Murcia, 9 de septiembre de 1766
160909La recolección y conservación de la nieve suponía un enorme negocio, ya que junto con sus aplicaciones terapéuticas, se transformaba en aguas frías, horchatas y todo tipo de refrescos. El “agualojero” era un tipo frecuente en las calles de las ciudades, que a veces se saltaba las ordenanzas sobre higiene y salud pública, tanto en la calidad de los recipientes donde llevaba su producto como en la evacuación de los restos al final de la jornada.
El Señor Dn Joaquin de Paz, Rexidor, hizo presente haverse notado la indezenzia y poco aseo con que se halla la calle de la Traperia, una de las mas prinzipales de esta Poblazion, a causa de que Jines Truxillo, agualexero (s), vierte a ella todas las aguas y salitres de la nieve y demas immundas que produzen sus maniobras, siendo esto notable perxuizio a el comun, no solamente por el impedimento para el trafico de las jentes si no es tambien por el mal olor y no buenos efectos que se siguen de ello al vezindario, sobre que la Ciudad resolverá lo combeniente. Y haviendolo oydo, Acordó que los Cavºs fieles executores zelen el que por el dhº Jines ni otro de igual exerzizio se viertan a las calles publicas aguas inmundas, y sobre su observanzia den todas las providenzias que tengan por combenientes.

 

Average Rating: 4.4 out of 5 based on 172 user reviews.

18 de junio de 1746, MURCIA
160427La organización de corridas de toros, que duraban tres o cuatro días, suponía para los Ayuntamientos una enorme fuente de ingresos ya que, junto con la venta de entradas, el público asistente consumía fuertes sumas en los comercios y casas de comidas.
En 1746, atravesando un momento de apurado presupuesto municipal, en Murcia se organizaron unos festejos taurinos cuyo producto fue destinado en primer lugar para la construcción de un nuevo pozo de nieve en Sierra Espuña, y luego para mejoras de las capillas de dos importantes cofradías.
La venta de hielo era uno de los mayores ingresos concejiles, tanto en Murcia como en Cartagena.
Sobre los pozos de la nieve charlará el Postillón esta tarde en los salones del Real Casino de Murcia.
Viose memorial de los Mayordomos de las Cofradias de Nrª Srº del Rosario y Sangre de Christo en que hacen relacion de la cortedad de limosnas con que se hallan para proseguir el culto de sus respectivas festividades; y para subvenir en parte a esta devida venerazion, suplican a la Ciudad se sirva concederles licencia para tres corridas de toros,
Y haviendolo oydo, Acordó se ejecuten dhªs corridas de toros que suplican y su producto y utilidades, vajados gastos la mitad, que desde luego aplica esta Ciudad para ayuda a construir el pozo de nieve en Espuña que se tiene proyectado y otro tanto ymporte al beneficio y salud publica y hallarse sin fondos para ello y sus propios concursados; y la otra mitad se reparta por iguales partes a ambas dhªs Cofradias. Y dhªs corridas de toros se celebren en la plaza del mercado cediendo sus vecinos y Cofradia del Rosario sus confrontaciones y servidumbres, y en caso de no lograrse asi sea en la Alameda de el Carmen al derrame del puente, haciendo igual valcon para que asista la Ciudad que el que se estila hacer en la plaza del mercado y que los Cavalleros Comisarios concurran juntamente con los Mayordomos de dhªs Cofradias a la mejor providencia de dhª funcion y demas que se ofreze.
Excepto los Sres Dn Francº Rocamora y Dn Juachin de Toledo, regidores, que no vienen en el acuerdo.
El Sr Dn Juan Sandoval, regidor Comisario de las Alamedas, suplico a la Ciudad le concediese otra quarta corrida de toros para aplicar su producto en el adorno y perfeccion de ellas,
Y la Ciudad lo concedió asi a que asistira en la misma forma.

 

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 180 user reviews.

Sierra Espuña. 7 de mayo de 1746

150507La imagen más conocida de las Navidades es la nieve. Sin embargo, los expertos saben que las nevadas más fuertes tienen lugar en Marzo y Abril. Lo que no es tan habitual que acontezcan a principios de Mayo, cuando los fabricantes de helados y refrescos tenían ya instaladas sus “botillerías” o terrazas.   

La Ciudad (Cartagena) dijo que respecto de que sin embargo de las abundantes nevadas que ubo para el recojimiento y prevenzion de nieve para el abasto en este presente año, no sea presentado ni visto en este Ayuntamiento testimonio por donde conste haver quedado llenas y bien acondizionadas de dhª especie las vasijas que esta Ciudad tiene en la Sierra de Espuña, lo que es de la obligazion de los abastezedores. Por lo que Acuerda se les haga saver a los Comisarios de dhº abasto les prebengan y obliguen a que dentro de un breve termino con apercevimiento, presenten en este Ayuntamiento dhº testimonio, y a los mismos abastezedores se les notifique tengan los puestos a que son obligados prebenidos de dhª nieve sin que se experimente falta.

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 170 user reviews.

Nuestra Señora de las Nieves, 4 de diciembre de 1753
Archivo General de Simancas: Este plano es de la Ermita de las salinas de Torrevieja,  pero estos edificios eran todos similares
Archivo General de Simancas: Este plano es de la Ermita de las salinas de Torrevieja, pero estos edificios eran todos similares
Los altos de Sierra Espuña reunen la mayor concentración de pozos de la nieve del levante español. Unos pertenecían a Murcia, otros a Cartagena, y algunos a Lorca, Totana y Mula. Cuando acontecía una nevada, acudían centenares de personas de las poblaciones hasta los collados, trabajando frenéticamente en la recogida y almacenaje. El Cabildo de la Catedral, muy interesado en este negocio, consideró necesario construir una pequeña ermita para cubrir los servicios religiosos de los trabajadores. Por el lugar y la actividad, se le denominó “Ermita de Nuestra Señora de las Nieves”. Hoy no queda ningún testimonio de este edificio.
El Sr Dn Francº Rocamora, Regidor, dio cuenta que tenia ajustado con Frai Gines Martinez, Religioso carmelita calzado que zelebro la misa en la Sierra de Espuña el verano proximo, darle doszientos Rls subiendo tambien para dicho fin en ocasión de nevadas, haviendo faltado en esta parte. Por lo que la Ciudad resolvera lo que tenga por combeniente.
Y haviendolo oydo y conferido, Acordo que para satisfaccion del trabajo en la subida en tiempo de nevadas, se libren ziento y veinte Reales Vn a favor de Dn Juan Hortador, mayordomo de propios, contra su depositario Administrador, para que los entregue a dho religioso.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 215 user reviews.