MULA, 16 de octubre de 1789
41016Las demostraciones consideradas como inapropiadas durante las ceremonias religiosas como las danzas, los gigantes y cabezudos y similares, habían quedado prohibidas en 1780. Esto provocó que muchos de esos ritos se integrasen en los festejos de homenje a los patronos de los Lugares.
Resulta llamativo que la Villa de Mula, en donde el patrono San Felipe apenas había recibido grandes demostraciones de culto, el año de 1789 ofreciera una serie de actos muy costosos durante las fiestas patronales que todavía eran a principios de julio.
Dn Antonio Caballero Lopez, Presvitero y Cura Teniente de la Yglesia Parroquial de Stº Domingo de esta Villa y Maiordomo de el Glorioso Patron San Felipe Martir, Certifico en la mexor forma que puedo y por derecho me es permitido, como en la funcion que en el presente año se a echo al dho Glorio (s) Patron, se an imbertido y gastado 4.014 Rls y 16 mrs Vn. Y su distribuzion por menor son en el modo y forma siguientes:
Primeramente 1.150 Rles que pague a los musicos de la Ciudad de Murcia que asistieron a las visperas, Misa, prozesion y demas nezesario a da funcion
Yt, 1.234 Rls gastados en el refresco y agasaxo que se hizo a las personas que asistieron a la funcion de dho Glorio Patron
Yt, 20 Rles que pague por los derechos Parroquiales
Yt, 150 Rles que e dado al Padre Predicador que predico Las glorias de dho Patron
Yt, 210 Reales que e pagado por el valor de diez arrobas y media de niebe que se compro de las sierras de la Villa de Caravaca
Yt, 28 Reales que pague a Andres Escamez por su travaxo de traer dhª nieve de las sierras de dhª Villa de Caravaca
Yt, 160 Rles que costaron los achones que compre para la Yluminacion que hubo en la plaza las noches de la vispera y dia de dhº Patron
Yt, 3 @s y media de aceite que se gastaron en los faroles que igualmente yluminaron dhª Plaza las dhªs noches, a razon de 40 Rles arroba, 140 Reales
Yt, 22 Rles que gaste en papel para los faroles que hubo en la dhª Plaza
Yt, 32 Rles que pague a dos ombres que hizieron los dhºs faroles y enzendieron sus luzes las referidas 2 noches
Yt, 340 Rles que di de gratificazion a los vailadores que an asistido a las fiestas echas a dhº Glorioso Patron en los dias siguientes a su festividad
Yt, 112 Rles que pague a los arrieros que traxeron de la Ciudad de Murcia y llebaron a ella a los expresados bailadores
Yt, 80 Rls que pague por el alquiler de los ocho bestidos que llevaron en las fiestas los dhos bailadores
Yt, 144 Reales que importaron 12 libras de zera que se gastaron en la funcion de dhº Glorioso Patron
Yt, 78 Rles que pague de la merma y alquiler de 24 Blandones que se pusieron para dha funcion en la Yglesia
Yt, 14 Rles y 16 mars que pague y di a los Alguaziles ordinarios por su travaxo de poner y quitar el tablado que anualmente se pone en el Balcon de la Casa de la Villa
Pareze que las partidas anteriores, reduzidas a una suma son los mismos 4.014 Rles y 16 mrs Vn, salbo error.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 218 user reviews.

Murcia, 29 de mayo de 1750
En Murcia, al igual que en Sevilla, de donde es la imagen, o en Granada se entoldaban las calles y plazas.
En Murcia, las fiestas del Corpus duraban toda una semana. Dentro del calendario festivo era la más importante del año, y a ellas concurría gente de toda la Región. En algún momento se pensó en incluir corridas de toros. Junto con las actividades religiosas, eran famosos los saraos privados en los que solían intervenir los grupos de danzantes y de gitanos que salían en la primera y en la última procesión. La mayoría de los regidores tenían organizadas algunas fiestas en sus casas desde la víspera del Jueves del Corpus, por lo que dejaban de asistir a la procesión, que comenzaba muy temprano y duraba casi toda la mañana.
Apostilla: Los danzantes eran grupos de hombres que realizaban bailes de paloteo al son de una dulzaina y un tamboril delante de la Custodia, sin darle nunca la espalda. En la procesión, justo antes de estos grupos iban los gigantes y cabezudos y la tarasca. En 1780 Carlos III prohibió estas manifestaciones por considerarlas impropias de la conmemoración, por lo que desaparecieron o se asimilaron a algunas fiestas patronales.    
El Sr Corregidor hizo presente a la Ciudad el justo motivo que tuvo el dia antecedente en que se celebro la festiva solemnidad del Ssmo Sacramento o Corpus Christi, de haver usado de sus facultades con los Cavalleros Regidores y demas Capitulares que no asistieron a tan devota y religiosa funcion, y mas con la nota que se dio al pueblo y a los forasteros de haverse visto el cuerpo del Ayuntamiento representado por solo la Justicia, un regidor y otro que llevaba el pendon Rl y quatro o cinco Jurados; asumpto digno del mayor sonrrojo como lo será el que conste providencia juridica sobre esta materia que la juzga poco decorosa a la serie del Consistorio y a la piedad y religion que en todos tiempos tiene acreditado a el Culto Divino y a las muchas funciones eclesiasticas a que anualmente concurre, desautorizando su antigua Christiana devocion con la poca asistencia que se advierte. En cuya inteligencia espera que el Ayuntamiento reflexione con el zelo que acostumbra sobre esta proposicion, para que Su sriª no tenga el menor motivo de tomar las serias resoluciones que corresponden.

Average Rating: 5 out of 5 based on 155 user reviews.

Cartagena, 16 de mayo de 1752
Para Koldo, en agradecimiento por sus enseñanzas en los días que ha pasado en Murcia.
Fiesta de gigantes y cabezudos en Abarán
¡¡¡Sencillamente única!!!
(slogan personal del Postillón mayor)
Los gigantes y cabezudos de Cartagena, al igual que la tarasca y los otros elementos no religiosos de la procesión del Corpus, habían sido destruídos durante los sucesos de la guerra de secesión. En 1729, un artesano local decidió confeccionar otros nuevos, solicitando al Ayuntamiento cartagenero el sacarlos él y su familia por una pequeña cantidad. Por la Rl Orden Pragmática de Carlos Tercero de 1780 que prohibía estos elementos en la procesión del Corpus, fueron reconducidos a otras festividades como se hizo en muchos lugares de España.
Koldo Lizarralde, el conocido antropólogo, cuenta en sus trabajos la importancia que tienen los gigantes y cabezudos en las fiestas de muchas localidades vascas. Para vergüenza de los murcianos, a pesar de estar documentada en muchas localidades hasta hace sólo unos pocos años la inclusión de estos elementos así como la tarasca en sus fiestas patronales, hoy sólo se conservan en Abarán, donde está tomada la fotografía, en Blanca, en Caravaca y en algún sitio más.
La Çiudad, antento a la proximidad de la fiesta del Santisimo Sacramento, Acuerda que para sus gastos se despache libramiento contra Dn Juan Miralles Adrada, depositario del arbitrio de quatro mrs por asumbre de vino de que esta Ciudad usa, para que de su prosedido y prosediese, entregue a los Sres Dn Francº Tacon y Dn Alonso Hrz, Comisarios de fiestas en este presente año, tres mil Rls Vn, los mismos que estan señalados para la dhª del Santisimo Sacramento, y en caso de que la dhª cantidad no la aya produsido el referido arvitrio, la supla por ahora ynterin se reembolsa de dhº efecto Alonso Oran, fiel administrador de la pesca del propio de la misma, lo que se le haga saver tomando en el ynterin el resguardo combeniente.

Average Rating: 4.9 out of 5 based on 201 user reviews.