Preparativos para el Corpus

Mula, 27 de mayo de 1736
Hasta 1781, la conmemoración del Corpus era la gran fiesta popular. Si bien, los oficios religiosos tenían su relevancia, el desfile de la procesión por las calles organizado por los Concejos y los festejos paralelos atraían a numerosos visitantes.
En las grandes Ciudades en el festejo participaba toda la sociedad. Para hacerse una idea del Corpus en Murcia, imagínese un evento conjunto en que se mezclase el fervor de cualquier procesión de Semana Santa con la vistosidad del bando de la huerta o la locura del Entierro de la Sardina. De hecho, el conocido dragón de este último puede ser herencia de la tarasca, que también era una representación del maligno.
Por el menor presupuesto, en los pequeños Lugares y Villas el protocolo se reducía al montaje de unos pequeños altares y a enrramar y adecentar las calles del recorrido. Conviene mentalizarse que los cascos urbanos de la época se reducían a unas pocas calles sin empedrar en su mayoría. El resto era de tierra sin ni siquiera apisonar. Las fachadas de las casas tampoco estaban cuidadas. Para facilitar el paso, sobretodo de la custodia, en muchos sitios se ponían juncos y aneas, lo que ha evolucionado en los coloridos tapices de serrín o de pétalos que se elaboran en algunos pueblos.  
las calles de los lugares eran similares a las que se pueden ver en algunos pueblos de Castilla
las calles de los lugares eran similares a las que se pueden ver en algunos pueblos de Castilla

Dixeron que en atenzion a que el juebes de esta semana que viene que se contaran 31 del que corre, se zelebra la fiesta y zelebrazion de el dia del Corpus, y para ello esta Villa aze los gastos nezesarios como es costumbre de juncos y ramos y los altares que es estilo azer en los sitios acostumbrados desta Villa por donde tiene la prozesion su carrera; por tanto y para que dhª funzion se aga con toda zelebrazion y se execute sin la menor demora, acordaron que para los gastos que se ofrescan en dhª funzion como en el dia de la octava, se le notifique a Dn Diego Melgarexo y Carreño, nrº Maiordomo, gaste lo nezesario y que se ofresca en cortar los juncos y ramos y en los arrieros que se buscasen para traerlos, como asimismo en los altares que se acostumbran hazer de orden de esta Villa…

Y por este su Auto asi lo acordaron, y friman de sus Mercedes quien save.

Deja un comentario