales? Es que en la Manga se han pasado mucho. Yo he visto torres de viviendas que están en la misma orilla del mar.
-Un abogado que habla como los ángeles, y dos jueces explicaron la normativa legal que había, la española y la determinada por la Comunidad Europea, las leyes que se redactaron para la promoción “turística” y las que buscan la defensa del litoral y del medio ambiente. Resultó un tanto entristecedor el panorama que hay al respecto, tanto por los muchísimos incumplimientos como por la redacción de otras leyes y ordenanzas locales que entran en contradicción con aquellas. Durante años, los ayuntamientos costeros han propiciado la construcción de residenciales de segundo uso, en vez de potenciar la apertura de establecimientos hoteleros. Figúrese usted, que en todo el Mar Menor no se han abierto nuevos hoteles desde hace más de veinte años. Y sin embargo, en los primeros tiempos de esa locura constructora, las aguas residuales se encaminaron a la laguna y al mar abierto inmediato.
-¡Qué barbaridad! ¿Y cómo quedó el asunto?
-Pues con una gran esperanza. Todos los que hablaron, que eran unos expertos en sus temas, propusieron consensuar UN PACTO POR EL MAR MENOR. Este jueves sigue la cosa.
-Iré con usted a ver si lo conseguimos. Yo, desde luego lo firmo.

 

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 287 user reviews.

Excursión por el Mar Menor. Verano de 1880
MM003En las últimas décadas del siglo XIX, hubo muchas personas que, influidas por las inquietudes de los primeros folkloristas como Antonio Machado padre o Aranzadi, y de la corriente tardo romántica del naturalismo, buscaban reflejar el “tipismo” y la “tradición” en los ambientes rurales. En aquellos tiempos, en el Mar Menor, la colonia de veraneantes se agrupaba sobretodo en la marina de San Pedro del Pinatar y de San Javier. Algunos cartageneros acudían a Cabo de Palos y Los Nietos, aunque sus preferencias veraniegas estaban en la bahía de Portmán y en la inmediata Cala Cortina.
En todos esos lugares, los grandes empresarios y los pertenecientes a oficios de prestigio como médicos, abogados y arquitectos, bien habían remodelado viejas construcciones para convertirlas en casas, bien las habían levantado de nueva planta. Era habitual que en ellas recibiesen a amigos durante el verano. Algunos de ellos, en ese afán de describir los lugares, ofrecían una visión muy bucólica en sus descripciones, manteniendo la postura “paternalista” del hombre moderno frente al lugareño.
…De la ribera a la Encanizada no hay una gran distancia, y como el tiempo era muy bueno, la recorrimos en menos tiempo que yo hubiera deseado. Llegamos a las once, teniendo el disgusto de que saliera a recibirnos un perro de no muy buena catadura, y cuyas caricias prometían ser poco halagüeñas.
No es muy grande el espacio que ocupa la más antigua de las encañizadas, así que pronto lo revisé y me posesione del sitio que me pareció más agradable. Detrás de la caseta de los guardias, existe una antiquísima torre, que en otro tiempo serviría para defensa de los piratas; y encima de ella, en la explanada de este pequeño fuerte, tomé posiciones, destapé dos tarros de ginebra, llamé a todos los marinos y empezamos la rueda, apurando a las pocas idas y venidas, hasta la última gota del “líquido elemento”.
Excuso decir a V. el giro que tomaría la conversación, y si la gente estaría para rezar el rosario; pasamos la noche lo mejor que se pudo, hasta que esta mañana antes de salir el sol, revistamos las paranzas y los corrales, y sacamos el mújol que V. se habrá comido hoy probablemente.
Como nada nos quedaba que hacer, determiné emprender mi viaje a esta isla; los marineros quisieron detenernos algún tiempo más, pero esto desbarataba mis planes y abandonamos aquella buena gente.
Al principio hacía calina, que es el mejor estado en que puede encontrarse este mar, y con el vientecillo que venía de la tierra solamente caminábamos muy ligeros, mas luego empezó a entrarnos un aire que aquí llaman de jaloque y que según su dirección paréceme es S. E. que V. no puede imaginarse lo que fastidiaba. Tuvimos que cambiar de dirección y navegar a fuerza de remo una buena distancia hasta que pudimos tomar rumbo.
Este viaje ha sido poco grato, me he aburrido soberanamente, pues para andar una distancia de tres millas y media, hemos gastado dos horas, pero por fin llegamos y se olvidaron todas las penas….
JORNADAS PACTO POR EL MAR MENOR 
Lugar: Paraninfo de la Universidad de Murcia
Lunes, 30 noviembre 
17.00 Presentación de la Plataforma “Pacto por el Mar Menor”
Mª Luisa Mestre e Isabel Rubio
17.15 I. EL MAR MENOR. HISTORIA Y EVOLUCIÓN
Pedro García Moreno, director de ANSE: “El Mar Menor: algunos datos históricos sobre su degradación y acciones de conservación”. 
17.40 II. EL MAR MENOR Y EL DERECHO
Eduardo Salazar, profesor de la UMU y abogado ambientalista: “Apuntes sobre el régimen jurídico  de la laguna y  su entorno”.
Andrés Montalbán Losada, magistrado.”El Derecho Penal y el Mar Menor. Aproximación a los delitos ecológicos”.
Coordina: Ángel Garrote Pérez, magistrado, portavoz de la Asociación Jueces para la Democracia en la Región de Murcia
18.05 III. EL MAR MENOR Y LA ECONOMÍA
Juan Pérez-Melgar, profesor de Economía de la UMU: “Economía y turismo en el Mar Menor”.
Manuel Tovar, profesor de Economía de la UMU: “Economía y agricultura en el Mar Menor”.
Coordina: Mª Luisa Mestre, profesora Derecho Civil.
18.45 Debate
19.05 Descanso
19.20 IV. EL MAR MENOR Y LA SOCIEDAD CIVIL
Por AAVV del Mar Menor: Ángel Monedero de AV Mar de Cristal; José Mª Cano por Hostetur-Estación Náutica,  representantes Agricultura, Pesca y Sindicatos.
Coordina Feliciano Sáez
20.30 Debate

______________________________________________________

Jueves, 3 diciembre 2015
17.00 V: EL MAR Y LA CIENCIA
Introducción: José Manuel Sánchez Vizcaino,  catedrático de Sanidad Animal,  director del laboratorio de referencia de la OIE. Universidad Complutense de Madrid 
17.15 Miguel Ángel Esteve, profesor de Ecología de la UMU: Implicaciones Ambientales de cuatro décadas de Dinámica Económica en el Entorno del Mar Menor y Humedales asociados
17.40 Ángel Pérez Ruzafa, catedrático de Ecología de la UMU: “Comprender el Mar Menor: la investigación como herramienta para la gestión sostenible de un ecosistema singular”
18.00 Debate
18.25 Descanso
18.35 VI. VISIONES DEL FUTURO DEL MAR MENOR
Coordina: Ángel Pérez Ruzafa
Mesa redonda con representantes partidos políticos.
Debate
CONCLUSIONES 
-Visión del Mar Menor por los partidos políticos.
-Medidas a adoptar.
-Disponibilidad para un pacto.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 223 user reviews.

151118Cuando se fueron haciendo habituales las “temporadas” de baños, los lugares de la marina del Mar Menor presentaban una carencia que no había en los otros de la región: La ausencia de playas naturales. Los bordes o límites históricos del vaso de la laguna en los lugares y en la mayoría de los parajes consistían en una especie de muelle o malecón.
Los naturales de la comarca, para cubrir sus necesidades laborales (recuérdese que la pesca era junto con la agricultura la actividad más habitual), habían construido unas plataformas que se adentraban en el agua. Con la implantación de los baños, sobre estas estructuras se fueron construyendo casetas y edificios desde donde pudiera practicarse el baño de la forma más cómoda. Sobre esto, debe recordarse que una de las normas “morales” de las clases más acomodadas, recomendaba que las mujeres no debían exhibirse en bañador más que el tiempo que se tardase en ir desde la caseta o vestuario hasta el espacio acuático donde quedasen cubiertas. Entre los hábitos de la nobleza, que eran el referente de las actividades veraniegas, había el de tener dispuestas unas casetas sobre una especie de railes que llevaban a las señoras que iban en su interior hasta una decena de metros dentro del agua.
Esta costumbre, alentada por las recomendaciones religiosas de algunos ambientes, junto con la ausencia de playas naturales, como se ha dicho, fue la causa de que se construyesen balnearios en las inmediaciones de las riberas.
Las playas que se pueden disfrutar en la actualidad han sido creadas de forma artificial mediante aportaciones foráneas, y creando serios problemas sanitarios, por haber sido necesario construir espigones para su conservación frente a las corrientes marinas….

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 269 user reviews.