170119Las ramblas siguen desembocando aguas con residuos extraños, aparte de los barros y demás propios de los tiempos de lluvias. Algunos pueblos y muchos caminos no se habían recuperado antes de las nevadas de estos días.
Las playas, que no son naturales, ni lo han sido nunca a tenor de las viejas fotografías, han quedado arrasadas, quedando a la vista los espigones que “sujetaban” esas arenas. Estas han ido a los fondos de la laguna alterando más su estado original.
No sabemos nada del estado de las aguas, que, me temo, después de este temporal, no ofrecerán resultados muy halagadores.
Y sin embargo, se pretende “vender” este objetivo turístico como si no hubiese ocurrido nada. Las prisas nunca son buenas para estos asuntos, y pretender recuperar todos los espacios afectados en unas pocas semanas sólo garantiza mucha improvisación, y por supuesto, será preciso silenciar lo que recomienden los expertos.
Puestos a hacer locuras, y aprovechando los episodios de nieve de estos días, se podría pensar en promover “unos juegos de invierno”. No estaría mal.

 

Average Rating: 4.6 out of 5 based on 226 user reviews.

Deja un comentario