Café y botillería

Murcia, 17 de julio de 1787

Cafetería “el Arco”, en Santo Domingo. Julio 2014

En los últimos años del siglo XVIII, eran frecuentes ya los establecimientos conocidos como cafeterías. En ellos, el principal consumo era el café y el té, servidos en elegantes veladores, a diferencia de las tabernas en las que los clientes bebían depie, y las posadas donde se sentaban los clientes juntos. La botillería era el servicio de helados y bebidas frías, como hemos comentado alguna vez. Seguimos sin encontrar referencias al consumo de cerveza.
Viose memorial de Juan Huertos, vezino de esta Ciudad, suplicando se digne darle su permiso para abrir un cafe o botilleria en la parte que pueda colocarse
Y el Ayuntamiento, habiendolo oido, cometio esta instanzia a los Sres Dn Joaquin Lopez de Zetina, Rxºr, y Dn Gregorio Carrascosa, Jurado, para que conzedan al ynteresado la lizenzia que solizita, no habiendo perxuizio comun ni particular y ajustandose por la venta que drºs ha de pagar a la Rl Hazienda.

Alegoría del “maligno” en uno de los conjuratorios de la Catedral de Murcia.

Esta tarde a las siete y media “El Tío del Saco” y “El Postillón mayor” hablarán sobre “Ritos de protección colectiva” dentro de la programación del tradicional Seminario de folklore y etnografía del Museo de la Ciudad. José Sánchez Conesa, “El Tío del Saco”, lleva años recorriendo los lugares en busca de todos aquellos elementos de la cultura tradicional que todavía perviven. Del “Postillón Mayor” ya se conoce su filiación.

Plaga de langosta en Mula

Mula, 28 de enero de 1757
Para un “muleño” que cumple años por estos días.
La plaga de langosta que asoló a España entera durante los años 1756 a 1758, obligó a la Corona a llevar la reliquia de San Gregorio por todos los territorios asolados. Se trata de una máscara de plata que cubre supuestamente la auténtica cabeza del santo y que recibe culto en un monasterio de Estella, en Navarra. El Santo, entre otras cosas, liberó a sus lugareños de una terrible plaga de langosta en el siglo XI.
El protocolo obligaba a introducirla en un recipiente grande con agua bendita. Después ese liquido era distribuído a las parroquias y sobretodo a los conventos fraciscanos para que sirviera en los protocolos de bendición de los campos.
Aquel largo desastre tuvo especial relevancia en Mula, cuya principal fuente de ingresos era el trigo que se recogía en los campos de Cagitán, Yechar y Fuente Librilla. Junto con el ritual de los conjuros, era preciso arar los con rejas de profundidad para remover los nidos del insecto y luego proceder a su quema.
Puede adivinarse la escena apocalítica por una parte con los rezos con tambores sordos y rezos y los sacerdotes asperjando los campos, y por la otra esos terrenos ardiendo y produciendo enormes negras humaredas.
NOTA: Hoy en día, todavía se mantiene en España un protocolo de vigilancia sobre las manchas de langosta en los campos dedicados al cultivo de cereales
Dixeron que haviendo pasado a la Ciudad de Murcia, de orden de esta Villa, Dn Diego Antonio Molina y Melgarejo, Cavallero del orden Señor Santiago, Diputado Comisario de ella, a conducir el agua bendita del Glorioso San Gregorio Ostiense, la que ha traido y se halla en su poder, para bendecir los campos y conjurar la plaga de langosta que tanto ha ovado en las tierras del termino y Jurisdiccion desta dha Villa, y para que se execute dhª bendicion y conjuros con toda solemnidad y como se previene en los formularios que a ha traido para dha bendicion y conjuros:
Acordaron Sus Mercedes que para que no se retarde esta providencia que para el Domingo, que se contara treinta del que sigue, se celebren tres misas solemnes en la Yglesia Parroquial del Sr Sn Miguel desta Villa, concurriendo a ellas todo el clero de ambas parroquias y las Comunidades de Relijiosos del Señor Pe Sn Francº de esta Villa, la primera por el Rvdo Padre Guardian de dhº Combento, la segunda por el Señor Dn Gonzalo Antonio del Castillo, Beneficiado y Cura propio de la Parroquial de Sr Santo Domingo y Vicario del estado Eclesiastico, y la tercera por el Sr Dn Manuel Sanchez Carrasco, asimismo Beneficiado y Cura propio de la citada Yglesia de Sr Sn Miguel, y a la tarde de dhº dia se salga desta dhª Parroquia a la competente en procesion de rogativa encaminandose al Santo Sepulcro que esta estramuros (s) desta Villa, donde cuio sitio se hara la vendicion de los campos y se conjurara la plaga de langosta.
Y para que se execute con toda solemnidad y en mayor culto concurrira a dha funcion todo el Pueblo a ymbocar la Divina Misericordia por medio del glorioso San Gregorio, para que por su yntercision se consiga que S. M. aniquile, destruia y consuma dha plaga de langosta,
Y para que tenga efecto dhª solemnidad mandaron Sus Mercedes se haga combite general asi de los Cavalleros Eclesiasticos, Comunidades de Relijiosos y demas Cavalleros particulares desta Villa, con los mayordomos de las hermandades della para que en el citado dia asistan a la citada Yglesia a ymplorar el alibio por medio de dhº glorioso Sn Gregorio.