Mazarrón, 10 de noviembre de 1753.
161110Dos fiestas murcianas tienen su origen en asuntos de la piratería más agresiva que hubo en estas costas: San Ginés de La Jara y la Inmaculada de Mazarrón. Las dos fueron reconocidas por el Vaticano como hechos milagrosos.
La fiesta de Mazarrón, en la que en algún tiempo se incluyó el apartado de “Moros y Cristianos”, sigue siendo una de las de mayor convocatoria, ya que a las playas de Bolnuevo acuden miles de personas de las que muchas instalan sus tiendas de campaña durante los días previos. Merece la pena acercarse por allí el domingo, día 20.
Esta Villa dijo que debiendose tener particular cuidado en la custodia de los papeles de este Archibo y hallarse entre los mas prinzipales los Autos e Ynformazion de el Milagro que Maria Santisima de la Conzepcion, Nuestra Patrona, zita en el Combento de Franciscos Descalzos de esta Villa, obró en el dia diez y siete de Nobiembre de mil quinientos ochenta y sinco años en libramiento a este Pueblo de la ymbazion de los moros que en el silenzio de la noche llegaron a sus murallas sin ser sentidos. Y hallandose dhºs Autos deteriorados y no ynteligibles por la antiguedad de su letra: Acordaron que para que no duerma la debozion a esta Soberana Reina, y permanesca autenticado este Soberano Prodigio, se saque testimonio a la letra y se ponga con los referidos originales; para lo qual nombraron por Comisario al Sr Dn Gines Jph Paredes, que asista a el reconozimiento de ellos.

Y en esta forma se concluyo este Cabildo y lo firmaron, de que yo el escnº, doy fee.

 

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 258 user reviews.

5 de septiembre de 1739
Torre de Cabo Roig
Torre de Cabo Roig
Una de las playas más favorecidas este verano por el desastre ambiental del Mar Menor ha sido la llamada “Playa de la Torre Derribada”, situada al norte de la laguna en las inmediaciones del Lugar del Mojón. El topónimo le viene por la existencia de una torre de vigilancia similar a las cercanas de La Horadada y Cabo Roig.
Según testimonios de la época, esa construcción se levantó en terrenos poco estables en la misma orilla del mar. Las tormentas que sobrevienen durante los inviernos en esa costa fueron deteriorando los cimientos hasta que en 1736, quedó totalmente destruida. La ausencia de vigilancia en esta zona propició una fuerte actividad contrabandista. A pesar de numerosas Reales Órdenes, la torre nunca se reconstruyó.
El Sr Correxidor dijo que el motivo de haver mandado zitar a este Cavildo ha sido haver recivido con posta la noche de aier Carta del Excmº Sr Marques de Bay, Comandante General deste Reino desde la Ziudad de Orihuela, con fecha de 4 del corriente, en que le manifiesta estar ynformado de que la Torre del Pinatar, unica desta Jurisdiccion entre la de La Oradada, ultima de dhª Ziudad de Orihuela, y la de El Estacio, primera de la de Cartagena, se halla enteramente avandonada y sin uso, y que siendo tan del Rl Servicio que se supla su asistencia con alguna equibalente providencia, encarga a su Señoria se sirva dar la misma disposizion que se tomó en aquel parage al tiempo de la expedicion de Oran, y que de qualquiera ocurrencia se le dé aviso a dhº Excmº Sr a la plaza de Cartagena, para donde estava de marcha.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 245 user reviews.

Si hay algo que puede definir el carácter murciano, es, y ha sido siempre, su forma de adecuarse a las adversidades. La historia de este territorio está marcada por acontecimientos de todo tipo que, de alguna manera han modificado la vida cotidiana. Guerras, avatares económicos y políticos, desastres naturales, etc., han acontecido que han conllevado serias modificaciones en la vida cotidiana. A la espera de respuestas oficiales, o al margen de ellas, y pasado el trauma de los momentos inmediatos del impacto, siempre se ha adoptado esa capacidad propia de los habitantes de estas comarcas de aceptar y adecuarse al nuevo status, sin apenas manifestaciones de indignación o de protesta.
Esto es lo que hay y con esto hay que salir p’alante
Cualquier tipo de denuncia o rebelión ante ese nuevo modus vivendi es calificado cuando menos de incómodo.
Por ello, aprovechando de esa forma de ser, se cometen atropellos y abusos.
El domingo pasado tuvo lugar la romería del “Milagro” de Mazarrón, festejo de origen popular, conmemorando el levantamiento de los mazarroneros frente a un inminente desembarco de una afamada galeota de piratas capitaneada por el terrible Morato Arraez.
Corría el año 1585. La población de Mazarrón, distante una legua de la costa, apenas contaba unas 600 almas. Aquella marina carecía de defensas, lo que la hacía atractiva a incursiones de corsarios, que a diferencias de las acciones militares de la guerra, buscaban el pillaje y sobretodo los secuestros de hombres, mujeres y niños, por los que pedían altas sumas. Si no se pagaban, los cautivos pasaban a la categoría de esclavos.
Aquellos días de noviembre, había serias amenazas de incursión por la comarca. Pero los habitantes del pueblo no sospechaban su inmediatez. Parece ser que, durante la noche del 19, se produjo un importante desembarco de los hombres de Morato, sin que la población sospechase nada. Sólo que al avanzar la noche, por todo el pueblo se escuchó el rebato de un caballo montado por una misteriosa mujer. El estruendo fue tan grande, que todos se despertaron, acudieron a la rambla y playas de Bolnuevo, repeliendo la agresión. Algunos piratas murieron, otros fueron capturados, y la mayoría salió en debandada a sus barcos.
Cuando fueron a la iglesia a celebrar un Te Deum a la patrona, encontraron que su manto presentaba claros signos de sudor y con manchas de tierra. Se atribuyó la alarma a la intervención de la Virgen.
El proceso de reconocimiento de los hechos como milagro duró varios meses, cumplimentando el Obispado de Murcia todo el protocolo propio de estos hechos. En aquellos tiempos, la Curia era muy recelosa ante este tipo de asuntos, que por efectos de la reconquista cristiana, tenían lugar en toda España. Sin embargo, lo de Mazarrón fue a buen término, y se reconoció oficialmente como “milagro”.
A lo largo de los siglos posteriores, la celebración de este hecho se reducía a unas misas y una procesión por las calles del pueblo. Con la restauración de la pequeña ermita existente junto a la torre de los Caballeros, un movimiento popular, que no religioso, comenzó a llevar a cabo algunas actividades en torno al “milagro”. Lo más destacado, por su inmediata repercusión en todos los habitantes de la comarca, fue hacer un festejo en las playas de Bolnuevo. Se llevaba a la imagen hasta la playa, y junto, o al margen, del ritual religioso, las gentes acudían con la intención de conmemorar el hecho de forma alegre y festiva.
151124-1Los sucesivos gobiernos municipales organizaron conciertos para la gente joven, ofrecían comidas populares, y, en un momento dado, se recreó el desembarco con un simulacro de “moros y cristianos”. Todo esto hizo que la fiesta del “milagro” llegase a congregar algunos años más de 40.000 personas, que se dispersaban por la larga playa, trayendo sus propias viandas. Había quien llegaba la noche anterior, o incluso algunos días antes. Esta actividad festiva suponía un importante ingreso para los comercios y los negocios de restauración del lugar.
151124-2Hemos acudido muchos años a Bolnuevo, unas veces provistos de companaje y otras no, pero no hacía falta. La acogida era tal, que salías de allí bien comido y bien bebido.
De unos años a esta parte, la fiesta viene decayendo. Las razones pueden atribuirse a los conflictos internos del gobierno municipal, a la crisis, que ha reducido la capacidad de organizar los eventos paralelos, o a otros. Sin embargo, aprovechando esta situación, los elementos más católicos, vienen “reconduciendo” este festejo, dando un mayor protagonismo al ritual religioso, y censurando las otras actividades. La cosa ha llegado al punto de que este año, durante el traslado o “romería” se ha prohibido todo tipo de canciones que no fuesen de carácter religioso.
Las romerías surgieron como manifestación “festiva” celebrando la protección del santo. En todas las que conozco, predomina la alegría, la música, popular o moderna, y otras demostraciones espontáneas.
Ciertas actitudes de algunos párrocos que en los últimos tiempos se vienen dando en la Región de Murcia. se asemejan a aquellas que estamos criticando de otras personas en nombre de otras religiones.
Pero como aquí no cambian las cosas, y hay que tirar “p’alante”, todo eso no importa.

Average Rating: 5 out of 5 based on 219 user reviews.

20 de octubre de 1750
151020Frente a las salinas del Pinatar hubo dos torres similares a la de La Horadada. Una estaba junto al Mojón o hita que marcaba los límites entre los Reinos de Murcia y Valencia. Desapareció por su cercanía a la línea de mar debido a una fortísima borrasca. Es la conocida como “Torre derribada”. La otra, al parecer, estaba más cercana a las encañizadas y a la gola que limita con la Manga. Tambíen desapareció.
Viose carta del Excmº Sr Duque de Caylus, su fecha en Balencia a 29 del proximo septiembre dirijida al Sr Correjidor, para que la haga presente a este Ayuntamiento, en que haze relacion de que zerca de la torre viexa del Pinatar han estado a peligro de quedar esclabos un cura y diferentes personajes por un corsario de Tunes que hiba siguiendo un barco de pescadores, por allarse dhª torre sin las guardias, armas y municiones correspondientes; previniendo a la Ciudad los riesgos a que se alla expuesta aquella costa de ymbasiones de moros, para que disponga se probea la mencionada torre de todo lo nezesario, por tener entendido corre al cuidado de esta Ciudad.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 280 user reviews.

Mazarrón, 8 de abril de 1720
150408La historia de Mazarrón está ligada a las incursiones de piratas y berberiscos. Su principal festejo, por noviembre, todavía lo recuerda. Esa costa, a pesar de pertenecer a la misma Villa de Mazarrón y la de más al sur a Lorca, carecía de defensas importantes salvo la pequeña torre del Puerto, la de los Caballeros en Bolnuevo, y el castillo de Águilas. Por ello, ante la menor amenaza concurría toda la población, incluso los habitantes de los numerosos cortijos diseminados por el municipio.
La Villa mando librar dosientos ochenta y siete Rls en Martin Bernave, mayordomo de propios deste Concexo, los quales a de retener en si para si por averlos gastado de horden de la Villa en polvora, balas y refresco que se dio a ducientos y cinquenta honbres (s) que pasaron desde esta Villa a la Torre del Puerto y las costas de los mares desta Jurisdiçion hasta Palazuelos, Jurisdicion de la Ciudad de Lorca, a la correria de un revato que se dio de tres navios de moros que estaban en estos mares; y se mantuvieron dhª jente mas tiempo de quarenta y ocho oras hasta que dhºs navios hisieron viaxe haçia las costas de Almeria; los quales dhºs dosientos noventa y siete Rls se deben haser buenos a dhº mayordomo en las primeras cuentas que diere de los mrs que fuesen de su cargo.
Y en esta forma se acavo este Cavildo, y lo firmaron.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 199 user reviews.

Lorca, 6 de noviembre de 1747

41106La lucha contra la piratería en las costas comenzaba a dar sus frutos, y en espacios hasta entonces deshabitados comenzaban a instalarse pescadores y labradores. En el entorno de Ramonete, entre Mazarrón y Águilas, las viviendas y la actividad habían aumentado de forma espectacular. Para controlar los diezmos que pudieran generar esas tierras, hubo un intento por parte del Cabildo catedralício de trasladar la sede parroquial de San Juan, en el centro de la población de Lorca, hacia su costa, en donde se habían construído algunas ermitas. La presión de las cofradías y de los feligreses urbanos impidió el traslado.

En este Ayuntamiento se ha visto una carta de los Sres Dean y Cavildo de la Sta Yglesia de Cartagena, en respuesta de la que por esta Ziudad se le remitio para que coadyubase la pretension de que no se trasladase la Parrochial del Sr Sn Juan Bautista al Partido del Ramonete como se solizita, expresando ahver dichos Sres pasado los mas promptos y eficazes ofizios y practicado diligenzias que se han tenido por mas oportunas y conduzentes al logro del yntento desta Ziudad, y que se discurre se conseguira muy a satisfaczion con lo demas que dhª carta refiere, su fecha en Murzia a treinta de octubre proximo, refrendada del Sr Dn Bernardo Aguilar y Briñez, Su Secretario.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 197 user reviews.

Marina de Cabo de Gata.- 15 de octubre de 1734
Costa de Terreros
Costa de Terreros
Los tópicos de las imágenes turísticas de las poblaciones y urbanizaciones de las costas mediterráneas ofrecen una visión de casas encaladas de blanco. Según los informes, los textos de los viajeros y algunas reproducciones de mapas indican que las viviendas inmediatas a la marina se camuflaban con el entorno, bien pintandolas con cal marrón o pardo, bien rodeandolas de matorrales y palas de chumberas y similares. Todo ello con la finalidad de no ser identificadas por las galeotas de corsarios, que como podemos ver hoy, no venían de forma aislada sino que conformaban una flotilla de varias decenas de embarcaciones con cientos de hombres armados hasta los dientes.
En la Ziudad de Lorca, en 15 dias del mes de octubre de 1734 años, el Sr Dn Miguel Antonio de Herran, Corrxor y Capitan de Guerra desta dha Ziudad, dixo que por quanto con la notizia que su Merced a tenido de hallarse a la vista de la torre de las Aguilas desta jurisdiczion hasta Cavo de Gata 23 navios grandes y pequeños de moros, teniendo en gran confusion y cuidado la gente de las Marinas por qualesquier desembarco que puedan hazer; para cuio remedio esta Ziudad en el Aiuntamiento que a zelebrado oi presente dia, a determinado el que luego incontinenti se apronten todos los vezinos desta Ziudad, huerta y campo, capazes para el manexo de las armas con las que tubiesen y alistarse para la primera horden que sea nezesaria para dhº socorro. Y que los que para ello no fuesen capazes por su anzianidad u otros yncombenientes y tubiesen armas las manifiesten dentro de veinte y quatro horas en la escrivania de Aiuntamiento. Y por lo que todo lo referido combiene a su promta ejecuzion: Mando se publique en las partes acostumbradas para que todos los vezinos desta dha Ziudad, su huerta y campo cumplan con lo que va expresado vaxo la pena de quatro años de presidio en la Plaza de Oran, y por perdidas las armas que se encontrasen fuera de dhº registro pasado dhº termino y de prozeder a lo demas que hubiere lugar.
Y lo firmo su Merced, doi fee.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 159 user reviews.

Colegiata de Lorca, 30 de septiembre de 1729
40930Las costas murcianas estaban casi desiertas, y sólo algunos pescadores se atrevían a salir a faenar. Las galeotas piratas estaban siempre al acecho para capturar alguna persona y pedir después un rescate. El canje corría a cargo de los Trinitarios, para lo cual disponían de ingentes cantidades. Cuando esto no bastaba, la familia del cautivo solicitaba ayuda a cualquier estamento social o religioso.
En este Cavildo se vio un memorial de Dª Beatriz Soler, viuda, que es del thenor siguiente:
M. Illtre Sr:
Señor, Doña Beatriz Soler, Viuda de Juan Thomas Palenzia, vezina de esta Ciudad, a los pies de V. Sª. con el mayor rendimiento Dize que como es notorio en el año pasado, hallandose Ventura Palenzia, su hijo, en el Puerto de Aguilas de esta Jurisdiccion, lo cautivaron moros argelinos, en cuya miserable esclavitud se mantiene padeciendo los intolerables trabajos que se dexan considerar.
Deseando la suplicante como buena Madre acudir a tan urgente necesidad, no teniendo, como es publico, bienes ni caudal alguno por el rescate de dhº su hijo, se vale del medio de solicitar a costa de todo desvelo algunas limosnas de los vezinos de esta dhª Ciudad para facilitar el referido rescate. A cuyo fin ocurre a la piedad de V. S., a quien rendidamente suplica le favorezca con la que sea del agrado de V. Sª., para que por este medio logre aquel miserable cautivo su libertad y la suplicante el consuelo de verle en su casa y Patria.
Lo que espera conseguir por medio de la grandeza de V. S.ª, a quien Ds gde Mºs ªs que puede, &ª.

Average Rating: 5 out of 5 based on 195 user reviews.

Vigilantes de la costa, 4 de septiembre de 1724
40904Casi todas las torres de vigilancia de la costa murciana han desaparecido. Unas desmoronadas por abandono, las más por sustituídas por faros como las de Cabo de Palos, Portmán y Mazarrón, y otras convertidas en vivienda por encontrarse en lugares de expansión urbanística como una de las tres que hubo en la Manga.
En estos baluartes, la misión de sus moradores era avisar mediante ahumadas de día o luminarías de noche, de la presencia de barcos hostiles. Para que el mensaje llegase con rapidez a Cartagena, Lorca o Murcia, se construyeron pequeñas torres de enlace en el Albujón, en Púrias y en el Saladillo, a medio camino entre Alhama y Mazarrón.
Los responsables vivían en condiciones muy duras sin poder abandonar el puesto al menos durante seis meses. Tenían unos excasos sueldos, y sólo uno de los seis hombres que componían el destacamento se desplazaba a final de cada mes a la población más cercana para adquirir probisiones. El tédio y la monotonía hizo que muchos de ellos cultivasen pequeños huertos en las cercanías, lo que oficialmente estaba prohibido.  
Haviendo llegado a mi notizia que V. S., con su acostumbrada justificacion dispuso que el Sr Crrxºr y dos Cavalleros Comsarios fuesen con agrimensores a medir las tierras del Rincon de San Gines y otros sitios de estos terminos por haver excedido algunos de lo señalado por V. s. en los arrendamientos que les hizo y con este motivo echo medir algunas tierras que tenian los Alcaides y soldados de las torres y los de las atalaias que sirven a la defensa de esta Ciudad y sus Campos si tambien al resguardo deste Reyno de Murzia, procuré ynformarme de personas de credito y desinteresadas que origen asistia a estos soldados para disfrutar algunas tierras realengas..Halle que con toleranzia de V. S. y de sus Cavalleros Rejidores y lizenzia de mis antezesores en el Govierno militar de esta Cuidad avian desmontado los Alcaides y soldados de las torres y guardas de muchos años a esta parte cortedad de tierras ynmediatas a las torres y sitios que ocupan con los motibos no solo de limpiarlos de los riesgos de moros y enemigos, frequentes de esta Corona, que de ordinario los ocupavan por lo montuoso de ellos y traidoramente los capturavan y pasavan a estos Campos a ejecutar lo mismo. Aviendo desmontado aquellas malezas, los soldados podian dilatar la vista y excusar los ynsultos que se experimentaban de estar motusosas aquellas cercanias a las torres y atalaias y tambien algun alivio (a) aquellos pobres soldados con la labor de las tierras que a su costa desmontaron con las tolerancias o licencias de V. S. y de mis predezesores, que sin duda redumdava (s) en el servizio del Rey, y allanar los padrastros que tenian las atalayas y torres sirviendo de alvergue a moros y corsarios y de gran daño a los vezinos, ganaderos y labradores que ocupaban aquellas cercanias como la experiencia lo avia acreditado muchas vezes. Con cuyas noticias rogué al Sr Corregidor que embista (s) del reconocimiento y medidas de tierra que con los Cavalleros Comisarios de V. S. se avian executado, se atendiese el principio justificado de la ocupacion de tierras baldias o realengas por los soldados; y que si por lo pasado ubo motivos para lexitimar sus licencias o permision tacita, aora los avia de maior consideracion para mantenerlos sin agravio, por que como a V. S. es notorio, la Real Hacienda padeze tal estrechez que los tiene sin pagar los miserables sueldos que gozan, que se reduzen a Real de Vellon y Real y quartillo y Real y medio por dia los soldados, y los Alcaides a dos Reales, conforme a la situacion de las torres y atalaias. Y se les deve a la gente de las torres 40 meses y 20 a las guardias y sobre guardias sin bastar para su satisfaccion los Reales Decretos ni tan repetidos Despachos como se han expedido y actualmente se expiden a este asumpto.

Average Rating: 5 out of 5 based on 299 user reviews.

Salinas del Pinatar, 18 de Julio de 1742
Plano de la costa de La Torre de La Horadada. Archivo de la Catedral de Orihuela.
En el verano de 1742 tuvo lugar en las costas del Pinatar, Torre de La Horadada y Charco de la Gleda (actual Campoamor) una espectacular acción de contrabando de seda, en la que, según las pesquisas judiciales, estuvieron involucrados desde corsarios franceses hasta varios personajes de la alta sociedad murciana.
Algo parecido a la película de Fritz Lang: “Los contrabandistas de Moonfleet”.
Fernando Costas Navarro, Escnº del Rey Nrº Sr, vezino de la Ciudad de Cartagena que como tal asiste a la ronda general de acavallo para la custodia y resguardo de las Rtas Grles y tavaco de ella y sus marinas:
Doy fee que en virtud de orden formal del Sr Comandante Dn Andres Lopez Rubio con fha en Cartagena a seis del corriente Don Fernando Antº de Mestas y Cosio, Thte de dhº resguardo montado, con mi asistenzia y la de varios ministros, salio de dhª Ciudad de Cartaxena a reconozer la costa de Levante baxo de varias prevenciones que en dhª orden constan. Con efecto, desde el dia citado seis hasta el nueve inclusive se recorrio resguardando dhª costa desde el lugar de Los Alumbres, torre de Porman, la de cabo de Palos, Sn Gines de la Jara y sitio que llaman del Pinatar sin aver encontrado en las referidas torres, por informes de sus alcaldes, indicio ni sospecha de fraude, haciendoles las prevenciones correspondientes para el maior cuidado y mandar promptos avisos a dhº Thte o a los Ministros que se allaban y existen en dhº sitio del Pinatar, para por este medio, rezebirlos promptamente y acudir a el remedio.
En el dia diez, continuando la marcha, se salio de dhº Pinatar para la Torre de la Horadada y de ella a la de Cabo Roche, ambas en jurisdiczion del reyno de Valenzia; en la que su alcaide, Miguel Galindo, informo que el dia 9, lunes, en la tarde descubrio un pingue grueso que venia de levante haziendo mala navegazion figurandose moro. Lo que conocia dhº Alcaide no ser asi mediante que quando lo fuese, pudiera aver aprestado un londro (?); y a unos barcos de pesquera llamados los bous, que por la cercania al pingue con que pasaron, infirio ser defraudadores. Ese avia tomado el biaxe a Levante y desaparezidose…

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 179 user reviews.