Mazarrón, 10 de noviembre de 1753.
161110Dos fiestas murcianas tienen su origen en asuntos de la piratería más agresiva que hubo en estas costas: San Ginés de La Jara y la Inmaculada de Mazarrón. Las dos fueron reconocidas por el Vaticano como hechos milagrosos.
La fiesta de Mazarrón, en la que en algún tiempo se incluyó el apartado de “Moros y Cristianos”, sigue siendo una de las de mayor convocatoria, ya que a las playas de Bolnuevo acuden miles de personas de las que muchas instalan sus tiendas de campaña durante los días previos. Merece la pena acercarse por allí el domingo, día 20.
Esta Villa dijo que debiendose tener particular cuidado en la custodia de los papeles de este Archibo y hallarse entre los mas prinzipales los Autos e Ynformazion de el Milagro que Maria Santisima de la Conzepcion, Nuestra Patrona, zita en el Combento de Franciscos Descalzos de esta Villa, obró en el dia diez y siete de Nobiembre de mil quinientos ochenta y sinco años en libramiento a este Pueblo de la ymbazion de los moros que en el silenzio de la noche llegaron a sus murallas sin ser sentidos. Y hallandose dhºs Autos deteriorados y no ynteligibles por la antiguedad de su letra: Acordaron que para que no duerma la debozion a esta Soberana Reina, y permanesca autenticado este Soberano Prodigio, se saque testimonio a la letra y se ponga con los referidos originales; para lo qual nombraron por Comisario al Sr Dn Gines Jph Paredes, que asista a el reconozimiento de ellos.

Y en esta forma se concluyo este Cabildo y lo firmaron, de que yo el escnº, doy fee.

 

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 156 user reviews.

MAZARRÓN, 19 de enero de 1791160119Colección Thomas, I.E.F.C.
Ayuntamiento de Mazarrón a principios del siglo XX.
Según Mariano Guillén Riquelme: Crónica ilustrada de Mazarrón.
La existencia de los relojes municipales está documentada al menos desde mediados del siglo XVII. Se trataba de artefactos muy rudimentarios. Su maquinaria debía hacer sonar las horas, las medias y las cuartas, y señalar las horas de apertura y cierre de los comercios.
De resultas del recurso hecho al Sr Fiscal del Consejo y Camara por los Curas Parrocos y Diputados Personeros del Comun de esta Villa solicitando falcutad para gastar del caudal de sus propios lo necesario en componer o construir de nuevo el relox publico de ella, en atencion a estar toda su maquina descompuesta, se ha servido resolber en orden que me ha comunicado el Contador General de Propios y Arvitrios del Reyno con fecha 8 del corriente, que oyendo yo a esta Contaduria Principal, informe lo que resulte sobre dhª pretension, teniendo presente el estado actual de esos fondos publicos su sobrante, y existencia, y haciendo se regule por maestro inteligente el coste que tendran dhªs reparos o la nueva construccion.
Dios gde a V. S. mºs ªs Murcia 19 de Febrero de 1791
Blas Ramirez

 

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 217 user reviews.

151215Mazarrón, 15 de diciembre de 1792
En la Bahía de Mazarrón, entre el actual Puerto e Isla Plana, hubo un emplazamiento que recibió varios nombres: Sogaña, Susaña, Etc. Aparece en algunos mapas antiguos, pero en los dibujados durante el siglo XVIII ya no figura.
A finales de ese siglo se pretendió instalar allí una gran fábrica de alfarería (tejas, ladrillos, canalones, Etc.). Este tipo de industrias era perseguido por las diferentes administraciones ya que sus grandes hornos precisaban de un enorme volumen de combustible. La escasa madera de los montes cercanos había desaparecido, tanto por la demanda para el arsenal de Cartagena como para la necesidad de construcción de viviendas y almacenes en el nuevo poblado del Puerto.
Los “tejeros”, y no sólo los de Mazarrón, procedían a arrancar de raíz todo el monte bajo que encontraban en contra de las ordenanzas que eran difíciles de aplicar y comprobar por la escasez de vigilantes. Una hornada para tejas podía consumir hasta 5000 kilos de leña o arbustos. Y se hacían varias al mes… (del libro “Historias de los lugares”).
En este Ayuntamiento se hiso presente por Dn Andres Jesus Lardin, tiene noticia como ademas de las fabricas de tejeras que hay en el Partido de Susaña, termino y Jurisdicion de esta Villa, se estan proyectando el construir otras nuevas fabricas, y de consentirlo es regular padesca este publico las estorsiones que con la que hoy esta padeciendo de falta de leña, haviendose quedado limpia de ella, de que se verá presisado el vecino, para el gasto de su casa, salir a buscarla a otros terminos estraños, lo que le parese no ser justo se concienta y tolere; para cuio efecto lo ase presente en este Ayuntamiento para que en su virtud adapte lo que estime por mas conveniente.
Y en vista de todo lo contenido y espuesto por dhº Dn Andres Lardin: Acordaron se les aga saber a los dueños o dueño que sean de las fabricas de ladrillo que nuevamente se quieren construir no lo practiquen en manera alguna, y que a los que son dueños de las otras fabricas que en el dia estan corriente, continuen por aora con dhªs fabricas hasta que por este Ayuntamiento otra cosa se determine.
Y no haviendo otra cosa que tratar en este Cavildo por ninguno de los Señores concurrentes en el, se concluio dhº Cavildo que lo firmaron todos los Señores, de que yo, el ynfrascripto escnº doy fée. Mathias Lardin de Paredes

 

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 292 user reviews.

Si hay algo que puede definir el carácter murciano, es, y ha sido siempre, su forma de adecuarse a las adversidades. La historia de este territorio está marcada por acontecimientos de todo tipo que, de alguna manera han modificado la vida cotidiana. Guerras, avatares económicos y políticos, desastres naturales, etc., han acontecido que han conllevado serias modificaciones en la vida cotidiana. A la espera de respuestas oficiales, o al margen de ellas, y pasado el trauma de los momentos inmediatos del impacto, siempre se ha adoptado esa capacidad propia de los habitantes de estas comarcas de aceptar y adecuarse al nuevo status, sin apenas manifestaciones de indignación o de protesta.
Esto es lo que hay y con esto hay que salir p’alante
Cualquier tipo de denuncia o rebelión ante ese nuevo modus vivendi es calificado cuando menos de incómodo.
Por ello, aprovechando de esa forma de ser, se cometen atropellos y abusos.
El domingo pasado tuvo lugar la romería del “Milagro” de Mazarrón, festejo de origen popular, conmemorando el levantamiento de los mazarroneros frente a un inminente desembarco de una afamada galeota de piratas capitaneada por el terrible Morato Arraez.
Corría el año 1585. La población de Mazarrón, distante una legua de la costa, apenas contaba unas 600 almas. Aquella marina carecía de defensas, lo que la hacía atractiva a incursiones de corsarios, que a diferencias de las acciones militares de la guerra, buscaban el pillaje y sobretodo los secuestros de hombres, mujeres y niños, por los que pedían altas sumas. Si no se pagaban, los cautivos pasaban a la categoría de esclavos.
Aquellos días de noviembre, había serias amenazas de incursión por la comarca. Pero los habitantes del pueblo no sospechaban su inmediatez. Parece ser que, durante la noche del 19, se produjo un importante desembarco de los hombres de Morato, sin que la población sospechase nada. Sólo que al avanzar la noche, por todo el pueblo se escuchó el rebato de un caballo montado por una misteriosa mujer. El estruendo fue tan grande, que todos se despertaron, acudieron a la rambla y playas de Bolnuevo, repeliendo la agresión. Algunos piratas murieron, otros fueron capturados, y la mayoría salió en debandada a sus barcos.
Cuando fueron a la iglesia a celebrar un Te Deum a la patrona, encontraron que su manto presentaba claros signos de sudor y con manchas de tierra. Se atribuyó la alarma a la intervención de la Virgen.
El proceso de reconocimiento de los hechos como milagro duró varios meses, cumplimentando el Obispado de Murcia todo el protocolo propio de estos hechos. En aquellos tiempos, la Curia era muy recelosa ante este tipo de asuntos, que por efectos de la reconquista cristiana, tenían lugar en toda España. Sin embargo, lo de Mazarrón fue a buen término, y se reconoció oficialmente como “milagro”.
A lo largo de los siglos posteriores, la celebración de este hecho se reducía a unas misas y una procesión por las calles del pueblo. Con la restauración de la pequeña ermita existente junto a la torre de los Caballeros, un movimiento popular, que no religioso, comenzó a llevar a cabo algunas actividades en torno al “milagro”. Lo más destacado, por su inmediata repercusión en todos los habitantes de la comarca, fue hacer un festejo en las playas de Bolnuevo. Se llevaba a la imagen hasta la playa, y junto, o al margen, del ritual religioso, las gentes acudían con la intención de conmemorar el hecho de forma alegre y festiva.
151124-1Los sucesivos gobiernos municipales organizaron conciertos para la gente joven, ofrecían comidas populares, y, en un momento dado, se recreó el desembarco con un simulacro de “moros y cristianos”. Todo esto hizo que la fiesta del “milagro” llegase a congregar algunos años más de 40.000 personas, que se dispersaban por la larga playa, trayendo sus propias viandas. Había quien llegaba la noche anterior, o incluso algunos días antes. Esta actividad festiva suponía un importante ingreso para los comercios y los negocios de restauración del lugar.
151124-2Hemos acudido muchos años a Bolnuevo, unas veces provistos de companaje y otras no, pero no hacía falta. La acogida era tal, que salías de allí bien comido y bien bebido.
De unos años a esta parte, la fiesta viene decayendo. Las razones pueden atribuirse a los conflictos internos del gobierno municipal, a la crisis, que ha reducido la capacidad de organizar los eventos paralelos, o a otros. Sin embargo, aprovechando esta situación, los elementos más católicos, vienen “reconduciendo” este festejo, dando un mayor protagonismo al ritual religioso, y censurando las otras actividades. La cosa ha llegado al punto de que este año, durante el traslado o “romería” se ha prohibido todo tipo de canciones que no fuesen de carácter religioso.
Las romerías surgieron como manifestación “festiva” celebrando la protección del santo. En todas las que conozco, predomina la alegría, la música, popular o moderna, y otras demostraciones espontáneas.
Ciertas actitudes de algunos párrocos que en los últimos tiempos se vienen dando en la Región de Murcia. se asemejan a aquellas que estamos criticando de otras personas en nombre de otras religiones.
Pero como aquí no cambian las cosas, y hay que tirar “p’alante”, todo eso no importa.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 272 user reviews.

A veces ciertos datos de la historia resultan incómodos, por empañar la visión de algunos episodios relevantes con algunos detalles que hoy pueden ser considerados como “daños colaterales”.
La contrucción de los arsenales de Cartagena supuso un enorme impulso económico para la ciudad y la región. Se construyeron muchos edificios y todos los gremios cuya actividad se basaba en las diferentes necesidades de la vivienda – albañilería, cerrajería, ladrillería y tejeras, etc. – experimentaron un fuerte crecimiento.
Además el crecimiento de la población, tanto en lo militar como en lo civil aumentó las necesidades de suministros. Entre 1750 y 1780, sucesivas reales órdenes potenciando la Provincia Marítima de Cartagena, sometieron a buena parte de los pueblos del territorio que comprendía en Reino de Murcia a entregar, entre otros, toda la madera que hubiese en sus municipios. A pesar de las buenas intenciones del Rey, se produjo un auténtico “pelotazo” puesto que era preciso suministrar al menos 5000 Kilos de carbón de leña al dia para las necesidades de la población. Los numerosos hornos, tanto de pan, como de obtención de yeso y cal, y los bancos de los herradores precisaban de combustible, por lo que no se dudó en autorizar la escarda de todo el monte bajo que pudiera obtenerse. Algunos Concejos se vieron obligados a pagar enormes cantidades de dinero para evitar el “afeitado” de sus territorios, pero los más pobres no pudieron evitarlo.
151006Lorca – Mazarrón, 6 de septiembre de 1770
En este Ayuntamiento se ha visto el ynforme que hazen los Sres Dn Pedro Gomez Thomas y Dn Andres Chico de Guzman, Rxres a la ynstancia y solizitud de Juan Jorquera, en fuerza del despacho que ha presentado del Sr Yntendente del Departamento de Cartaxena, por el que le da permiso al suso dhº para que en las marinas de esta Ciudad y Villa de Mazarron pueda hazer las porciones de la leña de romero, lentisco y juagarzo (s) que nezesite para los hornos de la provision de viveres en fuerza de la contrata y obligacion que tiene hecha, y constando de dhº ynforme no ofrezerseles reparo alguno en que pagandose por el suso dhº los aprovechamientos de dhª leña, y señalandole el terreno donde lo ha de ejecutar que es desde la Jurisdiccion de Mazarron hasta Calabardina toda la costa y como legua y media tierra adentro, como tambien el que ha de dar una relacion jurada de las personas que ocupe en dhº corte con papeleta del dhº Jorquera que lo acredite, se prozeda por este a hazer la correspondiente obligacion de lo que ha de pagar anualmente.
En cuia vista y sin que sea visto atribuirle esta Ciudad a dhº Sr Yntendente facultades que no le pertenenzen, pues el terreno señalado para dhº corte de leña es de monte vajo sin criarse en el pinos ni otros arboles que puedan servir para construccion de embarcaciones: Acordo que con arreglo a dhº ynforme los referidos Sres Comisarios prozedan a ajustar y contratar con el referido Jorquera la cantidad que anualmente ha de contribuir a esta Ciudad por dhºs aprovechamientos con las zircunstanzias que en dhº ynforme relacionan, procurando sea veneficioso a los Propios y otorgandose para ello la correspondiente escritura de obligacion.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 162 user reviews.

4 de mayo de 1743

150504La iglesia de San Andrés, en pleno casco antíguo del Pueblo de Mazarrón, es uno de los tesoros del arte mudejar en la Región de Murcia. Muchos veraneantes de las cercanas playas desconocen la oferta cultural del lugar, que suele dar algunas sorpresas como este pequeño templo cuyo artesonado merece ser visto.

Catedral de Murcia.- Hizose relazion de estar citados todos los Sres Capitulares de esta Stª Yglesia menos los ausentes de esta Ciudad para determinar sobre la limosna pedida en el ordinario antezedente por el Cura y feligreses de la Parroquial de Sr Sn Andres de Mazarron para la obra de la Capilla Maior de dhª Yglesia.

Y aviendo conferido el Cavildo, Acordó librar y libro (con consentimiento del Illmº Sr Obispo deste Obispado expresado al Cavildo por medio del Sr Hrz) trecientos Ducados de Vn sobre la Dezmeria de Lorca para dhª obra, y que esta cantidad se entregue al Fabriquero de dhª Yglesia para que la emplee en la referida obra, y que a ella concurran el Colector del Cavildo en dhª Villa para que dé razon quando se le pida de la forma en que se gastado dhª limosna.

 

Average Rating: 5 out of 5 based on 233 user reviews.

Mazarrón, 8 de abril de 1720
150408La historia de Mazarrón está ligada a las incursiones de piratas y berberiscos. Su principal festejo, por noviembre, todavía lo recuerda. Esa costa, a pesar de pertenecer a la misma Villa de Mazarrón y la de más al sur a Lorca, carecía de defensas importantes salvo la pequeña torre del Puerto, la de los Caballeros en Bolnuevo, y el castillo de Águilas. Por ello, ante la menor amenaza concurría toda la población, incluso los habitantes de los numerosos cortijos diseminados por el municipio.
La Villa mando librar dosientos ochenta y siete Rls en Martin Bernave, mayordomo de propios deste Concexo, los quales a de retener en si para si por averlos gastado de horden de la Villa en polvora, balas y refresco que se dio a ducientos y cinquenta honbres (s) que pasaron desde esta Villa a la Torre del Puerto y las costas de los mares desta Jurisdiçion hasta Palazuelos, Jurisdicion de la Ciudad de Lorca, a la correria de un revato que se dio de tres navios de moros que estaban en estos mares; y se mantuvieron dhª jente mas tiempo de quarenta y ocho oras hasta que dhºs navios hisieron viaxe haçia las costas de Almeria; los quales dhºs dosientos noventa y siete Rls se deben haser buenos a dhº mayordomo en las primeras cuentas que diere de los mrs que fuesen de su cargo.
Y en esta forma se acavo este Cavildo, y lo firmaron.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 204 user reviews.

1 de Abril de 1732
150401La Semana Santa de 1732 se vió alterada por los fortísimos episodios sísmicos que se dejaron sentir en todo el Reino y que venían sucediendo desde cinco años atrás de forma continuada. Muchos edificios, entre ellos la catedral de Murcia y su nueva fachada, se vieron afectados. Se tiene noticias de daños en lugares como Alumbres, Fuente Álamo y Mazarrón por los comunicados que enviaron los párrocos, pero previsiblemente muchos cortijos y viviendas aisladas de los campos quedaron seriamente afectados.
Las procesiones no salieron y en las iglesias se realizaban rogativas y conjuros con la plegaria “Pro serenitate”.
Viose zertificacion de Juan Pastor y Francisco Coronado, maestros beedores del oficio de albañileria, hecha de horden del Sr Correjidor, que contiene los reparos que necesitan las casas de la Corte por el quebranto que an padecido con los continuados temblores de tierra que an sobrevenido en estos dias,
Y la Ciudad, haviendola oido y al Sr Correjidor que manifestó la precision y brevedad para la ejecucion de estos reparos por el eminente riesgo que amenazan dhªs casas, Acordo que los Cavalleros Procurador General y Obrero Maior hagan se practique nuevo reconocimiento de ellas por dhºs maestros, quienes zertifiquen con yndividualidad de los que se necesitan hacer y su coste, y se traiga para resolver, haciendo al mismo tiempo reconocer las demas casas propias de esta Ciudad dando quenta del estado en que se hallan y los reparos de que necesitan y las personas que tienen obligacion a ejecutarlos, y de todo traigan razon.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 274 user reviews.

41214
Un trabajo definitivo sobre la minería en Mazarrón y La Unión.
Detalle: El autor, Mariano Guillén Riquelme, reciente Doctor en Antropología, vino expresamente a Murcia para regalarme un ejemplar. Se agradece.
El trabajo es el resultado de su tesis doctoral, acompañado de una extrarordinaria colección de fotografías de Mazarrón y la Unión desconocidas hasta la fecha. Algunas provienen de Archivos franceses o alemanes.
Las condiciones de vida de los mineros están perfectamente descritas.
Un buen regalo para estas Navidades.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 300 user reviews.

Vigilantes de la costa, 4 de septiembre de 1724
40904Casi todas las torres de vigilancia de la costa murciana han desaparecido. Unas desmoronadas por abandono, las más por sustituídas por faros como las de Cabo de Palos, Portmán y Mazarrón, y otras convertidas en vivienda por encontrarse en lugares de expansión urbanística como una de las tres que hubo en la Manga.
En estos baluartes, la misión de sus moradores era avisar mediante ahumadas de día o luminarías de noche, de la presencia de barcos hostiles. Para que el mensaje llegase con rapidez a Cartagena, Lorca o Murcia, se construyeron pequeñas torres de enlace en el Albujón, en Púrias y en el Saladillo, a medio camino entre Alhama y Mazarrón.
Los responsables vivían en condiciones muy duras sin poder abandonar el puesto al menos durante seis meses. Tenían unos excasos sueldos, y sólo uno de los seis hombres que componían el destacamento se desplazaba a final de cada mes a la población más cercana para adquirir probisiones. El tédio y la monotonía hizo que muchos de ellos cultivasen pequeños huertos en las cercanías, lo que oficialmente estaba prohibido.  
Haviendo llegado a mi notizia que V. S., con su acostumbrada justificacion dispuso que el Sr Crrxºr y dos Cavalleros Comsarios fuesen con agrimensores a medir las tierras del Rincon de San Gines y otros sitios de estos terminos por haver excedido algunos de lo señalado por V. s. en los arrendamientos que les hizo y con este motivo echo medir algunas tierras que tenian los Alcaides y soldados de las torres y los de las atalaias que sirven a la defensa de esta Ciudad y sus Campos si tambien al resguardo deste Reyno de Murzia, procuré ynformarme de personas de credito y desinteresadas que origen asistia a estos soldados para disfrutar algunas tierras realengas..Halle que con toleranzia de V. S. y de sus Cavalleros Rejidores y lizenzia de mis antezesores en el Govierno militar de esta Cuidad avian desmontado los Alcaides y soldados de las torres y guardas de muchos años a esta parte cortedad de tierras ynmediatas a las torres y sitios que ocupan con los motibos no solo de limpiarlos de los riesgos de moros y enemigos, frequentes de esta Corona, que de ordinario los ocupavan por lo montuoso de ellos y traidoramente los capturavan y pasavan a estos Campos a ejecutar lo mismo. Aviendo desmontado aquellas malezas, los soldados podian dilatar la vista y excusar los ynsultos que se experimentaban de estar motusosas aquellas cercanias a las torres y atalaias y tambien algun alivio (a) aquellos pobres soldados con la labor de las tierras que a su costa desmontaron con las tolerancias o licencias de V. S. y de mis predezesores, que sin duda redumdava (s) en el servizio del Rey, y allanar los padrastros que tenian las atalayas y torres sirviendo de alvergue a moros y corsarios y de gran daño a los vezinos, ganaderos y labradores que ocupaban aquellas cercanias como la experiencia lo avia acreditado muchas vezes. Con cuyas noticias rogué al Sr Corregidor que embista (s) del reconocimiento y medidas de tierra que con los Cavalleros Comisarios de V. S. se avian executado, se atendiese el principio justificado de la ocupacion de tierras baldias o realengas por los soldados; y que si por lo pasado ubo motivos para lexitimar sus licencias o permision tacita, aora los avia de maior consideracion para mantenerlos sin agravio, por que como a V. S. es notorio, la Real Hacienda padeze tal estrechez que los tiene sin pagar los miserables sueldos que gozan, que se reduzen a Real de Vellon y Real y quartillo y Real y medio por dia los soldados, y los Alcaides a dos Reales, conforme a la situacion de las torres y atalaias. Y se les deve a la gente de las torres 40 meses y 20 a las guardias y sobre guardias sin bastar para su satisfaccion los Reales Decretos ni tan repetidos Despachos como se han expedido y actualmente se expiden a este asumpto.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 166 user reviews.