18 de enero de 1771
150702En la década 1770-1780 numerosas tropas españolas fueron enviadas a las colonias desde Cartagena. A los oficiales de aquellos regimientos se les daba una asignación para su alimentación durante el viaje que duraba dos meses por lo menos. La práctica hacía que ese dinero fuese entregado al fletador del barco para organizarles la dieta diaria.
Parecio Salvador Vilaseca, capitan del Paquebot nombrado Nrª Srª del Pilar, surto y anclado en este Puerto, y dixo: Que por quanto en esta fecha a fletado la referida su embarcacion a favor de la Rl Hasienda para la conducion de tropa que desde este Puerto debe trasportarse a los de America y le an interesado los oficiales destinados al propio trasporte se encargue de darles la mesa para su manutension por la cesion que hasen a su favor de la gratificacion que a cada uno esta señalada por S. M. en las Rls Ordenes espedidas sobre el asumpto
Desde luego y estando conforme en asentir dhº particular: Otorga que se obliga a dar y suministrar la mesa a los oficiales que se embarquen en dhº su paquebot por el tiempo que dure el expresado viaje, sumininstrandoles para su desente manutension diaria tres comidas distribuidas en esta forma:
Dará a cada uno de los oficiales el armuerso (s) o desayuno ordinario de chocolate u otro equivalente que pidieren
La comida que se compondra de una sopa, bien sea de pan o de pasta, la oya y dos principios, y ademas un asado siempre que lo permita la ocasión.
La cena será solo de dos guisados, y una ensalada siempre que pueda proporcionarse esta.
Y ultimamente suministrará el otorgante en dhªs tres comidas el pan, vino y postres correspondientes sin tener que contribuir los dhºs oficiales con otra cosa que con la expresada gratificacion durante el tiempo de los tres meses que a cada uno esta regulado para el citado viaje, quedado responsable el otorgante a dar la propia asistencia aunque se verifique exseda el viaje algo mas, respecto a que si se executa en menos no se le a de desfalcar ni revajar cosa alguna del importe de dhºs tres meses que se le an de satisfacer y pagar antisipadamente en la Thesoreria General de Maria de este Departamento
Vajo cuyas condiciones hase y otorga la citada contrata y se obliga a su cumplimiento; para los qual grava su persona y bienes havidos y por haver, y dá poder a las Justicias y Jueses de su Magd que de sus causas pueden y deven conoser para que ello le compelan y apremien por todo rigor de derecho. Renunció las leyes y fueros de su favor, y defensa con la que prohive la General renunciacion de ellas en forma.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 205 user reviews.

Puerto de Cartagena, 1º de mayo de 1788:
150615Thomas MoranJosé Pendón, patrón de la gabarra nombrada Nrª Srª de la Vitoria, de la matricula de Málaga, dijo que habiendo salido el dia 28 de abril proximo pasado de la Playa de la Ragita, costa de aquella Ciudad, con cargo de vino para conducirlo a Melilla, navegó felizmente hasta la tarde del mismo dia, que hallándose en medio de la canal le entró furioso temporal de viento suroeste con gruesa mar que le obligó a poner la proa a la costa de España para dar fondo en Almeria.
Habiéndose entrado en la noche sobre los Llanos, y engrosándose el mar y el viento más y más, le fue forzoso seguir en popa. En este estado llevóse el viento el trinquete de enmedio, el foque y la mesana rompiéndosela entera por enmedio, continuando con sólo el trinquete de proa. Reconociendo el peligro en que estaban de perecer, de acuerdo y parecer de la tripulación, se determinó a aligerar el buque echando por el costado al agua su chaqueta que llevaba encima, y después un ancla, una gumena de cáñamo nueva de 11 pulgadas de grueso y 120 brazas de largo, un resto de esparto de media vida, una pipa y dos barriles con agua y otros cabos y efectos del servicio de la embarcación que se hallaban sobre cubierta, como tambien algunas pipas de vino que se desfondaron, de las que no puede exponer el numero de las que fueron por que en el conflicto en que se vieron solo pensaron en alijerar. Aquello produjo el alivio de que se pusiese el buque más flotante y altanero. Así pudieron proseguir la navegación en medio de lo fuerte de la tormenta, que fue tal que los golpes de mar se llevaron las barcas del costado.  El temporal subsistió hasta que lograron entrar en este Puerto la tarde de ayer, haciendo mucha agua la gabarra por haberse abierto por los trancaniles, dimanado todo del citado temporal.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 203 user reviews.

Febrero de 1789: Historia  de Jaime Millet, Patrón del la polacra nombrada “La Purísima Concepción”, de bandera española y de matricula de Barcelona:

Habiendo salido del Puerto de Chaca, en Sicilia, el dia 24 de noviembre del año de 1788 con su polacra cargada de trigo, navegó con viento favorable hasta el dia 23 de diciembre siguiente cuando, hallándose en las inmediaciones de la Isla de Sn Pietro, le asaltó un furioso temporal de viento norte con gruesa mar que le obligó a fondear en esa Isla. Pero aumentándose la mar, rompió el cable de cañamo de una de las dos anclas con que había dado fondo.

Viendo este conflicto y que el ancla que le quedaba en el mar le iba falseando, no pudiendo valerse de la lancha por hallarse anegada y sin remos por haberselos llevado los golpes de mar, le fue forsoso poner bandera de señal pidiendo socorro a un bastimento español que estava inmediato. Habiendo acudido la lancha de ese barco, les dió su patrón otra ancla que tenía prevenida con su gumera de cañamo nuevo, que se tendió y dió fondo a distancia suficiente.

Pero el viento seguía con mas fuerza engrosándose el mar, con lo que fueron laborando las anclas que, a pesar de los muchos esfuerzos que hizo la tripulación aterando sus cabos para que agarrasen, hizo que la quilla de la polacra tocase en el fondo dando bastantes golpes. Con todo, consiguieron ponerse en salvo y permanecieron en dhº fondeadero hasta el dia 17 de enero pasado de este año, cuando por haber aplacado el temporal y saltado viento favorable, se hizo a la vela. Entonces advirtió que las gumeras de cáñamo de las dos anclas con que había estado fondeado se hallaban muy rozadas y quebrantadas.

Siguió su navegación hasta el 19 del mismo mes que, encontrándose sobre la Isla de Mahón, le cargó mucho viento Sur con gruesa mar que le obligó a mantenerse.

Entonces observaron que hacía agua la polacra, por lo que fue forsoso achicarla con un valde respecto a no poder trabajar con la bomba por la mucha porción de trigo que salía por la sentina de resultas, tal vez, del temporal que había sufrido…

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 218 user reviews.