13 de octubre de 1711
161013La Rambla del Albujón quedó marcada como límite de los términos municipales entre Murcia y Cartagena con la distribución territorial realizada en tiempos de Jaime I y Alfonso X. Sin embargo, por la distancia con ambas ciudades y la escasa población de esos campos, quedó durante siglos en un estado de descontrol, que sólo en momentos de apremios fiscales era atendido.
Ese cauce cruza todo el territorio desde El Paretón, pasando por Fuente Álamo, y bordeando Lobosillo, La Aljorra, El Lugar del Albujón, Pacheco, La Palma y el Algar, hasta desembocar en el Mar Menor.
Su gestión resultó problemática para las dos administraciones, complicándose más el asunto cuando en 1718 Belluga, siendo todavía obispo, compró unos terrenos en las inmediaciones del Lugar del Estrecho, en donde, bajo la sombra de una pía fundación, se procedió a roturar y desviar las pocas aguas que corrían por la rambla para mejorar esa finca.   
Fuente Álamo, por otro lado, estuvo a punto de desaparecer por unas epidemias muy graves de tercianas (paludismo) generadas por el estancamiento prolongado de aguas en el cauce inmediato a su poblado.
El Sr Dn Geronimo Zarandona, Rxºr, dixo que en virtud de la proposizion que hizo en el Cavildo de 22 del pasado, en vista del qual Acordo la Ziudad se zitase para resolver sobre ella como se executo por quatro bezes de su horden. Cuia dilazion a motivado que no haviendose hecho por esta Ziudad las dilixenzias, aian los vezinos que an tenido aroxo (s) de yntrometerse en tierras que son de su Jurisdiczion Rl y podido tener tiempo para estraviar los frutos de barrilla con que pudieran satisfazer la culpa que cometieron en su aroxo (s), no teniendo presente la justificazion con que la Rl Justizia save castigar estos exzesos y la Ziudad contener a los que de su autoridad pretenden agregarse asi tierras de Realengo, segregandolas de los fines a que fueron destinadas por su Magd y esta Ziudad. motivando con esto no solo el daño referido, sino el que por partes aia llegado la rambla del Albujon a zegarse de tal suerte que debiendo ser su hanchura de 206 pasos, a quedado en algunos lugares carril mui estrecho y en otros bereda solo, como constara de los Autos hechos por la Ziudad de Cartaxena. Siguiendose, de estar asi ziega dhª Rambla, que las aguas que pudieran correr por su regular caja se bierten por las tierras de la lavor de los vezinos de ella, perxudicando los diezmos de la Yglesia, las terzias de su Magd, y a los dueños de dhªs tierras en el producto de ellas.
Cuios motivos hizieron al que dize hazer patente a la Ziudad el estado de la dhª Rambla, y que de haverlo tolerado han vivido los intrusos en dhªs tierras con la livertad referida mas de 14 años, pues por la Ziudad de Cartaxena se hizo otra visita abra 8 o 10 años para contener este exzeso en su Jurisdiczion, haviendo subido el interes de sus multas cobrables efectivamente a 28.000 Rls.

Average Rating: 4.5 out of 5 based on 235 user reviews.