Una Ermita ¡¡¡Qué lástima!!!

11 de febrero de 1723
50211
Con la inmediata llegada de la Cuaresma, las cofradías y hermandades se afanaban en arreglar los llamados Vía Crucis. En la Ciudad de Murcia hubo cuatro de estos recorridos: en el Malecón, en el barrio de San Juan, en el entorno de Santo Domingo y en los conocidos como Pasos de San Diego o Santiago. No está claro si la denominación de este último se debió a la existencia de una Ermita dedicada al Patrono de España, o bien porque la estrecha senda llevaba al cercano Pago de Santiago y Zaraiche.
Coincidiendo con la reconstrucción de la Iglesia de San Miguel, a principios del siglo XVIII se revitalizaron varias antíguas Cofradías del barrio, como la de Ánimas o la de los Dolores. Sin embargo la más poderosa y la más secreta fue la Cofradía de Santiago de la Espada, que reunía a lo más florido de la sociedad murciana. Fueron los impulsores de la construcción de las Ermitas y capillas del Vía Crucis que transcurría junto a su templo.
La foto que acompaña esta entrada fue tomada ayer, 10 de febrero, y muestra el estado tan deplorable en que se encuentra la primera capilla de este recorrido, que, sin embargo de creencias, es objeto de la simpatía de muchos murcianos. 
Viose memorial de la Hermandad y Cofradia de Nrª Srª de los Dolores y Santos Pasos sita en la Parroquia de Sn Miguel desta Ciudad, en que piden licencia al Cavildo para abrir la pared y tomar sitio, el que sea necesario, para un altar y quadro de la quarta estazion de la Via Cruzis en la Hermita del Sr Santiago, que esta en los Santos Pasos, en considerazion de haver resuelto dhª Cofradia hacer Hermitas o Capillas con sus Altares en todas las estaziones y no haber sitio ni lugar conveniente para la quarta referida si no es en dhª Yglesia o Hermita de San Tiago, en la qual ofrecen dhºs Cofrades obrar a su costa lo que sea necesario para el rompimiento de dhª pered, y para su seguridad y formazion de dhº Altar o capilla para el quadro y poner reja de ierro (s) en la ventana que se abriese, y lo demas que sea necesario para la decencia de dhª hermita y quarta estacion, sirviendose el Cavildo de dar su permiso para ello.

Los postillones hablan:
S. N.- Como supondrás, las cofradías y sus representantes están en otras cosas.
Un tema a debatir: El patrimonio que es privado, /Iglesias, Ermitas, norias, molinos, catedrales/, y necesitan restauración, la ley les obliga a la conservación y mantenimiento. Pues sea, o en su defecto cedan su uso y propiedad a privado.
Atentos al azud, al cequión y a la sardina del puente de Murcia…
M. C.- Enviaré información sobre el Calvario del Malecón, foto incluída.
J. C.- ¡Murcia, que pena me das!

 

Deja un comentario