Agrimensor en El Pinatar

22 de noviembre de 1791
Viose memorial de Josef Monrroi, morador en el Partido del Pinatar, Campo de esta Jurisdiccion, representando a la Ciudad que años haze esta exerziendo la facultad de Agrimensor y estudiando las partes de aritmetica y geometria, por lo que suplica a este Ayuntamiento se le admita a examen y estando habil se sirva despacharle el titulo correspondiente, de que rezivirá merzed.
Y haviendolo oido y conferido, lo cometio a los Sres Dn Josef Moñino, Rxºr y Dn Gregorio Carrascosa, Jurado, Comisarios nombrados para estas pretensiones, a fin de que se le examine por Perito de su satisfaccion, y hallandole habil y sufiziente en dhº facultad de agrimensor, ynformen lo que resulte y se les ofresca para despacharle dhº titulo.
161122
En San Pedro del Pinatar hay un museo extraordinario que merece la pena visitarlo.
El viernes pasado el Postillón fue invitado a presentar su libro en la sala principal. Asistió una importante representación del gobierno municipal, arqueólogos y profesores del lugar.
Inolvidable.

 

Naufragio en El Pinatar

San Pedro del Pinatar 15 de junio de 1790
Presentación libro MLa gestión de todos los asuntos y acontecimientos que tenían en las Pedanías (entonces Diputaciones) se hacía desde la Ciudad. Algunos lugares se encontraban a más de 3 leguas (36 kilómetros), lo que no suponía una merma en esas gestiones. Así desde mediados del siglo XVII, El Pinatar, Pacheco, Lobosillo o Barqueros eran objeto de intervenciones municipales.
De esto y de otras cosas charlaremos esta tarde en el Museo de la Ciudad.
Viose memorial de Diego Mrz Romero, Alcaide de Sanidad en el Partido del Pinatar, de esta Jurisdiczion, haciendo presente (hará) tiempo de 5 años que en el mes de junio de el 85 baró un navio dinamarques y arrojó al mar una porcion de tablas viejas. Y en uso de sus facultades previno lo correspondiente dando aviso a esta Rl Justicia y al Sr Dn Salvador Vinader, Comisario de la Junta de Sanidad, quien dio orden al referido para poner los guardas en la costa de aquellas inmediaciones. Y en el pago de las dietas de estos y demas gastos que ocurrieron, suplio 499 Rls, los que ha solicitado se le paguen como justos y no ha tenido efecto por haverse traspelado (s) su recurso, con lo demas que contiene, y concluye suplicando al Aiuntamiento se sirba mandar se le satisfaga dhª cantidad.

 160615

Contrabandistas en El Pinatar

Salinas del Pinatar, 18 de Julio de 1742

Plano de la costa de La Torre de La Horadada. Archivo de la Catedral de Orihuela.

En el verano de 1742 tuvo lugar en las costas del Pinatar, Torre de La Horadada y Charco de la Gleda (actual Campoamor) una espectacular acción de contrabando de seda, en la que, según las pesquisas judiciales, estuvieron involucrados desde corsarios franceses hasta varios personajes de la alta sociedad murciana.
Algo parecido a la película de Fritz Lang: “Los contrabandistas de Moonfleet”.
Fernando Costas Navarro, Escnº del Rey Nrº Sr, vezino de la Ciudad de Cartagena que como tal asiste a la ronda general de acavallo para la custodia y resguardo de las Rtas Grles y tavaco de ella y sus marinas:
Doy fee que en virtud de orden formal del Sr Comandante Dn Andres Lopez Rubio con fha en Cartagena a seis del corriente Don Fernando Antº de Mestas y Cosio, Thte de dhº resguardo montado, con mi asistenzia y la de varios ministros, salio de dhª Ciudad de Cartaxena a reconozer la costa de Levante baxo de varias prevenciones que en dhª orden constan. Con efecto, desde el dia citado seis hasta el nueve inclusive se recorrio resguardando dhª costa desde el lugar de Los Alumbres, torre de Porman, la de cabo de Palos, Sn Gines de la Jara y sitio que llaman del Pinatar sin aver encontrado en las referidas torres, por informes de sus alcaldes, indicio ni sospecha de fraude, haciendoles las prevenciones correspondientes para el maior cuidado y mandar promptos avisos a dhº Thte o a los Ministros que se allaban y existen en dhº sitio del Pinatar, para por este medio, rezebirlos promptamente y acudir a el remedio.
En el dia diez, continuando la marcha, se salio de dhº Pinatar para la Torre de la Horadada y de ella a la de Cabo Roche, ambas en jurisdiczion del reyno de Valenzia; en la que su alcaide, Miguel Galindo, informo que el dia 9, lunes, en la tarde descubrio un pingue grueso que venia de levante haziendo mala navegazion figurandose moro. Lo que conocia dhº Alcaide no ser asi mediante que quando lo fuese, pudiera aver aprestado un londro (?); y a unos barcos de pesquera llamados los bous, que por la cercania al pingue con que pasaron, infirio ser defraudadores. Ese avia tomado el biaxe a Levante y desaparezidose…

Piratas en El Mojón

El Mojón, 7 de julio de 1762
En la zona del Mojón, pequeño poblado ubicado en el mismo límite entre Murcia y Alicante, el sistema de vilgilancia que debían garantizar las torres de la costa de La Horadada y el Estacio se había relajado. Los espias que tenían los piratas habían avisado de este hecho, lo que les permitió el intento de desembarco.
La amenaza de un desembarco de piratas desde fragatas, navío propio de las marinas europeas, daba a entender que se habían hecho con esos dos barcos después de algún encuentro violento, puesto que los piratas solían utilizar jabeques, que eran mucho más rápidos.   

Recreación de jabeque corsario

Cada fragata podía llevar más de trescientos hombres entre tripulación y gentes de armas, y, si aventuramos que en la zona del Pinatar apenas habría unos doscientos habitantes, se deja suponer el considerable daño que podían hacer en robos y secuestros. Debe recordarse que en las incursiones piratas participaban varias embarcaciones.
En la actual playa de la Llana, hubo otra torre, de Las Salinas, que fue destruída por una serie de temporales entre 1738 y 1740, y nunca fue reconstruida a pesar de los intentos de Murcia y Orihuela. Por ello, durante mucho tiempo ese lugar se llamó “de La torre derribada”.
El reseñado hoy es uno de los últimos desembarcos de piratas berberiscos de los que queda constancia.
Se hizo presente a la Ciudad una carta escrita al Sr Dn Yntendente Crrxºr, con fecha de cinco de este mes por los Diputados del Pinatar, Campo y Marina de esta Jurisdiccion participando a su Sriª la novedad que  havian advertido en la costa en el dia antecedente con dos fragatas de moros que hizieron su desembaco en el Moxon, division de esta dha Ciudad y la de Orihuela, y que en el dia de la fecha amanecieron dhªs fragatas en tierra, y se retiraron a el aviso que dio con un cañon la torre de la Oradada; en cuyos terminos concluyen suplicando se les dén armas y municiones para el resguardo de dha costa, con lo demas que expresan.
La Ciudad teniendo presente que el sitio donde han arrivado dhªs fragatas es el mas peligroso que hay en la marina, y que nezesita de mucha defensa, Acordó que el Sr Yntendente providenzie desde luego todo lo que a su Señoria parezca conduzente para que aquellos vezinos se hallen surtidos de armas y municiones y puedan impedir qualquiera desembarco, y que para ello por la Junta de Propios y Arvitrios se faziliten todos los caudales necesarios, y de no executarse asi con la prontitud que se requiere, protexta desde luego todos los perjuizios y daños no sean de su cuenta, y corran de quien haya lugar.

Feria de ganado en el Pinatar

28 de Marzo de 1797
A principios del siglo XVIII, en el límite marítimo del Reino con Valencia había cuatro caserios pequeños: San Pedro (ermita), Pinatar, Tarquinales y la Grajuela. Por diferentes razones, entre las que no se descarta la afluencia de veraneantes yá en la época, se fue consolidando un núcleo de población. Sus habitantes trabajaban en las salinas, en la pesca y en la agricultura. La ubicación de este poblado lo hizo idóneo para ser parada y fonda entre Alicante y Cartagena, por lo que se abrieron algunas posadas y fondas. El ganado de tiro, sobretodo el caballo y las mulas, era esencial para esas actividades, por lo que, adelantándose a otros poblados como el cercano Pilar de la Horadada, se consiguió la adjudicación de una feria de ganado durante las fiestas patronales.
Puede llamar la atención la toma de baños allí. Tanto en esas playas, como en otras muchas, la estancia de numerosas personas, tanto de forma improvisada en chamizos como alojados en casas de alquiler o en las posadas, fue en aumento ya que la prevención de epidemias y enfermedades estaba a la orden del dia.
En conformidad de lo resuelto en Cavildo de 21 de Febrero de este año sobre el Rl Despacho del Consejo que se presento concediendo facultad a los moradores del Partido del Pinatar, Campo de esta Jurisdiccion, para celebrar feria anualmente en el dia veinte y nueve de junio y los tres siguientes, y comision conferida en el asunto, Ynforman en el los Sres Dn Mateo de Zevallos, Dn Diego Pareja y Zarandona, Rexidores, y Dn Ventura Fuertes, Jurado, no hallan incombeniente ni reparo alguno por aora en que se llebe a efecto la Rl gracia vajo los terminos que S. M. ha tenido a bien. Pero siendo aquellos moradores vecinos de esta dicha Ciudad comprehendidos vajo su Jurisdiccion, sera conducente que para el arreglo economico de puestos se nombren Comisarios como se acostumbra para la Feria de esta Poblacion, con asistencia de la Rl Justicia a fin de contener desordenes y alborotos, con lo demas que manifiesta, de cuyo informe se enteró la Ciudad.

Pesca en el Mar Menor

La Encañizada, 22 de febrero de 1753
El dominio de las aguas del Mar Menor por parte de Murcia y Cartagena fue una lucha continua durante siglos. Se había establecido una linea divisoria entre la desembocadura de la rambla del Albujón y la torre del Estacio, pero diferentes interpretaciones causaban litigios y sobretodo problemas a los pescadores. Debe recordarse que Los Alcázares, Pacheco, San Javier y San Pedro del Pinatar pertenecían a Murcia.
La pantasana es una  técnica que requiere tender una red entre dos barcos que navegan de parejo. En Valencia se le llama “ Bous”.
Viose memorial de Jph Perez, arrendador del propio de la Cañizada, expresando que en la postura que hizo de dhº propio una de sus condiciones fue que pudiese pescar con barcos de pantasana, poniendo la gente que fuese de mi satisfaccion con la circunstancia de que estubiese matriculada, y con este motivo pasó a la Ciudad de Alicante donde compuso media pantasana y seis sugetos matriculados y entre ellos dos patrones uno para cada barco del todo ynteligentes por no haverlos en la Ciudad de Cartagena ni en el Campo de la satisfaccion del suplicante.
Y estando para para hazer dhª pesquera con otros de los barcos que ay en dhº propio y demas gente que era prezisa domizialados de dhº Campo, se ha despachado orden por el Comisario de dhª Ciudad de Cartagena a el Alcalde de los matriculados para que impida a dhº suplicante la referida pesquera previniendosele asegure y prenda a dhª gente si echase a pescar.
Y respecto que de esta providencia le resulta notorio perjuicio a dhº suplicante maiormente quando los del Campo de dhª Ciudad de Cartagena en este tiempo, por estar retirado el pescado a aquella parte de Albufera, lo estan sacando. Y concluie suplicando a la Ciudad se sirva providenciar se le permita hazer la pesquera en dhª conformidad mediante la facultad que para ello ay, protextando de lo contrario no sean los perjuicios de cuenta del suplicante.

Naufragios en La Manga

La Manga, 24 de enero de 1778
Casi todos los inviernos había episodios de barcos naufragados o encallados en La Manga. Los llamados Diputados, los actuales Pedáneos, debían dar noticia de ello puesto que todo navio podía ser fuente de contagios. Como hemos contado alguna vez, estos casos eran frecuentes, siendo el más extraño el ocurrido en 1858 cuando una especie de sunami arrasó las costas de Murcia y Alicante causando numerosos destrozos y llevándose por delante más de ochenta embarcaciones. Lo contaremos en breve.
Esta frecuencia hace que sea bastante razonable la tesis de García del Toro sobre la presencia de restos náuticos en la bahía de Portmán (Portus Magnus).
Nota: La Torre Vieja mencionada es la que existía en la playa de La Llana, junto a las salinas y cerca de El Mojón.
– Viose una relazion jurada que da Diego Romero, Alcalde de Sanidad del Partido de San Pedro, con Fernando Sanchez y Antonio Sanchez, Diputados, de los gastos que se han causado en custodiar el Vastimento catalan que naufragó en el sitio del Mar Mayor que llaman el Galan, expresando que los gastos que se han ofrezido en pagar las guardas que estubieron a la vista por quatro dias y demas que han ocurrido en este asumpto, importan 238 Rls Vn, de la que se entero a este Ayuntamineto.
– Viose una relazion que da el referido Diego Romero, Alcalde de Sanidad, y los Diputados del Partido de San Xavier, de los gastos causados en custodiar el vastimento Yngles que varo en el Mar Mayor sitio de la Torre Vieja, en la que expresa estubieron tres dias zinco guardias con dhº Alcalde y Diputaados custodiando la referida embarcazion y se han gastado 156 Rls en los jornales y demas que ha ocurrido.