Colección Martínez Blaya en el Museo de Cartagena

161130-2La fotografía de estudio ha sido considerada como un genero menor dentro de la historia. Sin embargo, en muchas pequeñas y medianas poblaciones, en las últimas décadas del siglo XIX, al ir sustituyendo la nueva técnica a las costosas y elitistas pinturas de retrato, este se popularizó.
Hoy, con los procesos generados por las nuevas tecnologías, el trabajo de estudio ha mejorado mucho, pero en las primeras décadas del siglo XX, el resultado de ese trabajo dependía de un alto conocimiento de las técnicas de iluminación.
Los Martínez Blaya de Cartagena, siguiendo las enseñanzas del maestro Cassau, consiguieron un prestigio enorme con sus trabajos.
ANUNCIO
El etnógrafo musical y profesor de literatura Emilio del Carmelo Tomás Loba, siguiendo las conferencias de M. Muñoz Zielinski sobre Cuentos leyendas y costumbres de la Murcia árabe, da unas charlas detallando la evolución de los cantos de los trovadores medievales llegando al actual canto del trovo.
Hoy en Sangonera la Verde
Mañana en Sucina
El dia 2 en el Centro Cultural de La Arboleja.

161130

Bailes de máscaras

24 de noviembre de 1747.- Catedral de Murcia
161124En los tediosos días del otoño la vida social de las Ciudades y Villas podía resultar monótona sin algunas actividades que se organizaban en algunos hogares. Entre estos y quizás por la influencia de los numerosos italianos que vivían en Murcia y Cartagena, fueron proliferando los llamados “bailes de máscaras” que eran casi un preludio del carnaval.
Para ello era indispensable contar con las agrupaciones musicales que, salvo algunas excepciones, eran las pertenecientes a las grandes Capillas eclesiásticas. Esos músicos que trabajaban con suculentos contratos, debían observar la cláusula de exclusividad.
Al ser reclamados para alguna fiesta o “sarao” eran multados por sus contratantes, pero era habitual que el organizador incluyese en la paga la suma de la multa impuesta.   

El Sr Munive, Canonigo, manifestó al Cavildo le parezia conveniente que en consecuencia a lo que tenia determinado en otras ocasiones, se les prohibiese a todos los musicos de esta Stª Yglesia, la asistencia los festines y saraos.

Y el Cavildo mando se tubiesen presentes para el siguiente ordinario los acuerdos que asi sobre este particular como en otros hay hechos acerca de los musicos y se cite para providenciar en dhº Cavildo, como tambien para si en algunos das se ha de dividir la Musica para la asistencia alguna fiesta de Yglesia quando no haze falta toda la Capilla en ella.

 

Problemas entre músicos

Colegiata de Lorca, 25 de octubre de 1771
Miembro del extrordinario grupo calasparreño La Danserie transcribiendo una vieja partitura.

Miembro del extrordinario grupo calasparreño La Danserie transcribiendo una vieja partitura.

Las capillas musicales, o pequeñas orquestas de cámara de Murcia y Lorca estaban consideradas entre las mejores del sur de España.
Estaban organizadas de tal manera que mientras los maestros de Capilla dirigían las composiciones para toda la orquesta, que debían hacer por su contrato, los sochantres solo se encargaban de coordinar las voces de los infantillos, castrati y otros religiosos que componían el coro. Con frecuencia surgieron diferencias entre los dos directores.
El Sr Canonigo Lizº Dn Antonio Sanchez, prezedida la venia acostumbrada, dijo que hallandose un Libro de coro de canto llano de todas las Misas del año, asi feriales como de Santos, el que por estar mal impreso no querian usar de él los Sochantres. Y como mayordomo fabriquero que era el exponente, avía mandado componer y enmendar algunas fojas del referido Libro que avía reconocido el Maestro de Capilla y otros inteligentes desta Stº Yglesia. En cuya vista avían manifestado que, quedando todo el segun las ojas enmendadas, no tenian escusa alguna los referidos Sochantres para dejar de usarle, respecto de estar con bastante claridad para cantar con el.
Y en considerazion de averse manifestado por dhºs Sochantres la repugnancia de dhº su uso, lo participaba asi al Cavildo para que mandase a dhºs Sochantres que enmendandose como lleva expuesto, usen del referido libro y no den lugar a que la fabrica gaste en dhª enmienda sin provecho alguno, y mas necesitandolo para dhº Coro.
En cuya inteligencia se Acordó que estando enmedado a satisfaczion del Maestro de Capilla, dhºs sochantres usen del referido Libro siempre y quando sea menester.

 

A vueltas con la dulzaina

dulzaineros alicantinos

dulzaineros alicantinos

20 de abril de 1751, Colegiata de Lorca
La constatación de la presencia unánime de la dulzaina en los rituales festivos del Reino de Murcia hasta principios del siglo XX está suponiendo una revisión de la llamada música tradicional.
Las funciones religiosas de calle (procesiones, rogativas, Etc.) obligaban a los intérpretes de instrumentos de viento a saber tocar la dulzaina, por su mayor acústica que la trompeta y por supuesto que las secciones de cuerda (violines y violas).
En Lorca, los conocidos Ministriles, tanto los del Concejo como los del Cabildo de la Colegiata, debían intervenir conjuntamente en dos fechas señaladas con unos alardes muy populares: el Corpus y el día de San Patricio. Este ritual que se conserva todavía, debería ser potenciado como una de las señas de identidad de esa ciudad.
En este Cavildo se presentó memorial de Dn Alphonso Jaen, musico biolinista desta Stª Yglesia, en que dandose por entendido de la muerte de Dn Miguel de Sicilia, Ministril en los ynstrumentos de corneta y chirimia, y que en la dhª su plaza de biolinista no se podría mantener por ser muy tenue el salario que le estaba consignado: suplicó a el Cavildo se dignara agregar la dhª plaza de Ministril, obligandose a tocar los ynstrumentos que exercia el dhº Dn Miguel, a excepzion de la corneta, en la que estaba acabando de perfeczionarse, y lo estaria habil y suficiente con toda brevedad, y asi lo esperaba rezibir de la piedad de el Cavildo, &ª.
Y visto que fue dhº memorial, se admitió a el dhº Dn Alphonso Jaen en la dhª plaza de Ministril con la renta que anualmente le esta consignada de quarenta Ducados por biolinista y con la obligazion que ha de tener de habilitarse en la corneta y en la chirimia dentro de medio año.

 

Los músicos de Lorca

18 de abril de 1760.- LORCA.
160419La actividad de las capillas musicales era frenética a veces. Debían intervenir en varias ceremonias a lo largo del día, siendo la más importante la misa mayor. También tenían un buen número de horas de ensayo de las obras de repertorio o de las nuevas composiciones que, por contrato, debía hacer el maestro de Capilla. Abundaban también las procesiones patronales y de rogativa y otras similares. Por ello era frecuente que se “saltasen” los protocolos de interpretación.
Viernes, Cabildo espiritual en la Sala Capitular de esta Ynsigne Yglesia Colegial de Sr Sn Patricio.- Teniendose presente con especialidad lo acelerado que va el coro en las Horas Canonicas, se determinó se encargue a el Sochantre y Psalmista se arreglen en un todo a las constituciones que tratan de sus empleos, llebando el coro con aquella pausa que corresponde segun la clase de el rezo, haziendose mediacion en todos los versos y diciendose de modo que se oigan y se entiendan los hygnos (s), responsorios y antiphonas de lo rezado, sin empezar un coro hasta que el otro acabe. A cuyo intento se les hará saber dhªs constituciones por el presente Secretario, aperciviendoles que de lo contrario procederá este Cavildo a tomar la providencia que mas conveniente y arreglada sea para que se observe y cumpla lo que en dhªs constituciones está mandado.

 

Clarinero negro

10 de marzo de 1725, Murcia
Miles Davis. Muy recomendable en estas fechas su versión de una saeta en su disco "Sketches of Spain"

Miles Davis. Muy recomendable en estas fechas su versión de una saeta en su disco “Sketches of Spain”

En la sociedad murciana del Siglo XVIII la convivencia multicultural era algo cotidiano. Junto con los numerosos comerciantes y trabajadores italianos, franceses y malteses, había árabes (esclavos, libertos y jornaleros), subsaharianos y gitanos que convivían sin ninguna traba.
En 1725, el Ayuntamiento tuvo un clarinero negro que gozó de una gran popularidad por su simpatía y su buen hacer con la trompeta.
La Ziudad Acuerda que de los efectos de propios, por su depositario pague a Dn Juan Mrz Paxarilla, mayordomo jubilado, 93 Rls y 28 mrs de Vellon que se an gastado en cuatro camisas y dos pares de calzonzillos que se le han hecho de horden de esta a su negro clarinero, como consta de la relazion de dhº mayordomo y razon puesta a su continuazion por el Sr Dn Pedro de Torres, Rxºr, a quien se cometio su execuzion, prezediendo nota del contador de no padezer herror el sumario y libramiento en forma.

 

Un violinista de Lorca

9 de febrero de 1723
160209 Violín del TitanicLos miembros de las capillas musicales de las iglesias no siempre mantenían un comportamiento propio de su cargo. A pesar de recibir cuantiosos salarios, eran frecuentes los altercados motivados por rencillas y rivalidades entre ellos, o por diferencias con los maestros de capilla, que eran sus directores.
Era habitual que tuviesen que desplazarse a otros templos con motivo de algún evento vinculado al calendario festivo, y esto se hacía a veces con tanta precipitación que los músicos no se enteraban donde tenía lugar o qué instrumentos debían llevar, ya que muchos de ellos, por contrato, tenían que saber tocar varios. Tampoco se les avisaba qué músicas estaban programadas.
Todo ello era fuente de tensiones entre ellos, llegando algunas veces a disgustos e incluso a pequeñas peleas.
Colegiata de San Patricio de Lorca.- Martes, dia ordinario, se juntaron a son de campana.
En este Cavildo el Sr Presidente Dijo que dhºs Sres estaban zitados para que este, en vista del informe de los Srs Comisarios nombrados para aberiguar el disgusto que paso entre los musicos el dia de San Blas en el Conbento de Relijiosas de Madre de Dios, ponga el remedio que combenga, y asi que dhºs Sres nombrados informen si an inquirido con realidad el suzeso y quienes dieron motibo a el;
En su consecuenzia dhºs Sres Comisarios dijeron haverse ynformado de personas beridicas y de buena conzienzia han hallado que, haviendo ido la Capilla del musicos a el referido Conbento a zelebrar la festividad de Sr Sn Blas como lo estilan todos los años, Dn Miguel de Sizilia se fue sin llebar el biolin.
De cuyo caso y de lo que les tiene oydo a Dn Marcos Mrz Zapata y a dhº Dn Miguel y de la experienzia que tiene de otros lanzes, dizen fue a probocar dhº Don Miguel a el referido Maestro de Capilla, quien le pregunto si llevaba el biolin, a quien respondio con bastante alterazion, bronquedad y desatenzion
-“¿acaso yo estoy obligado a saber si a de haver biolines o no?”,
Siendo asi que tiene la experienzia dhº Dn Miguel que en dhª festibidad, por ser la Misa de la Musica, siempre los a havido.
Asimismo dhºs Sres dijeron que se informaron del suzeso de carta del Maestro en la prueba de los Villanzicos de Natividad, y que fueron tantos los desaogos que dijo dhº Dn Miguel a el Maestro que no son para referirlo en Cavildo tan serio. Y en fin, que le echo tantas amenasas que no saben como tubo pazienzia dhº Maetro para contenerse, y que Conpañias havia de Dragones.
Y que don Marcos Mrz Zapata es quien muebe y acalora a dhº Dn Miguel y que a tenido diferentes desazones con dhº maestro, siendo uno de ellos en el año pasado de prosimo en la festibidad de Nrª Srª del Patrozinio, y otro en esta Sta Yglesia, y que dhºs Dn Marcos y Dn Miguel lleban la Capilla de musicos inquieta.
Y que esto es lo que dhºs Sres an podido inquirir y ponen en la alta considerazion del Cavildo, &º.

 

Difuntos. Purgatorio y Ánimas.

Murcia, 1734
Concilio de Trento, sesión de diciembre de 1563.
Habiendo la Iglesia Católica, instruida por el Espiritu Santo según la doctrina de la sagrada escritura y de la antigua tradición de los Padres, enseñado en los sagrados concilios y ultimamente en este general de Trento, que hay purgatorio y que las almas detenidas en él reciben alivio con los sufragios de los fieles y en especial con el aceptable sacrificio de la misa: Manda el Santo Concilio a los Obispos que cuiden con suma diligencia que la Santa doctrina del Purgatorio se enseñe y predique en todas partes.
Los mandatos de Trento no hicieron más que confirmar viejas creencias populares, en su siglo plagado de catástrofes bélicas y sanitarias. El problema con que se enfrentaron es que no disponían de sacerdotes en los ambientes rurales en donde la mortalidad, sobre todo la infantil, era altísima. Por ello, y por los altos costos que conllevaban los entierros (viático, entierro, funeral, médico, boticario, enterrador, etc.), las cofradías de labradores cobraron una enorme importancia. Organizadas de forma similar a los gremios urbanos, se encargaban de todos esos trámites cuando moría alguno de sus “cofrades” siempre y cuando este hubiese cumplido con “la tarja” o cuota.
Cantando a Las Ánimas

Cantando a Las Ánimas

Murcia 1734
Viose memorial de Dn Thomas Rodriguez, Beneficiado y Cura propio de la Yglesia Parrochial de Sr Sn Laurencio, diciendo que en el territorio de ella fuera de la Puerta Nueva está el Monte Santo que llaman, lugar que se devio a esta Ciudad concediese para sepultar los cadaberes de los ynnumerables que fallecieron en el contagio que esta Ciudad padecio; el que estando por las tres partes contiguo a hacienda de particulares, con el motivo de la maior extension se an yntroducido, ocasionando que los perros y zerdos an sacado algunos huesos, y algunas personas an atado cavallerias a las cruzes, colgando pieles en los brazos de ellas, enjugando lanas, dejandolo reducido a establo para bestias y estercolero de los demas animales. Y concluye suplicando que esta Ciudad mande dar las providencias necesarias para que deslinde dhº sitio dejandolo yndemne de tan ynmundo comercio, no discurriendo el suplicante otro medio que el de hechar la zerca pidiendo para ello limosna con sus eclesiasticos a los fieles poniendo dentro de ella Bia Cruzis y lograndose por este medio el maior sufragio de las Benditas Animas.

El trompeta

Murcia, 28 de enero de 1702
50128
El interés que ofrece el conocimiento de la vida cotidiana en el siglo XVIII radica en que, al no haberse experimentado ninguna evolución importante, salvo quizás en el terreno de la sanidad con la prevención de las grandes epidemias de los siglos anteriores, todos los demás aspectos humanos se mantenían exactamente igual, lo que supone una enorme informacíon de las costumbres y hábitos de los tiempos pasados.
A principios del siglo XVIII, una de estas herencias era la figura del trompeta o clarinero municipal. Entre sus obligaciones, estaba la de señalar la apertura y el cierre de las puertas de las murallas, anunciar las reuniones y Cabildos concejiles, y regular todo el protocolo de las fiestas de toros.
El Sr Dn Francº Molina y Almela, Rxºr, a quien se cometio el que hiziera reconozer qual de los do trompetas que ai es mas havil para mantenerlo en servicio de la Ziudad, dio quenta de haverse executado dhª dilijenzia y allado que Pedro de La Franca se alla con conozida havilidad, y que por ello a ajustado el que, teniendolo por buena la Ziudad, sirva con el socorro de quatro Rls en cada un dia.
Y la Ziudad, haviendolo entendido, Admitio al dhº Pedro de La Franca, y Acordo que desde el dia de oy se le den los dhºs quatro Rls en cada un dia por el Sr Jurado Martin Truyol, depositario de propios del producto dellos en conformidad de Rl Facultad que para ello tiene esta Ciudad en virtud de copia deste acuerdo tomandose razon por el Contador.

Cantante capón

Capón con sus cuerdas vocales alteradas. Zarwelll

Capón con sus cuerdas vocales alteradas. Zarwelll

Catedral de Murcia, 21 de enero de 1721
Como se ha comentado alguna vez, la capilla musical de la Catedral de Murcia gozaba de un enorme pretigio en todo el Reino. Junto con los instrumentistas y los maestros de capilla o directores, los cantantes eran el mayor objeto de atención, puesto que corrían con la responsabilidad más importante al interpretar las piezas, sobretodo en las misas mayores, en los villancicos de Navidad y en las pasiones de Semana Santa. Los llamados capones, además debían someterse a una revisión médica de forma contínua, ya que, si bien algunos poseían una voz con registros muy agudos por naturaleza, otros se habían sometido a la castración, pensando en una posible colocación en cualquiera de las capillas catedralicias.
Viose relazion de estar citados todos los Sres Capitulares de esta Stª Yglesia menos los ausentes de esta Ciudad, para determinar si se ha de dar o no alguna aiuda de costa o augmento de salario como se acordo en el ordinario antezedente a Andres Descalzo, Musico Capon de esta Stª Yglesia.
Y el Cavildo acordo que en considerazion  de no estar admitido por musico mas que por tiempo limitado el dhº andres Descalzo, y con el salario de 100 Ducados en cada año sobre las tres volsas, el qual cumple en este mes corriente, se vuelva a citar a todos los Cavºs Capitulares de esta Stª Yglesia para determinar si se ha de admitir o no por musico de tiple de la Capilla de ella sin limitazion de tiempo y con percances como los demas Musicos, y que salario se le ha de señalar en caso de admitirlo, informando antes el Maestro de Capilla de la voz, habilidad y necesidad de dhº Musico, como es estilo, y esta dispuesto en la Concordia, y para ello que se avise a dhº maestro de Capilla que entre a dar el ynforme.