El Judas de Albudeite

Joaquin Blanco y Francº Lison, Alcaldes ordinarios de esta Villa de Albudeite, con asistencia de Juan Peñalver, regidor y Francº Gonzalez, Procurador Sindico, certificamos en la mejor forma que podemos que las Hermandades que en este Pueblo ay con los gastos anuales que cada vna tiene y sus fondos son en la forma siguiente:
– La Cofradia de las Animas, aprovada por el ordinario solamente. Tiene de renta anualmente 90 Rls Vn, que juntos con la limosna ostiatim y axenzia del hermano mayor, asciende sobre poco mas o menos a unos 3.000 Rls Vn, y de estos se consumen en funcion de Yglesia y sermon 58 Rls Vn poco mas o menos, y lo restante que queda se paga de ello la misa del día de fiesta y lunes, y lo restante se distribuye en zera y misas.
– La del Ssmº Sacramento, que tamvien tiene solamente la aprovacion del ordinario. Asciende su renta a 300 Rls poco mas o menos, y se consumen en funcion de Yglesia en el dia del Señor 28 Rls por drºs parroquiales, y los restantes en zera para dhº dia, monumento, Aszension y otras festividades.
– La de Nrº Padre Jesus tiene de renta anual 84 Rls Vn, con más las limosnas que subministran los fieles, y se consumen en la funcion que se zelebra en la Parroquia de esta Villa el dia de la Exaltacion de la Cruz. Tambien se halla aprovada esta Cofradia del ordinario.
– La Cofradia de mugeres de Nrª Srª de los Dolores, sin tener renta alguna fixa, si solamente la limosna voluntaria de los fieles, que se regula de 300 Rls Vn poco mas o menos, los que se distribuien en una misa cantada en el propio dia 5 Rls; y lo restante en zera para la Novena y culto de Maria Ssmª. La qual hesta (s) asi mismo aprovada por el ordinario.
– Y otra Cofradia de la Virgen del Rosario con la aprovacion solamente de los Religiosos Dominicos y aprovada con las visitas. Tiene de renta anual 30 Rls Vn, los mismos que se gastan en la funcion de Yglesia de su propio dia, con mas otros 70 Rls poco mas o menos que se recogen de limosna voluntaria, que asciende el gasto de la funcion a 70 Rls poco mas o menos.
Que son las hermandades que unicamente ay en esta Villa con sus rentas y gastos en sus respectivas funciones.
Y para que conste ponemos la presente que firmamos los que savemos, en Albudeite en 25 de Junio de 1771.
20170416 4
Ritos de Pascua en Albudeite.
20170416 1Como todos los años el ritual se ha cumplido, y Judas ha sido quemado en la plaza mayor del lugar que se encontraba profusamente engalanada de enramadas colocadas la noche anterior. Todo estaba vigilado atentamente por el “alcalde del Judas”, quien, con su bastón concejil, obligaba a los transeúntes a pagar el peaje por pasar por allí.
La ejecución ha sido precedida de un impresionante “encuentro” entre San Juan, María y su hijo “resucitado” y presenciada por buena parte de los albudeiteros.
El hecho en sí puede verse como un rito más de la Pascua cristiana si no fuese porque la figura – pelele suele diferir de la del traidor, y este año era un simulacro de Donald Trump. Si además se añade que “alguien” le había cosido a la chaqueta unas cuartetas cargadas de una fuerte ironía hacia la persona en cuestión. Algo parecido tiene lugar dentro de pocas fechas en Alhama. Desconozco qué tipo de muñecos se han quemado este año en Cartagena o en Lorca.
Caro Baroja identifica estos ritos con la “estación del amor”, es decir entre Mayo y Julio. Abundando en esto, resulta muy significativa la quema, acto que se prolonga hasta las noches de San Juan en el levante, incluso en fechas señaladas del verano.
20170416 2Resulta más interesante la enramada. Esas instalaciones modestas con frecuencia, (al menos las que hemos podido en Albudeite, Alhama y Calasparra), son una herencia de las celebraciones del Corpus, en las que desde el siglo XV hasta finales del XVIII, participaba toda la sociedad civil. El mayor acontecimiento festivo para cualquier Ciudad, Villa o Lugar, tenía lugar con ese motivo, y cada grupo gestor lo organizaba en función de sus posibilidades.
Había cofradías, como en Albudeite, responsables de la organización del desfile, pero el resto de los gastos se solía cubrir desde los estamentos de poder. Así en las ciudades se contaba con gigantes, cabezudos, tarascas y dragones, danzantes masculinos, orquestas y otros similares.
En los Lugares más humildes apenas se podía adecentar las calles y plazas más que con unas modestas enramadas que cubrían las paredes, mientras que por los suelos, casi siempre de tierra y barro, se extendían esteras de junco, sobre todo para facilitar el paso de la custodia.
Esto era habitual en poblaciones cercanas a Albudeite como Mula, Bullas, Totana, Alhama, Mazarrón y otros, según cuentan sus actas capitulares.
No debe llamar la atención la existencia de una cofradía cuya principal actividad se centra en la Exaltación de la Cruz, festejo de gran arraigo en el siglo XVIII en numerosas poblaciones y que tenía su epicentro, por lo que atañe a Albudeite, en Caravaca. Y bien pudiera ser que con motivo de esa festividad también se enramasen las calles.
20170416 3En cuanto al ceremonial llamado “el encuentro del resucitado”, conviene recordar que el Concilio Vaticano II actualizó el calendario de la Semana Santa, pasando a celebrar la resurrección el Domingo, que hasta entonces se hacía el llamado “Sábado de gloria”. Las celebraciones que tenían lugar ese día o el siguiente hasta entonces tenían un carácter más festivo que religioso, dando lugar a procesiones como la de la “Diabla” de Orihuela el sábado por la tarde, o la del domingo en Murcia, diseñada a finales del siglo XIX como un elemento festivo del Barrio de Santa Eulalia, en la que figura como elemento más atractivo el personaje del “diablo” encadenado y escoltado por dos ángeles, símbolo del final de su dominio durante los días de ausencia de dioses.
Como tantos otros elementos del festejo popular del Corpus, las enramadas y los bailes de imágenes se fueron trasladando a otras conmemoraciones al reformar Carlos III esa fiesta que se había convertido en una carnavalada.
Ha sido un buen día de fiesta en Albudeite, y “el Postillón” no ha dejado de recibir atenciones y saludos de muchos amigos. Desde el balcón de la casa de uno de ellos, junto con un montón de sonrisas, ha podido presenciar de forma extraordinaria el “encuentro”.

Deja un comentario