Portmán. Crónica del desastre

portman 1

 

portman 2
Presentanción esta noche dentro de la agenda cultural del Festival del Cante de Las Minas. La Unión.
19’30 Salón de actos. Casa del Piñón.
Estarán el autor, el Alcalde de La Unión, y Manuel Muñoz Zielinski, como portmanero de corazón y prologuista del trabajo

 

 

 

 

 

 

Barco en Portmán

150520Portmán, Cartagena: 20 de mayo de 1721
Entre 1720 y 1724 se produjeron graves episodios de peste en varios territorios del mediterráneo. El Gobierno español procedió a aplicar un protocolo de vigilancia que consistía en poner vigilantes a lo largo de toda la costa, incluso en las calas y en los parajes más inóspitos. Las noticias de este suceso suelen mencionar espacios que ,en otras circuntancias pasarían inadvertidos. En la bahía de Portmán solían permanecer los barcos que por diversos motivos, no podían entrar en el puerto de Cartagena.

El Sr Dn Phelix del Poyo, dixo que yendo visitando segunda vez la costa de levante llego el dia 15 al puerto de Porman donde hallo un navio ancorado; preguntando a los guardias que alli estan por la Ciudad si havian preguntado de que nacion era o de donde venian, le respondieron que por el oficial militar que esta en dhº puesto se le havia tomado la patente y que les havia dicho venia de parte segura y que no tenian que tener cuidado; por lo qual paso a verse con dhº oficial y le dixo que havia visto la patente de aquella embarcacion y que no tenia que tener cuidado por haver visto venir de Alicante. Siendo esto contra las ordenes de S.M., pues la a recivido dhº oficial sin precaucion alguna de las que estan prebenidas para dhº fin en caso de que le tocara al Cavº Militar esta diligencia, por lo que no obstante la seguridad que afirmava el oficial, que lo es del Reximiento de Limbernic, llamado Dn Juan /que no tiene presente su apellido/ dio orden a los paisanos que ay en dhº puerto no permitieran arrimar ni desembarcar persona alguna.

Espacios naturales: El Gorguel

5021313 de febrero de 1742
Felipe V había ordenado que se reservasen algunos terrenos para la cría de caballos, así como para el pastoreo del ganado destinado a las carnicerías. Tratando de mantener un equilibrio entre las tierras de siembra y las zonas de bosque, el Concejo de Cartagena encontró la solución destinando las vaguadas de Escombreras, El Gorguel y Portmán para la ubicación de las caballerías. Esos parajes, en principio, debían conservarse en su estado natural, sin realizar ninguna actividad agrícola o industrial en ellos, y solo se permitía allí la construccíon de los edificios precisos para el cobijo de los encargados de la cría o para las eventuales actividades de pesca.
El Sr Dn Bernardo Anrrich dijo que haviendo ydo los dias pasados a Escombrera, vio en el paraje del Gorguel un simentero y en la Escombrera otro ynmediato a la Fuente de la Fausilla y otra tierra labrada a espaldas del Caveso que llaman Negro. Y no siendo justo que en dhªs Deesas ayga (s) labores por el perjuicio que se sigue a las yeguas; como asimismo hase presente que se siega el juncar de dhª Escombrera y se sacan carretadas. Todo lo qual pone en notizia de esta Ciudad para que delibere lo que tubiese por conbeniente. Y suplica al Sr Alcalde Mayor mande se le (s) por testimonio esta su proposizion, Acuerdo y Auto.
Y entendida la proposizion del Sr Dn Bernardo Anrrich, dijo que asi por los perjuicios que manifiesta como por otros que tiene presente se siguen: Acuerda suplica al Sr Alcalde Maior que asistido del Sr Dn Lino Salafranca, a quien nombra por su Comisario, salgan  a la dhª Deesa y agan reconasimiento de los referidos senbrados y roturas y corte de juncar, y justificando los autores, se traigan dhªs diligencias para su resoluzion.

La costa de levante

12 de noviembre de 1720
41112Las costas murcianas estaban casi desiertas. Apenas había algunos barracones para guardar los aperos de los pescadores. Estos, por temor a ser vistos por los piratas, estaban pintados con cal morena mezclada con almagra. Sólo con motivo de alguna amenaza global como una epidemia de peste bubónica, obligó a poner guardias en cada rincón susceptible de servir de desembarco fraudulento. Aquel año, se puso en marcha el protocolo y durante los meses siguientes guardas civiles y militares permanecieron en las calas y playas más aisladas de la costa.
El Sr Dn Pedro Rosique dijo que en birtud del acuerdo de esta Ciudad y comision que se le encargo, a pasado a reconozer la costa y marina de la parte de Lebante de esta Jurisdiczion, y a allado poner presente que desde el Puerto de Excombera (s) a la Cala del Gorguel ay 1 legua, y en ella no se puede desembarcar sino es en el paraxe que llaman Trapajicar, y en el con mucho travaxo. Le pareze que para ponerse guardias que se puedan comunicar (aunque no las considera muy presisas) abra bastantes con 4 hombres, no yncluyendose las que debe aber (y ay) en el dhº Puerto y cala.
Desde el Gorguel a Porman ay 3 quartos de legua, en cuia distansia ay una cala que nombran del Cavallo y Puerto del Porman, donde le parese que con 3 hombres se podran con los antezedentes, sin yncluirse las guardias de los puestos de dhºs desembarcaderos.
De Porman a Juncos ay 5 quartos de legua y dos calas que llaman la Tamaria (s: Atamaría) y la de El barco. Le pareze se nezesitan de 5 hombres para la comunicasion con las otras, sin yncluirse las de dhºs puestos.
Desde Juncos a Moscas ay media legua larga y es plaia, en lo que se yncluie la que llaman Calblanque, y le pareze se nezesita de 3 hombres, ademas de los que debe aber y estan en la playa;
Desde Moscas a la Torre del Cabo ay 3 quartos de legua y 3 calas que llaman Cala Redona, El Cargador y Cala Abellana, y le pareze nezesita de 4 hombres para la referida comunicasion, ademas de los de los puestos y calas;
Desde la Torre del Cabo a la de El Estazio, que es donde feneze la Marina de esta Jurisdiczion, ay 2 leguas largas y en ella la Cala de Calnegre; y para la comunicasion le pareze son nezesarios 6 hombres por ser todo plaia, ademas de las guardias que ay puestas por esta Ciudad en las dhªs calas
Todo lo qual pone en notizia de esta Ciudad, como tambien el que las distansias que dexa espresadas son por bia recta sin considerar las zircunfleziones (s) que haze la tierra y cabos que salen a la mar.