Mazarrón, 25 de julio de 1743
El mayor avance del siglo XVIII en la Región fue en el ambiente de la sanidad. Los tremendos episodios de peste que tuvieron lugar en los siglos anteriores promovieron el establecimiento de protocolos internacionales de prevención de contagios, a pesar de las tensiones bélicas entre naciones. La principal amenaza provenía de las tierras africanas. Las costas murcianas estaban practicamente despobladas. Por ello los lugares ribereños debían proceder a su vigilancia con los escasos medios de que disponían. El municipio de Mazarrón contaba con unos mil vecinos, de los que muchos vivían en cortijos y caseríos aislados. Con toda probabilidad, muchos conocían las calas donde se podía hacer contrabando o matute (delito cometido matutinamente).
…. observando la misma disposicion que en la ultima peste se executo, señalan siete puestos, executando en cada uno de ellos una barraca de a tres hombres que seran: la primera en el Cavezo o Prechel (s) que nombran, mediazion a la jurisdicion desta Villa de la Ziudad de Lorca; otra en la Pelea, otra en Calaleño, otra en el Castellar, otra en los Cavezos de Las Yllas, otra en el Acoolar y otra en el mojon mediazion a la jurisdiczion de Cartaxena, sirviendo en cada puesto dhºs tres hombres, encargandoles todo cuydado y vixilancia para no dejar costear ninguna enbarcazion, jente ni otros prementos a tierra que puedan o no sospechar el yntroduzir dicho mal contaxioso, absteniendose en toda forma, y dando los avisos por menor a esta Villa y encaminarlos a la Real Junta de Sanidad, segun se previene.
Y les consina (s) esta Villa a cada uno de dhºs tres hombres al respecto de dos Rls de Vellon a el dia.

Average Rating: 4.8 out of 5 based on 228 user reviews.

Deja un comentario