Mojamas y huevas

Murcia, 26 de enero de 1740
160126
“En llegando” el tiempo de cuaresma, se agilizaban los trámites para que la venta del pescado no sufriese abusos ni fraudes. Junto con el bacalao, seco o remojado, los productos de salazones eran los más demandados por su alto poder energético. La “mojama” y la “hueva” de mújol eran muy apreciados, y por ello, era habitual que se produjesen supuestas disminuciones en la pesca o en la elaboración de esos productos para alterar sus precios. (del Libro. “HISTORIAS DE LOS LUGARES”)
4º.- La quarta condiczion en fuerza de lo resuelto en dhº Cavildo de 22 de Agosto y en el de 10 de octubre del año pasado queda reducida a que la libra de mujol se ha de bender en quaresma, vigilias, viernes y sabados a precio de 8 quartos la libra, y en los demas dias al de 6 quartos; y la libra de huebo de dhº pescado a 8 Rls, entendiendose que siempre que haya huevo de venta en la albufera lo ha de tener tambien en esta Ziudad el postor, para que los vezinos no carezcan de esta especie, y que en llegando el pescado que se cojiere a 4 arrobas ha de ser visto traerse a la reja, y no llegando a las 4 arrobas lo ha de poder bender en la rivera en los dias y a los precios que previene dhº acuerdo, sin quedar al postor la facultad en el tiempo de verano de poder bender en otra forma en dhª rivera, pues en los casos y urgencias que propone devera estar a lo que esta Ziudad resolviere y a las ordenes de los Cavºs Comisarios, por cuio medio se escusan los fraudes que la experiencia ha acreditado, y logra el publico estar surtido de este genero.
MAÑANA LARGO MONOGRÁFICO:
EL CONSEJO DE HOMBRES BUENOS

 

 

Deja un comentario