Torres de la costa, 9 de junio de 1753
En las torres de la costa estaban destinados unos cinco o seis hombres. Su misión principal era vigilar el mar, para prevenir cualquier desembarco corsario o enemigo. Debían permanecer en esas pequeñas fortalezas al menos seis meses, por lo que su cotidiano era forzosamente aburrido. Hay indicios de que algunos de esos torreros se dedicaban al contrabando, pero la mayoría buscaban otras actividades como la pesca, algo de cultivo de hortalizas para su sustento, o a la ganadería.
Los que vivían en la torre de Portmán disfrutaban de un paisaje que, si no lo impedimos, va a desaparecer por la construcción de un macro puerto comercial.       
Viose en este Ayuntamiento un memorial de Gines Sanchez, Joseph Maestre, Graviel (s) Matheos, Juan Hrz y otro vecinos de Lugar de Almubres, ganaderos y abastesedores de carnes, en que disen que para la manutenzion de los ganados es notorio el corto termino de baldios que tiene esta Juridizion, por lo que no son suficientes al pasto de sus ganados, por lo que hasen presente a esta Ciudad que, ademas de los cotos destinados para plantios y Dehesa de Yerbas que deven reservar, ocurre la novedad que los torreros de las torres de Porman (s), Cavo de Palos, Suhia (s = Azohía), y Atalayeros de una costa y otra, demas de su actividad, estan guardando a mas distancia de quarto de legua de cada torre y atalaya ympidiendo el pasto de dhºs sus ganados, probocando y maltratando los pastores como tambien que Francº Aranda, arrendador de la Hazienda que llaman de los Mitres, que linda con la Dehesa de yeguas que es paso y vereda inmemorial de los ganados que transitan al Rincon de San Gines, se apropia el guardar la Sierra que llaman de Pulpi y vende la leña que produse, como en caso nesesario ofresen justificar, y ympide el paso y transito de los ganados, con lo demas que expresan; por lo que recurren al Patrosinio de esta Ciudad a fin de que se sirva tomar la providencia que le paresca mas conveniente ympidiendo dhºs cotos y que se haga saber a dhº Aranda no impida el libre trafico y vereda para los ganados, para evitar los conosidos perjuizios que se les siguen a los suplicantes.

Average Rating: 4.7 out of 5 based on 151 user reviews.

Deja un comentario