Centro de Interpretación de Monteagudo

Centro de Interpretación de Monteagudo.
150321En esta pedanía de Murcia se ha construído un edificio, que ha costado un disparate, y está destinado a ….
Respuestas:
A)    Contar el pasado sólo con siete malos dibujos con importantes errores de contenido colocados en pasillos incómodos en los que para verlos apenas caben diez personas
B)    Destruir el entorno tradicional del barrio, antígua ermita del siglo XVIII incluída
C)    Invertir un dinero que bien podría haberse destinado en la misma pedanía a otros fines (culturales, sociales, sanitarios). La obra es toda de cemento “ornamendada” con “artísticas” rejas de hierro que desprenden ácido cuando llueve. Se han detectado goteras en el interior.
D)    En resumen, hacer lo contrario que se recomienda para un espacio expositivo.
Cualquiera de ellas es la correcta.
Proponemos un texto que debiera figurar en la sala-pasillo de la ocupación árabe.
La conquista de Todmir
Según el Ajbar Machmuá. Tratado de tradiciones e historia de Al’Andalus. Escrito en el Siglo XI.
…Fueron despues á Todmir, cuyo verdadero nombre era Orihuela, y se llamaba Todmir del nombre de su señor (Teodomiro), el cual salió al encuentro de los musulmanes con un ejército numeroso que combatió flojamente siendo derrotado en un campo raso donde los musulmanes hicieron una matanza tal que casi los exterminaron. Los pocos que pudieron escapar huyeron á Orihuela, donde no tenían gente de armas ni medios de defensa; mas su jefe Todmir, que era hombre experto y de mucho ingenio, al ver que no era posible la resistencia con las pocas tropas que tenía, ordenó que las mujeres dejasen sueltos sus cabellos, les dió cañas y las colocó sobre la muralla de tal forma que pareciesen un ejército hasta que él ajustase las paces. Salió en seguida a guisa de parlamentario, pidiendo la paz, que le fué otorgada; y no cesó de insinuarse en el ánimo del jefe del ejército musulmán hasta conseguir una capitulación para sí y sus súbditos, en virtud de la cual se entregó pacíficamente todo el territorio de Todmir sin que hubiese que conquistar poco ni mucho, y se les dejó el dominio de sus bienes.
Conseguido esto, descubrió su nombre é hizo entrar en la ciudad á los musulmanes, que no encontraron gente de armas ninguna, por lo cual les pesó lo hecho; pero cumplieron lo ya estipulado. Y después de haber puesto en noticia de Tárik las conquistas alcanzadas y de haber dejado allí algunas tropas con los habitantes, marchó el grueso del destacamento hacia Toledo para reunirse con Tarik.

Albéitar (veterinario)

Monteagudo, 27 de enero de 1789
Para los habitantes de los pueblos y lugares, tanto de la huerta como del campo, era esencial que los animales de tiro gozasen de buena salud. Por ello fueron proliferando los maestros herradores o albéitares, los actuales veterinarios. Teóricamente estos individuos debían tener estudios similares a los de medicina o cirujía, pero por diferentes razones los títulos se otorgaban en la Corte de forma caprichosa. Algunos maestros herradores gozaron de buena fama pero otros muchos resultaron ser un desastre, llegando a ser obligados a abandonar el lugar por evitar conflictos.
(Del libro: Historias de Los Lugares.)
Viose memorial de Benito Martinez y Juan Molina, Diputados del Lugar de Monteagudo, y demas consortes moradores de el, haziendo presente que de muchos años a esta parte experimentan graves perxuizios por la falta de maestro errador y albeitar para la curazion de sus Cavallerias, siendoles preziso desamparar sus casas y labores y ponerse en camino a los animales quando les ocurre algun aczidente para conduzirlos a esta Ciudad en busca de dhº Maestro; y respecto a estar combenidos con Zipriano Segundo Roxo, que por aora se halla en el Lugar de El Palmar, para que pase al de Monteagudo, por cuyo medio logrará su vezindario el alivio que desea, concluyen suplicando a este Ayuntamiento se sirva permitir al referido se coloque en dhº Lugar, con lo demas que representan.