151003
Andrés Carlos López Herrero: El viaje de los caramelos.
Ed. Tres fronteras, Murcia 2015

Carta de amor que nunca te envié

Nuestra historia comenzó hace algún tiempo
y se repite desde milenios
erguidos entre la niebla
sería fácil componer nuestro pasado
cosiendo imágenes azucaradas
haciendo más llevadero el trayecto
transcurrieron cientos de kilómetros
preñados de incertidumbre
para volver a contemplar tu sonrisa
y comprobar si recordaba a la mía
atrás queda la anchura del tiempo amargo
desinfectándome con fuego
bailamos a ritmo de tango un vals
guardamos largos paseos para soñar
demasiadas mañanas de sacrificios
y no pocas noches de confidencias
igual que mirar un mapa
no nos convirtió en conquistadores
pedir perdón
no nos transformó en cobardes
la sonrisa que antes era pura
se está cansando de serlo
pero mientras la gravedad continua
con su persistente desgaste
aún en tu vientre habita la ternura
y todavía brota entre mis brazos la seguridad
la sensación de sentirte cerca
posee esa luz transformadora
incluso cuando estás ausente
que nos recuerda como juntos
siempre podemos dejar afuera
a los rostros sin cara
te lo anuncian mis arrugas y mis canas
sonriendo para ti imperecederas
-Eres única como arco iris en luna llena.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 190 user reviews.

Los cántaros rotos
José Agustín Goytisolo
(Del libro: El retorno 1.955)
POR los bastardos,
por los sucios criados de la muerte,
por los altivos adoradores del dios de las batallas,
por los melancólicos, por los hijos del hipo,
por los engendrados en una noche de tentación,
por los caritativos de las últimas migas,
por los dulcísimos usureros de la verdad,
por los embaucadores, por los infinitos rastreros,
por los cuerdos de la antigua locura,
por los humildes, por los mezquinos, por los ciegos,
por todos los mal nacidos de la tierra,
estás solo presente en mi recuerdo.
LO que mis juramentos puedan es difícil saberlo. No espero
mucho de ellos:
Pero aun así es hermoso alzar los labios
-oliendo a vino triste-
y pronunciar las frases del ritual blasfemo.
Hay algo,
queda algo acogedor en el silencio profanado:
un pequeño latido, una voz,
que comprende y comunica su alegría a la sangre.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 212 user reviews.

Amor genuino
Sabes que el amor
es compañía, que es luz,
que es presencia, que es deseo,
lo que significa pasión,
elementos positivos y brillantes,
ayuda, solidaridad, entrega,
pensamientos en libertad,
anhelos y sueños cumplidos,
o su intento…
Conoces bien el valor
de los sentimientos,
de la interacción, de la belleza,
de la hermosura de dar,
de la cesión, de los conceptos
intermedios y valiosos
con compromisos señalados
al alba, mientras sumamos
el mejor amanecer implementado
con besos y caricias
de infinito afán de pervivencia.
Me aproximo a ti cada jornada
como si fuera la primera vez:
por eso sé que hablo de amor,
de genuino amor.
Lo sabes, sí, lo sé.
           
                               Juan Tomás

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 237 user reviews.