31- 08 – 1729 Lorca: La Hermandad de San Pedro

            Numerosas cofradías y hermandades de todo el territorio español se constituyeron entre los siglos XV y XVII. Unas estaban formadas por los miembros de los gremios y oficios, y otras, sobre todo las Cofradías de Ánimas o del Rosario, por labradores. Muchas de ellas fueron promovidas por los Franciscanos (Ánimas) o por los Dominicos (Rosario). El principal objeto de estas asociaciones, lejos de fomentar el culto o la religiosidad, era poder garantizar a sus miembros un funeral y entierro dignos.

             En 1728 muchos sacerdotes pensaron en fundar una Hermandad que pudiera garantizar los entierros a los clérigos pobres.

             Muchas de aquellas cofradías y hermandades corrían con la organización de las procesiones de Semana Santa y de los festejos patronales, tanto religiosos como populares de las Villas y Lugares. De ahí que se conserven ciertas tradiciones hoy consideradas como salvajes. Pero esto es otra historia.

LORCA, Colegiata de San Patricio: Se juntaron a Cavildo a son de campana….

            En este Cavildo el Sr Presidente participó a dhºs Sres como en virtud de su encargo hizo citar a el clero y Hermandad de Sr Sn Pedro de esta dhª Ciudad, como se executo, para tratar sobre la pretension de union de Hermandades con esta la de Totana. Y en vista de el Acuerdo de el Cavildo en que se sirvio unirse por vía de Hermandad con la referida y clero de dhª Villa de Totana en la conformidad que se expresa en dhº Cavildo con el que se conforma el demas resto de Hermandad en todo y por todo y le da las gracias por el Sto zelo con que se interesa en sus augmentos.

– Asi mismo, dhºs Sres acordaron que aunque ha muchos dias que por este Cavildo se Acordó que si muriese algun hermano de dhª Hermandad de Sr Sn Pedro en la Parrochial de Sr Sn Christobal, barrio de esta Ciudad, y hizese tiempo destemplado de vientos, mal paso del rio u otro que ympida que dhº Cavildo pase a hazer su entierro, este lo execute el Cura y clero de la Parroquial, y en esta Colegial se hará oficio como de cuerpo presente y despues su Novena; y si muriese en esta Ciudad y ocurriesen los propios inconvenientes, hará el Cavildo con el mas resto de Hermandad el entierro y novena, y solo dhª Parrochia estara obligada a hazer oficio como de cuerpo presente y novena. Y en atencion a que aunque no está acordado no se ha hecho saber a dhª Hermandad como consta de su Libro de Determinaciones, se le haga saber para que le conste y no se alegue de ignorancia, y los vocales lo participen cada uno en su Parrochia a los Eclesiasticos Hermanos.

         Y con esto se concluyó este Cavildo que firmaron dhºs Sres, de que yo el secretario doy fee.

Problemas de agua en Mazarrón

30 – 08 – 1743 MAZARRÓN

La Villa de Mazarrón había perdido su explendor a finales del siglo XVII, a causa del abandono a que la había sometido el Marqués de los Vélez.

            Casi despoblada, los pocos habitantes que quedaban en ella y sus campos se dedicaban fundamentalmente al cultivo de cereales. En 1743 se hizo un intento de repoblación mediante un trasvase desde el Río Castril, proyecto que nunca se finalizó.

            Merece la pena dar un paseo por las calles del actual pueblo, y tapear por alguno de sus numerosos bares. La Iglesia mudejar de San Andrés es una visita obligada. Para los amantes de la fotografía, la sierra minera, repleta de coloridos restos, es un aliciente, y casi una provocación. A unos 500 metros de la salida norte del pueblo se encuerntra casi abandonado el antiguo pilón o fuente pública centenaria.

1.- A la primera pregunta, siendo tan limitado este termino no tiene rios, fuentes ni otras aguas que tengan yntidad (s) para poder utilizarse dellas.

2, 3, 4, 5, 6.- A la segunda pregunta sinclusas (s) hasta la sexta, solo se encuentra en este termino algunos vecinos que tiene algun agua y con ella se sirben para si, sus aberios y algun  alcazel (s = alcacil = alcachofa) y corta hortaliza por ser el agua mui limitada. Los que la poseen de ynmemorial tiempo de unos en otros sin aberse experimentado regarse en mas abundancia que la al presente que no es para arrendarse ni otros benefizios que la cortedad de los mismos dueños, siendo de poca estimacion su prinzipal ni esperar de este benefizio de aumento de riegos, molinos ni otras fabricas dignas de tener presentes para benefizios.

8.- A la octaba pregunta sobre que produze lo secano, siendo esto al cultibo de el labrador en sus barbecheras experimenta segun las ocasiones y felizidad de las llubias hasta coxer la cosecha de trigo y sebada, en que solo pende este pais, y se experimenta rendir sesenta fanegas la zevada, una de tierra y mas de veinte y sinco (s) en el trigo.

11.- A la Onzena (s) pregunta, que positibamente no se puede conjeturar que tierras se podra facilitar su riego que se hallan panificables en distintos sitios y dibersos particulares vezinos de esta Villa, que las tienen en esta Jurisdicion y la de la Ciudad de Lorca propias suias y no baldias sin aber ninguna ynculta, en que se comprehende usando de ellas mucha parte de este bezindado (s), en lo que no es dudable gozaran maior benefizio llegado a perfeccion la utilidad de ber corrientes para el goze de las zitadas aguas.

16.- A la diez y seis pregunta, teniendo esta Villa el conosimiento e ynforme de otros labradores vecinos della, sienpre que se consiga echar el agua en las que manifiestan a proposito para ella, criaran las tierras de todos frutos por la bondad y buena calidad de el terreno en que se aplique, y esperienzia en los años abundantes de llubias.

 

1704 Inundación en Murcia

          29/08/1704

    Las inundaciones causadas por el Río, para los murcianos, son cosa conocida, al menos de referencia. A pesar de las contínuas obras y prevenciones, cada cierto tiempo el río se desbordaba de forma incontrolada e incontrolable. La primera riada del siglo XVIII se había llevado el antiguo puente de piedra, y la Ciudad sólo pudo resolver la comunicación con el sur (Andalucia y Cartagena) mediante la construcción de unos puentes, provisionales, de madera. Pero estos, con la mala calidad de su elaboración, el desgaste producido por el calor y las crecidas del agua, habían quedado muy frágiles. Así fué como tres años después de aquella gran riada de 1701, sobrevino otra que destrozó la huerta y parte de la Ciudad.

MURCIA.- Pleno Extraordinario en las Salas de la Corte.

          Hizose relazion de la zitacion a este Cavildo para tratar y conferir sobre los fomentos que se an de activar para el reparo de los muchos daños que a ocasionado la venida (s) del Rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis de  este mes. Y entendida por la Ziudad con lo que dijo el Sr Theniente de Correxidor de allarse con notizia de ser dhºs daños mas de los que asta aora se an podido descubrir, pues haviendo roto y llevadose la Contraparada que sirve para tomar agua las azequias prinzipales que dan riego a toda la guerta, quedandose sin poder moler los molinos que ay en ellas, como tanvien los dos puentes de madera que servian para el comercio desta Ziudad con la de Cartaxena y Andaluzia, quebrantando la estacada que en la ocasion de la crezida antezedente del año de setencientos y uno, se hizo en la confrontazion de la Ynquisicion para defensa del dhº rio, cuio accidente puso a esta Ziudad en el mayor riesgo y desconsuelo por haver empezado a berterse agua por el portillo y rotura desta estacada, siendo estos y los demas perjuizios que a ocasionado dicho rio motivo de ser ynnumerables las cosas a que ai que acudir, y que recaiendo este cuidado con el de las disposiziones economicas, politicas y de Justizia solo en dhº Señor respecto de la ausenzia del Señor Correxidor, lo pone en consideracion de la Ziudad para que sea su persona con otros algunos Cavºs Capitulares que le asistan a las defensas del rio. Y la Ciudad hauiendolo entendido, dio las grazias a dhº Señor de su zelo, deseo y aplicazion al alivio y consuelo de esta republica, y para el fin que a propuesto le suplico se sirba de nombrar los Cavalleros que tubiere por convenyentes (s), que todos estan promptos a asistirle y los que asi nombrare. Acordo se formase junta donde se trate, confiera y resuelva lo que estubiere por mas combeniente para las providenzias, reparos y defensas y obras del Rio.

– La Ziudad Acuerda se haga consulta y representazion a su Magestad sobre los considerables daños que a ocasionado la crecida del rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, riesgo que aumenta a esta poblacion y los ningunos medios con que se alla para acudir al reparo destas nezesidades suplicandole se sirva probeer del remedio que convenga.

– Teniendose notizia que en las azequias maiores de las Barreras y Aljufia ay muchos daños ocasionados de la crecida del Rio de Segura que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, la Ziudad acuerda que los Cavºs Comisarios de dichas azequias las hagan reconozer y traigan razon para tratar de su remedio. Y respecto de la ausenzia del Señor Dn Diego Rexon de Silva, Rxºr y uno de los Comisarios de la dicha Zequia de Aljufia, nombro en su lugar al Sr. Dn Antonio Sandoval.

                – Considerando la Ziudad que de haverse llevado y destruido el Rio la Contraparada que sirve de tomar agua las azequias mayores para todo el riego de la guerta es imponderable el daño que ocasiona y que por esta razon se debe preferir su reparo y remedio a las demas urjenzias, Acordo se ejecute asi por los Cavºs que se nombraron por el Sr Theniente de Correxidor de que se a de formar Junta para todo lo tocante a las providenzias y defensas del rio, a quien los difiere la Ziudad. Y suplico a dhº Señor que los gastos que se ofrezieren en dhª obra los mande sacar del arca y caudal destinado para las del rio.

               – Habiendose entendido que en diferentes parajes de la guerta y zercania del rio ai madera de la de la contraparada y puentes que se llevo, la Ziudad acuerda que los Cavºs Comisarios de las azequias maiores hagan recoger y poner cobro a toda la madera que se pudiere, asi para que el daño sea menor como para que sirva a las obras y reparos que ay que hazer en las defensas de dicho rio.

– Teniendo notizia la Ziudad que Joseph Crespo, maestro de carpintero tablachero de la voca del puente de los Carruajes, y otros han faltado a su obligazion, pues teniendola de acudir cada uno a su puesto en las ocasiones de crecidas del rio no lo ejecutaron en la que sobrevino la noche del dia veinte y seis deste mes, motivo porque tubo gran conozenzia (s) de ynundarse esta poblazion, cometio al Sr Dn Joseph Antonio Rocamora, Rxºr, haga recoger todos los tablachos del Almudi, para que sin continjenzia, esten dispuestos y promptos para servir en las urjenzias que ocurrieren y que en Justizia pida contra dhº Joseph Crespo y demas tablacheros lo que convenga a fin de que queden correxidos, castigados y enmendados para en lo de adelante.

Julio Navarro Carbonell, in memoriam

            Solía concidir con él en reuniones familiares, o en otros lugares comunes. Como no he podido contarle todo esto en persona, lo pongo en el blog.

            Entre 1729 y 1734, el Reino de Murcia experimentó un sin fin de desgracias. Durante el otoño de 1729, sucesivos terremotos sacudieron la Ciudad de Murcia, destruyendo muchas casas. El Ayuntamiento quedó hasta tal punto inservible, que toda la actividad concejil se trasladó a la Casa Contraste. Las sacudidas fueron frecuentes y violentas entre octubre y diciembre. Después los campos sufrieron una enorme sequía que produjo una plaga de langosta. Y entre 1731 y 1733 varias inundaciones asolaron la huerta y parte de la Ciudad.

            Sin embargo, a pesar de estas calamidades, la vida social proseguía su actividad. Teatro, fiestas y toros se ofrecían regularmente.

            Una misión evangélica, a cuya cabeza iba el Padre Calatayud, de la Compañía de Jesús, estuvo predicando en la Ciudad durante la Cuaresma de 1734. El mensaje principal de su discurso era que todos los males que había experimentado la Ciudad y buena parte del Reino provenía de la vida desenfrenada y lujuriosa de sus habitantes, recomendando actos de contrición y arrepentimiento. Y el primer paso era suprimir la representación de comedias, fuente, para el misionero, de todos los pecados:

1734

            Muy Illtre Sr.

            El Pe Pedro de Calatayud, Religioso y Misionero apostolico de la Compañia de JHS, puesto a los pies de V. S. con toda la veneracion y rendimiento, y despues de agradecer  a V. S. el Santo zelo en promover el bien espiritual de la Mision en esta su Republica y sus pias entrañas, en abrigar nuestros sudores (de que vivirá siempre reconocido y obligado), paso a hacer a V. S. la suplica siguiente y es:

            Que a vista del beneficio especial y misericordia con que el Señor ha prevenido en esta mision a su Pueblo, y de lo impresionado en que oy le contemplo para seguir la virtud, se dignase V. S. cerrar para siempre la puerta a las comedias de farsa con el voto de no admitirlas. Los motivos que apoyan mi suplica y el obsequio que en esto haria V. S. a Dios, Nrº Sr, me parecen legitimos y naturales:

            Lo primero por que no se puede negar que las comedias mas trahen de daño y ruina espiritual que de provecho a las Ciudades que si no son ocasion de pecado para todos, lo son para muchos y mas para la edad juvenil y otras edades viciadas a quienes se les brinda el deleite de los sentidos en copa de oro en tal guiso y condimento que suele ser en ellos precursor de el deleyte venereo y libidinoso y obra como el veneno sus efectos; y quando el asistir a ellas no se quiera reconocer o no se tenga por pecado grave (en lo que suspendo mi juicio por el vario modo de opinar los authores) no es facil de escusar de pecado un deleite y diversion como esta en que el exceso del tiempo sacrificado a el, la demasiada immersion y apego de los sentidos, los peligros con otras consequencias y daños que consigo suelen traer a un xptiano (s), le califican disonantes a la razon y ageno a la vida que debe profesar un xptiano.

            Lo segundo por que el considerable dispendio que hace al tiempo que Dios nos dio para el exacto cumplimiento de los oficios, obligaciones y empleos de nrº Estado para llorar sus defectos y practicar virtudes, el descuido de las obligaciones propias, el abandono de la mas exacta educacion y crianza de la familia que hacen los Padres por desfrutar (s) esta diversion, el precio con que se paga que hace falta para la familia o debia reservarse para acallar las deudas, el hambre o necesidad de los pobres, son todos argumentos que el Sr no se complace sino que se desplace y desagrada en esta diversion, y mas quando en ratos de dejaez se hace un olvido total de profesion que hicimos en el bautismo.

            Lo tercero porque guardo a V. S. fuesen motivos prudentes, pios y poderosos para hacer este obsequio y sacrifico al Señor, por sus mismos ojos he visto los daños que repetidas veces han hecho a esta Republica los elementos, la estrechez en que lo ponen y que el agua en esta ultima tribulacion estuvo en el cerco que hizo a la Ciudad, mas alta y lebantada que el suelo de ella, y aunque algunas casas, segun me han asegurado, siendo moralmente necesario su naufragio y cierta su ruina si el Sr, con especial providencia, no la huviera contenido y enfrenado su impetu, y al al ver como su Magd la libró y se ha ha compadecido de ella; en solo esto tiene V. S. motivo bastante para hacer al Sr este obsequio y voto en accion de gracias y para tener propicia su bondad en adelante para esta Republica.

            Lo quarto: Porque esta xptiana accion de V. S, seria un exemplar poderoso para que la imitasen otras Ciudades, abandonando esta diversion cerzenando por este medio los deleites que tanto cunden y extragan la naturaleza humana.

            Lo quinto: Yo no alcanzo inconveniente alguno al momento y consideracion que pueda legitimamente impedir a V. S, (siendo su voluntad) ni privarle de este acto tan heroico como propio de su piedad, ni que pueda contravenir al interes, fueros, esplendor y decoro de V. S.. Veo que en estas cosas de Dios, Nrº Sr, se replica y se nos opone el que es cosa fuerte quitar la libertad y privarse de ver las comedias que muchos no las tienen por malas en sí.

            A que respondo: Lo primero que a ningun vecino del Pueblo se le quita la libertad de oirlas, pues el voto no es de no oir comedias sino de no permitir V. S. que se representen en su Pueblo. Lo segundo: ¿Se puede llamar por ventura falta de libertad aquella en que V. S. tirase unicamente a evitar los peligros de el pecado sin ningun daño acia (s) a sus subditos, antes bien con escusas de gastos y con provecho espiritual que interesan en no participar de semejantes diversiones? Yo no la encuentro. Lo Tercero: No puede V. S, negar que en accion de gracias por la victoria conseguida contra los moros hizo voto de guardar el dia de San Patricio, constandole que el no trabajar en este dia sus vecinos y privarse de el emolumento y producto de su trabajo fue por razon del voto de V. S. privandoles de la libertad de trabajar en este dia, sin que por esto quiera yo calificar la accion de V. S. por agena de la piedad, antes bien la juzgo por muy xptiana, prudente e hija de su piedad, siendo las mismas razones en el voto que V. S. hizo de guardar los dias de San Calixto, Sn Roque y Sn Antonio Abad por la preservacion de la inundacion y de la peste; pues si es cosa pia, loable, y recomendable en V. S. una determinacion en que se priva asi a todos sus subditos de poder trabajar en estos dias, dejandoles obligados debajo de pecado a oir misas en ellos, y sujetos a las penas que por su transgresion en voto, qual es el objeto de mis suplicas, en que a ningun subdito se le obliga en cosa alguna, antes bien se le quita porcion del incentivo al pecado con cerrar la puerta a las comedias y se le abre a cada vno para que no deje el trabajo y ocupacion de su empleo. Vea V. S. si este voto puede de ninguna suerte llamarse nocivo, ni porducir inconveniente alguno legitimo delante de Dios, Nro Sr,.

            En fin, Señor, en la frente de la lumbre natural y syndieresis de la razon registramos grabar la obligacion que ay en todas las cabezas eclesiasticas, politicas o religiosas a procurar quanto es de su parte el mayor bien de sus subditos por esta regla general entre los Theologos y Doctores de toda cabeza, que en fuerza de su empleo tiene obligacion a procurar evitar los desordenes, vicios o escandalos de los Subditos si puede hacerlo comodamente y sin seguirse de ello inconvenientes o daños de consequencia, no ay duda que en no evitarlos ni impedirlos seria culpable hora lo hiciese por reditos o correspondencias humanas hora por algun fin particular y terreno; la experiencia dicta y las conciencias lo consignan que las comedias de farza (s) trahen consigo mucho desorden para muchos, que son incentivo del amor sensual, fomento para varios del deleite y concubiscencia, tanto mayor quanto mas maleada o dispuesta encuentra la completa el genio o lozania de los que la oyen, que en fuerza del incentivo y peligro en que ponen no ay funcion de ellas sin que muchos no se quemen a los menos con el pensamiento; por otra parte es cierto que V. S. como Padre de esta Republica esta obligado a zelar el mayor bien de ella, que con esto solo no quiera admitirlas, las puede impedir quando quisiere sin temor prudente de inconvenientes o daños que por esto se puedan seguir, porque ni tumulto de la plebe ni daño o grabamen del publico o particulares se deben temer ni presumir prudentemente por ello, pues no las ha havido en 20 años que ya no se admiten, y mucho menos quando a nadie se le cierra la puerta para la honesta remision del animo y recreos nada peligrosos. Luego las cabezas no estan libres de no zelar en este punto que no las estimule alguna obligacion de obviar este daño quando sin inconveniente se puede sin que por esto quiera comprehender debajo de esta regla la conducta superior y motivos con que los Soberanos y Parlamentos se goviernan para permitirlas en las Cortes, pues los inconvenientes de marca mayor en las Cortes no suelen militar en Ciudades menores en donde los desordenes son mas facilmente comprehensibles y mas practicables las providencias para su remedio.

            Y de aqui inifiero que el voto de no admitir comedias (suponiendo que V. S. está en su pleno albedrio para hacerle o no hacerle) seria de re honesta, utili et meliori (s), en lo que no ay que dudar. Estos son /o Illtre Sr/ los motivos que me dicta el Señor para depositar esta mi suplica en su pecho y ponerla en mano de su piedad y discreccion, y para persuadirme que el voto de no admitir las comedias sera muy accepto a los ojos de Dios, Nrº Sr., util en lo espiritual y aun en lo temporal a su Pueblo y que nos debia esperanzar en que por este medio su Magd templaria los azotes como a afligido a esta Republica por sus culpas y nos castigara con mano mas blanda y misericordiosa.

            Por tanto ruego humildemente a V. S., en obsequio del Corazon Deifico de JHS, de el de su Purisima Madre, para mayor bien y consuelo de esta Republica, se digne (no hallando delante de Dios inconvenientes insuperables) hacer a su Magd este voto y abrigar esta mi suplica y deseos con que he solicitado el mayor bien de esta amada Republica de V. S., a quien suplico con el mayor rendimiento tenga a bien emplear mi sano deseo de servir a V. S. en quanto sea de su agrado.

              De este Colegio de la Compañia de JHS, Oy 15 de Abril de 1734.

Porches en Santo Domingo para las fiestas de toros

1736 MURCIA

Porches.- Buena parte de las casas que configuraban la plaza de Santo Domingo fueron adornándose con porches, al estilo de las Ciudades castellanas. La arcada construída al nivel de la calzada protegía del sol a los viandantes, mientras que las terrazas eran utilizadas en los días de fiestas por los propietarios, quienes con frecuencia las alquilaban a precios desorbitados. Con el paso del tiempo, el espacio ocupado por los porches se integró en las viviendas allí construídas.

       Viose memorial de Dª Rosa Alvarez, Viuda de Joseph Caro, diciendo que haviendosele quitado parte de las luzes y vistas de su casa que tiene en la plaza del mercado (Santo Domingo) con la conzesion de porches en la suya a Joseph Beltran, pidio a esta ciudad se le conzediese perpetua gracia para que en las corridas de toros pudiese sacar sus balcones como siempre lo havia executado haciendo juego con los porches de dhº Beltran y para atajar su confrontacion y bocacalle que va a Nra Sra de las Merzedes, cuyo reconocimiento se cometio al Sr Dn Luis Menchiron, Rejidor, quien pasó a dhº sitio a ynformarse desta pretension, a que concurrio Pedro Villanueba suponiendo tener privilejio de fabricar balcones en esta bocacalle con una linea diagonal hasta la esquina de las casas que posehe Dn Balthasar Fontes, cuyo hecho careze de toda verdad por no tener tal previlejio mediante allarse la suya fuera de dhª plaza, y que haunque estubiere dentro, solo permitiendoselo V. S., pudiera atajar en su confrontacion la mitad de dhª calle.

            Y concluye suplicando se le conceda dhª gracia y que para berificarse su accion se reconozca por los Behedores, de quien se vio memorial haciendo presente que en dhª bocacalle havia mas tiempo de diez y ocho años hacia balcon con casas ynmediatas a el mercado y donde tienen su vista, y que de hazerlo la dhª Doña Rosa se le quita toda ella sin necesitarla para ver dhªs fiestas por tener en su casa ocho ventanas que dejando sitio para su familia, hermanas y parientes, se alquila en mas de veinte Pesos y que no hera justo se diese lugar a su pretension. Por lo que suplico que atendidas estas zircunstancias se le negare y que como hasta aquí y a mayor abundamiento por esta Ziudad se le permitiese a dhº Villanueba hazer su balcon.

            Y el Sr Dn Luis Menchiron, Rejidor, dixo que en virtud de la comision que se le confirio, pasó al reconcimiento de la pretension de dhª Dª Rosa asistido de Dn Juan Lopez Baeza, Escrivano mayor de Ayuntamiento, con el que concurrieron diferentes personas y el dhº Pedro Villanueba, de cuya diligencia resultó no seguirse perjuicio comun ni particular en sacar desde las ventanas de su casa balcones al nivel del porche que a construido Joseph Beltran la dhª Dª Rosa; y por lo que mira a el que solicita fabricar sobre la bocacalle de la Merzed, se ynformó que desde que Dn Pedro Villanueba posee sus casas, que a tiempo de diez y ocho años lo a executado a vista, ziencia y paciencia de los vecinos ynmediatos sin mezcla de otra persona alguna. Todo lo qual haze presente a la Ziudad para que en su ynteligencia resuelva lo que tubiere por combeniente,

         Y haviendolo oydo y conferido largamente, desde luego en conformidad del manifiesto del dhº Sr conzede lizencia a la dhª Dª Rosa Alvarez, para que pueda construir en las fiestas de toros balcones en las ventanas de su casa, sacandolas al higual de los porches de dhº Joseph Beltran, y la misma lizencia conzede a Pedro Billanueba, para que continue la fabrica del suyo en dhªs fiestas sin ympedimento alguno, uno y otro sin perjuicio de terzero, y Acordo se les de testimonio desta gracia.

 

Casas de Juego

17700812 MURCIA

En la Ciudad de Murcia a doze de Agosto de mil setezientos setenta, El Sr. Dn Juan Antonio de Guemes y Zevallos el Cavallero y Contador Corregidor de esta Ciudad de Murcia, por S. M. : Dijo, que luego que entro a exerzer este empleo, procuro informar de las casas de Juego de Mesas de Trucos Publicas que ay en esta dha Ciudad y de lo que se practica en ellas concursando varias personas, no solo a jugar a este sino es a otros prohibidos de Naipes por Rls Pragmaticas; lo que executan en piezas o quartos separados y ocultos, de que se sigue la perdida de bastantes caudales, escandalo en la republica, ofensas a Dios y destruccion de algunas casas y familias, motibo por que esta Rl Justizia lo ha celado en este año y fulminado su causa a las personas que encontro en dhas Casas de Juego, y aun tiene entendido su Señoria que por la Rl Chanzilleria de Granada se les aperzibio y multo en las costas.

Y siendo combeniente para la quietud publica, observanzia de las Leyes, y cumplimiento del enpleo de su Sriª tomar serias providencias para contener estos exzesos tan perjudiziales al publico:

Mando comparezcan ante su Sriª los sujetos que tienen en sus casas Mesas de Juegos de Trucos y se les haga saber las tengan abiertas en el verano hasta las diez de la noche y en el Ymbierno hasta las nuebe, y en los dias festibos y de prezepto de oir misa no se abran hasta dadas las nuebe de la mañana en todo tiempo del año sin que en las piezas donde estan colocadas dhªs mesas ni en otras haya juego de Naypes, pues se les prohibe enteramente; y contrabiniendo a esta disposicion se les condena desde luego a veinte Ducados de multa, aplicados a penas de Camara y gastos de Justizia y sin perjuizio de prozeder a lo demas que haya lugar por derecho, conforme a las citadas Rls Pragmaticas y prevenciones que se les haya echo por dha Chanzilleria. Y puestas las respectibas notificaciones, se pondra este Auto con los de Buen Gobierno para que obre a su tiempo los efectos que conduzcan.

Y lo firmó.

Juan Antº de Guemes.